Campaña del PSOE 'El Gobierno de la gente'

Sánchez y la campaña del “Ave Fénix”

El líder del PSOE vuelve a recurrir a movilizar al partido y a la militancia para remontar las encuestas. Dirigentes más cercanos recuerdan que ya le dieron por acabado políticamente en las primarias del PSOE y rompió todos los pronósticos

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su visita al Centro de Memoria, Paz y Reconciliación en Bogotá

Muchos se tomaron a broma allá por octubre de 2016 cuando Pedro Sánchez anunció que de nuevo iba a coger su viejo “Peugeot 407” para recorrer todos los rincones de España que le fueran posible para acercarse, escuchar y pedir el apoyo de la militancia a su candidatura para volver a la Secretaría General del PSOE.

No había una encuesta interna o externa que le diera la más mínima posibilidad de volver a dirigir Ferraz frente a Susana Díaz, la candidata apoyada por todas las “fuerzas vivas” del PSOE

Y muchos se toman a broma la campaña oficializada este lunes por la Ejecutiva del PSOE, bajo el título “El Gobierno de la gente”, que llevará al líder del partido y presidente del Gobierno a más de treinta actos de aquí a finales de año por toda la geografía española, y al llamamiento que ha hecho a toda la militancia del partido de empezar a moverse.

Ahora, tampoco hay una encuesta externa que le den la más mínima posibilidad de volver a ganar las próximas elecciones generales y continuar cuatro años más como presidente del Gobierno.

Pero Sánchez, y sólo Sánchez, ha tomado la decisión de volver hacer lo que hizo entonces. Tal vez, lo que mejor sabe hacer. Y es que al líder del PSOE nunca le ha cansado el contacto con la gente, pisar territorio, recibir besos, abrazos y hacerse miles de selfies con quien se lo pida. En esto, su capacidad de aguante físico es una virtud y ha habido mítines donde, al finalizar, ha estado más de una hora atendiendo a todas las peticiones de los asistentes.

La campaña quiere movilizar a toda la estructura del partido. Lo que se conoce como la maquinaria del PSOE. Desde los cargos públicos y orgánicos, hasta el último diputado autonómico y provincial, y hasta el último concejal del último pueblo. Y, sobre todo, a esa militancia del PSOE a la que tanto apeló Sánchez para volver a hacerse con las riendas del partido.

Posiblemente sea una primera fase, pero en la cual se culminará la elección de la inmensa mayoría de los candidatos socialistas a las presidencias en aquellas comunidades autónomas donde haya elecciones en mayo de 2023, así como los candidatos o candidatas a las Alcaldías de las poblaciones de más de 50.000 habitantes.

Sánchez quiere levantar los ánimos y, como rezan los propios objetivos de la campaña, explicar lo hecho por el Gobierno en esta legislatura pese a las circunstancias adversas que se han dado en múltiples frentes.

A nivel interno, el PSOE está tranquilo. Y Sánchez puede ser uno de los secretarios generales con más poder interno, por lo que no se prevén disputas orgánicas. Pero, a nivel de ánimos y tras las sucesivas derrotas electorales -Madrid, Castilla y León y Andalucía- en las filas del PSOE cunde el pesimismo y el convencimiento de un cambio de ciclo político, según apuntan algunos dirigentes. Y es lo que pretende cambiar Sánchez.

Fuentes cercanas al presidente del Gobierno precisaron que no encuentran en la militancia desánimo, sino desconexión; por lo que creen que hay que activar a las bases del partido y combatir los mensajes negativos que llegan.

Sánchez va a hacer lo mismo que ha hecho siempre y lo que ya hizo en aquellas primarias. Recorrer toda España, explicar su acción de Gobierno y en primera persona. Y tiene la capacidad y el relato para hacerlo”, afirmó un destacado dirigente socialista consultado por República.com.

Las encuestas

El equipo cercano a Sánchez no quiere arremeter contra todas las encuestas que dan cada vez mayor distancia al PP de Alberto Núñez Feijóo frente al PSOE, y que en su mayoría no otorgan la más mínima posibilidad a Sánchez de ganar las elecciones, ni de poder volver a reeditar un investidura con el apoyo de Unidas Podemos y del actual bloque de la investidura.

Pero sí precisan que aún resta mucho tiempo para las elecciones -nueve meses para las municipales y autonómicas; y casi año y medio para las generales- y hay una plena confianza en que la ciudadanía terminará valorando la acción del Gobierno en circunstancias muy complicadas. “Ese es el relato. El Gobierno no ha dejado sola a la gente. Y tarde o temprano se verá, y más cuando llegue el momento de votar”, afirma un gran conocedor sociólogo y politólogo cercano al Ejecutivo.

Por ello, algunos de quienes estuvieron cerca de Sánchez en aquellas primarias del PSOE que arrancaron en octubre de 2016 ven claros paralelismos con la actual situación. “Entonces”, recuerdan, “también lo dieron por muerto políticamente. Y no fue así, y aquella campaña con aquel “Peugeot 407” fue el resurgir de las cenizas de aquel 1 de octubre”. Como el Ave Fénix.

Sobre el autor de esta publicación

Manuel Sánchez | Corresponsal Político

Manuel Sánchez (Cáceres, 1967) es periodista y escritor. Trabajó 22 años en el diario EL MUNDO, primero en información judicial y desde el año 2000 se especializó en información política sobre el PSOE y el Gobierno. Tras un año en eldiario.es, de 2014 a 2021 estuvo en el área política de Publico.es. Es autor de los libros: "Las noticias están en los bares" y "Yolanda Díaz, la dama roja".