Posible crisis de Gobierno

Sánchez puede estar preparando una crisis de Gobierno aunque lo desmienta porque nunca dice la verdad

Para remodelar y reducir su actual Ejecutivo Sánchez necesitará un nuevo acuerdo con Podemos

Reunión del Consejo de Ministros del 1 de agosto

MONCLOAReunión del Consejo de Ministros del 1 de agosto

El presidente del Gobierno Pedro Sánchez ha nombrado 43 ministros desde que llegó al poder en Junio de 2018, todo un récord en la Transición y aún puede que pronto nombre nuevos ministros antes del final de la legislatura si se confirma una nueva remodelación del Ejecutivo. 

La que el presidente se ha apresurado a desmentir diciendo que se trata de 'intoxicaciones’ que fue más o menos lo que dijo en julio del pasado año poco antes de cambiara a varios ministros. Lo que sí puede que ahora haya ocurrido es que Podemos haya puesto pies ‘en pared’ y se haya negado a perder ministerios en medio de un reajuste general.

Pero lo cierto es la que el presidente podría estar preparando para finales de este mes o primeros de septiembre una remodelación de Gobierno con el objetivo de agrupar carteras y de reducir el tamaño del Ejecutivo y de paso para preparar las elecciones municipales de 2023. 

Lo que de confirmarse, y con vistas a un duro otoño económico y social, se consideraría un gesto de ‘austeridad’ y de reducción del gasto público con el que Sánchez, que acaba de reformar la cúpula del PSOE, pretendería dar un nuevo impulso a la deteriorada imagen del PSOE y de su Presidencia que se registra en las últimas encuestas electorales. 

Y a la vez Sánchez podría nombrar a alguno de sus ministros más notorios candidatos a las alcaldías de importantes en ciudades como Madrid en pos del tiempo electoral que se abre en los comicios municipales y autonómicos de la primavera de 2023.

Pero si hay reducción de ministerios para ello Sánchez deberá contar con la aprobación de Podemos que también se vería afectado con la pérdida de algunos de las cinco ‘carteras’ que cuenta en el actual macro Gobierno de Sánchez. 

No en vano algunos departamentos como los de Consumo y Universidades carecen de contenido, así como los de Transportes, Ciencia e Innovación. Y también cabe imaginar que tres vicepresidencias son excesivas, aunque la de Yolanda Díaz parece intocable, y parece lógico que los departamentos de Industria, Comercio y Seguridad Social podrían fusionar competencias.

Veremos que pasa pero está claro que la tendencia electoral que se deriva de las encuestas y que afecta tanto al PSOE como a UP, en el beneficio del PP, empieza a ser más que preocupante para Sánchez y para el PSOE. Un partido que ya está en ‘modo electoral’ y preparándose para nombrar a sus candidatos en las elecciones autonómicas y municipales de la primavera de 2023 pero a sabiendas de que el PP está bien implantado en la vida local y regional. 

También en UP existe la mayor inquietud de cara a la cita electoral de mayo de 2023, empezando por la tensión existente entre los dirigentes de UP y Yolanda Díaz, la que ha renunciado a presentar su plataforma ‘Sumar’ en los comicios locales y regionales de la próxima primavera.

Donde parece difícil que IU y Podemos puedan repetir su alianza electoral bajo las siglas de UP, una vez que IU parece más fuerte en los municipios y que Podemos está mejor en algún espacio regional , salvo en Madrid, de las 13 Comunidades Autónomas que van a entrar en juego electoral.

Y vamos a ver si la pretendida y por confirmar remodelación del Gobierno no acaba empeorando la relación de Yolanda Díaz e IU con Pablo Iglesias y UP. Una relación plagada de desencuentros políticos y personales que, lejos de apaciguarse da la impresión que va a ir a peor. Sobre todo cuando llegue el momento de redactar las listas electorales como lo vimos en Andalucía unos meses atrás.