Biden pacta con Sánchez aumentar el número de destructores en Rota: "España es un aliado indispensable"

Los dos mandatarios acuerdan una cooperación permanente frente a la migración irregular en el norte de África

Pedro Sánchez y Joe Biden

EFESánchez y Biden

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha afirmado este martes que España es "un aliado indispensable" dentro de la OTAN y que la cumbre de la Alianza Atlántica que se celebra esta semana en Madrid será "verdaderamente histórica" en un momento clave, ante la invasión rusa de Ucrania. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez y su homólogo estadounidense han acordado, en una reunión en el Palacio de la Moncloa, cooperar permanentemente para hacer frente a la inmigración irregular en el norte de África y un aumento de los destructores de EEUU en la base naval de Rota, que pasarán de cuatro a seis, para reforzar la presencia militar de su país y de la OTAN en la zona.

Biden ha ofrecido una comparecencia sin preguntas junto a Sánchez, en el Palacio de la Moncloa, después de reunirse durante cerca de una hora.

El mandatario, quien ha calificado de "muy cálida" la conversación con Sánchez, ha recordado el 40 aniversario de la adhesión de España a la OTAN, lo que hizo que se convirtiera en "un aliado indispensable". "Y hoy estamos juntos para defender nuestra seguridad compartida y enfatizarla, fortaleciendo nuestra alianza transatlántica y respondiendo al reto que afrontamos hoy", ha dicho Biden.

En ese sentido, el mandatario estadounidense ha resaltado que el momento actual es clave por la invasión rusa de Ucrania, que ha "sacudido" la paz en Europea y las reglas desde la II Guerra Mundial. "Estamos unidos para apoyar a Ucrania y mejorar nuestras propias capacidades de disuasión y defensa", ha apuntado Biden, quien ha agregado que desde el comienzo de la guerra en Ucrania EEUU ha consolidado su postura de fuerza en Europa y respondido al nuevo ambiente de seguridad.

Ambos presidentes han acordado este martes trabajar juntos para que Rusia "rinda cuentas" por la invasión de Ucrania y la violación del derecho internacional con los ataques a civiles y han "animado" a China a cumplir con sus compromisos dentro del orden internacional basado en reglas.

El presidente de EEUU ha dado, además, también la bienvenida a los pasos adoptados por España en solidaridad con los aliados, incluido el envío de "capacidades" a Letonia.

Biden ha agregado que la OTAN está fortaleciendo su postura contra las amenazas que vienen del este y los restos del sur. "La OTAN está centrada en todos los dominios de todas las direcciones, tierra, aire y mar", ha dicho.

Biden ha añadido que también ha conversado con Sánchez sobre cómo EEUU, España y otros aliados van a mantener el envío de armamento y equipos a Ucrania.

Ha agradecido a España el apoyo mostrado con la acogida de 140.00 refugiados ucranianos: "Es un notable testimonio de su gente, es un testimonio del espíritu de determinación de los españoles".

Sánchez y Biden han renovado este martes las bases de su relación bilateral en materia de defensa, seguridad, derechos humanos, igualdad de género, inmigración, cambio climático o energía y cooperación científica, entre otros asuntos. En una declaración conjunta sellada por ambos mandatarios en una reunión en el Palacio de la Moncloa, se resalta la relación sólida entre ambos países, socios estratégicos y aliados a quienes unen fuertes raíces históricas.

"Estoy particularmente satisfecho de la nueva declaración conjunta entre España y Estados Unidos que va a actualizar y en consecuencia va a fortalecer las relaciones entre los dos países", ha remarcado Sánchez a los medios en presencia de Biden.

Inmigración irregular y la base de Rota

Según recoge la declaración conjunta acordada por ambos países tras la reunión, España y Estados Unidos reconocen "la importancia de una cooperación permanente en respuesta a los retos de la migración irregular en la región del norte de África".

Además ambos países han dejado por escrito su intención de colaborar en un enfoque integral para la gestión de los flujos migratorios irregulares "que garantice un trato justo y humano de los migrantes", señala el texto. En este sentido los dos países han acordado coordinar esfuerzos para abordar las causas fundamentales de la migración irregular y trabajar para fortalecer las vías legales con especial énfasis en los países de América Latina y el Caribe.

Un compromiso en medio de la polémica por la actuación de la Gendarmería marroquí frente a los migrantes subsaharianos que el pasado viernes asaltaron la valla de Melilla y que ha provocado la muerte de una treintena de personas.

Además, Biden comunicó al presidente del Gobierno español un aumento de los destructores en la base naval de Rota, que pasarán de cuatro a seis, para reforzar la presencia militar de su país y de la OTAN en la zona. La medida permitirá aumentar la presencia marítima de EEUU y de la OTAN en todos los dominios marítimos relevantes y que forma parte de una serie de anuncios que EE.UU. llevará a cabo, mañana, miércoles, en la cumbre.

EEUU ya anunció en marzo que la base naval de Rota estaba lista para acoger otros dos barcos destructores más, aparte de los cuatro que se encuentran actualmente en ella.

El principal comandante militar de la OTAN y jefe del Comando Europeo de EEUU (EUCOM), general Tod Wolters, señaló que la infraestructura estaba ya preparada para acoger esos dos destructores en una comparecencia ante el Comité de Servicios Armados del Senado de EEUU para dar explicaciones sobre las medidas adoptadas frente a la invasión rusa de Ucrania.

Actualmente, en Rota se encuentran los destructores estadounidenses USS Arleigh Burke, USS Ross, USS Porter, and USS Roosevelt.

La petición estadounidense tiene que pasar ahora por la mesa del Consejo de Ministros ya que supone una modificación del Convenio de Cooperación para la Defensa entre Estados Unidos y España firmado en 1988. Una vez que sea aprobado por el Gobierno, según han confirmado fuentes de Moncloa, debe pasar por el Parlamento para recibir el aval correspondiente.

El Gobierno resalta que el incremento en el número de destructores estadounidenses contribuirá a uno de los objetivos de España en la cumbre de la OTAN, que se preste especial atención al flanco sur de la Alianza.

Dos encuentros con Felipe VI

Tras el encuentro en Moncloa, Biden se ha trasladado al Palacio Real, donde ha subrayado junto a Felipe VI la importancia en el contexto actual de la unidad y de defender la democracia y la libertad antes de reunirse.

Don Felipe ha subrayado la importancia de la cumbre de la OTAN y en particular que los aliados "muestren unidad y determinación para defender nuestra libertad y nuestros valores democráticos". "Tenemos que estar juntos, la unidad es importante", ha defendido a su vez el presidente estadounidense, que ha apostado por "demostrar la fortaleza de las democracias en el segundo cuarto del siglo XXI".

Biden ha subrayado que hay un enfrentamiento "entre autocracias y democracias y tenemos que vencer". "Estoy convencido de que con vuestra ayuda lo haremos", ha aseverado el mandatario estadounidense.

Felipe VI ha asegurado que Estados Unidos es “una gran nación” y país “aliado y amigo” con el que España mantiene una “sincera” amistad, y ha expresado el deseo de seguir fortaleciendo la relación entre ambos países

A continuación, Don Felipe y Biden han mantenido un breve encuentro bilateral en la Cámara Oficial, de algo menos de media hora, en el que han estado presentes el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, y el secretario de Estado, Antony Blinken.

Horas antes, el Rey ha recibido a Biden a su llegada a la base aérea de Torrejón de Ardoz tras aterrizar a bordo del Air Force One. El avión del presidente de EEUU ha aterrizado a las 15:04 horas procedente de Alemania, donde Biden ha asistido a la reunión del G-7, aunque ha abandonado la cumbre antes de lo previsto por el mal tiempo en aquella zona.

En la base área le ha recibido Felipe VI, así como el ministro de Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares, la ministra de Defensa, Margarita Robles, y la embajadora estadounidense en el país, Julissa Reynoso.

Sobre el autor de esta publicación