El PSOE arranca su 40 Congreso con una "foto de unidad" de Sánchez con sus barones y ministros

El PSOE ha escenificado unidad en la apertura del 40 Congreso Federal, que ha arrancado este viernes en Valencia con una fotografía de familia del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, junto a los ministros y barones socialistas y con la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, como invitada estrella. Será un Congreso plácido para Pedro Sánchez, que lo ha calificado como un cónclave de "unidad" y de la "socialdemocracia". Una imagen símbolo de un partido unido que ha sanado sus heridas tras la grave crisis interna de 2016 y que llega además a este Congreso con el aval de gobernar en coalición con Unidas Podemos, presidir nueve comunidades autónomas y cogobernar en otras dos.

Sánchez unidad congreso PSOE

40 Congreso Federal PSOE

Sánchez unidad congreso PSOE

Sánchez se ha hecho una fotografía con los ministros y barones socialistas en el primer día del 40 Congreso Federal del PSOE en Valencia, que ha definido como el cónclave de la "unidad" y la "socialdemocracia". Esta fotografía ha sido la imagen de arranque del Congreso, que será inaugurado oficialmente el sábado.

En ella Sánchez ha estado acompañado por todos los ministros socialistas del Gobierno excepto la de Defensa, Margarita Robles, que por motivos de agenda no puede asistir hasta el domingo, día de clausura.

También estaban en la foto los presidentes autonómicos y secretarios generales socialistas, así como miembros de la actual Ejecutiva, como la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, y la alcaldesa de París y candidata socialista a la Presidencia de Francia, Anne Hidalgo, que ha acudido como invitada, entre otros.

Antes de la foto, ministros, 'barones' y dirigentes de todas las federaciones han podido charlar un rato entre ellos en la zona que el PSOE ha habilitado a la entrada de la feria, con 'foodtrucks' y cafetería, al lado de un escenario en el que se celebrarán conciertos este viernes y sábado por la noche.

Este cónclave, que los propios socialistas han bautizado como "el Congreso de la unidad", tiene como objetivo "ponerle las pilas" a la organización para afrontar la recuperación tras la pandemia y el próximo ciclo electoral. Y en concreto, los más de 1.000 delegados deben renovar los postulados socialistas y la dirección.

"Unidad, la palabra más repetida"

En una charla informal con periodistas tras la fotografía, el presidente del Gobierno y secretario general de los socialistas ha manifestado su alegría por este Congreso, que ha calificado como el cónclave de "la unidad y la socialdemocracia". También ha comentado que el jueves estuvo en Cuacos de Yuste (Cáceres) con la canciller alemana saliente, Angela Merkel, que recibió el XIV Premio Europeo Carlos V de manos de Felipe VI como reconocimiento a su compromiso con la UE. Según Sánchez, Merkel le comentó que en España tendríamos que estar satisfechos por la buena evolución de los datos de la pandemia.

La palabra 'unidad' ha estado en boca de casi todos los participantes, como la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra; el secretario de Organización, Santos Cerdán, y el presidente valenciano, Ximo Puig, que han dado un paseo juntos por las instalaciones de Feria Valencia antes de la foto de familia. Puig ha sido elegido presidente de un Congreso que, según Lastra, servirá también para "marcar el futuro del país".

La única sombra que ha planeado sobre los socialistas ha sido la encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas difundida este viernes, en la que el PP ha recortado su distancia en casi tres puntos hasta los 6,4 de diferencia. "Las encuestas reflejan un momento puntual.  El PSOE sigue aventajando al PP en seis puntos", ha comentado Sánchez, restando importancia a este asunto.

El primer día del Congreso ha tenido un tono festivo, con mucha celebración y elogios mutuos entre los asistentes, como los que ha lanzado Anne Hidalgo al presidente del Gobierno, a quien considera un ejemplo para el progresismo europeo. "Estoy aquí para aprender, tomar ánimo y energía y llevarla a mi país", ha dicho. Por su parte, Sánchez le ha dado la enhorabuena por su elección como candidata: "Tu proyecto socialdemócrata impulsará también la unión y la solidaridad en la UE. Es un placer poder contar contigo en este Congreso", ha escrito en Twitter.

Un Congreso muy diferente al del 2017

Será un Congreso sin grandes sorpresas y muy distinto al anterior, en 2017, cuando Sánchez fue elegido secretario general del PSOE tras su abrupta salida del partido, al vencer en las primarias a sus dos adversarios: Susana Díaz y Patxi López.

En esta ocasión Sánchez ha renovado su liderazgo en el PSOE sin necesidad de votación, al no contar con rivales, y tendrá además en el Congreso el respaldo de los expresidentes José Luis Rodríguez Zapatero y Felipe González, crítico con decisiones del Ejecutivo como los indultos a los líderes independentistas del 'procés'.

Prueba del momento dulce que vive Sánchez dentro del partido ha sido el calor con el que le han recibido muchos de los asistentes al Congreso, que han hecho cola para fotografiarse con él tras la primera conferencia de la tarde.

La gran incógnita del cónclave es la composición de la nueva Ejecutiva, que según ha adelantado Sánchez será de "renovación generacional", "femenina", "municipalista" e incorporará la "realidad de la inmigración", mientras que Lastra ha dicho que no es "descartable" que entren ministros. Además del secretario general, ya ha trascendido que seguirán en la Ejecutiva Lastra, Cerdán y Cristina Narbona como presidenta del partido.

Por otro lado, el alcalde de Sevilla y secretario general del PSOE en Andalucía, Juan Espadas, dirigirá el Consejo Político Federal del PSOE en lugar del presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, que pasará a formar parte de la Ejecutiva como secretario de área de Política Autonómica. Para ello, el PSOE modificará los estatutos del partido, que impiden que los barones socialistas formen parte de la dirección federal.

La directora adjunta del Gabinete de Pedro Sánchez, Llanos Castellanos, es otro de los nuevos nombres de la Ejecutiva, en la que seguirán aunque con nuevos cargos el vicepresidente primero del Congreso, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, y el delegado del Gobierno en Castilla y León, Javier Izquierdo.

El sábado será la inauguración oficial del Congreso, donde se debatirán asuntos como el traslado de algunos organismos a distintas ciudades del país, el modelo de Estado, la investigación del rey emérito o la sustitución del término 'género' por 'sexo', que figuran entre las 10.485 enmiendas presentadas a la ponencia.

Sobre el autor de esta publicación