Sánchez no cambiará el Gobierno ni la Ley del ‘sí es sí’ hasta que el Senado le apruebe los PGE de 2023

Mientras tanto Sánchez acelera la eliminación del delito la sedición para cumplir con ERC el pago de sus votos favorables a los PGE

Sánchez no cambiará el Gobierno ni la Ley del ‘sí es sí’ hasta que el Senado le apruebe los PGE de 2023

Irene Montero, Pedro Sánchez, Yolanda Díaz

Trece violadores en libertad y cerca de 50 delincuentes sexuales que han recibido beneficios penitenciarios es el dramático balance que tenemos, hasta el momento, por causa los efectos perniciosos que provoca, desde que entró en vigor, la chapucera Ley del ‘sí es si’ de la ministra Montero.

La que se niega a reconocer sus errores y se opone a la reforma urgente de la Ley. Lo que es un clamor en toda España pero a lo que se resiste ella y de manera incomprensible Pedro Sánchez por temor a la ruptura del Gobierno, antes de fin de año.

Mismo motivo por el que el presidente acelera de escandalosa manera la liquidación del delito de sedición en el Código Penal, tal y como se lo prometió a ERC. Y para evitar cualquier problema con los PGE de 2023 durante el trámite del Senado que debería de aprobar los Presupuestos del año 2023 el próximo el próximo día 20.

Lo que en principio parece bastante probable pero no seguro porque el PSOE tiene en la Cámara Alta 93 senadores y la mayoría son 105. De ahí que el presidente ande con pies de plomo, acelere el fin de la sedición y aplace hasta el año próximo la reforma de la Ley de Montero.

Una ministra de Igualdad que está desquiciada y se dedica a insultar a los jueces (a los que llama ‘machistas’) y a los partidos de la oposición llegando a decir que el PP ‘promueve la cultura de la violación’. Cuando lo cierto es que quien está favoreciendo a los delincuentes sexuales son ella y Sánchez al no reformar por vía de urgencia la demencial Ley de Montero.

Lo que no parece que vaya a ocurrir hasta finales de enero o primeros de febrero con lo que es muy probable que el número de los delincuentes sexuales que se beneficiaran de la chapuza Montero supere, en fecha no lejana, el centenar.

Abriendo una brecha definitiva entre las feministas del PSOE y Montero, lo que también tendrá consecuencias en el proyecto de Ley Trans que incluye errores garrafales de Montero que la ministra también se niega a rectificar.

Una situación que solo tiene un responsable: el presidente Sánchez que debió de haber cesado de manera fulminante a la ministra Montero y puesto en marcha la reforma urgente de su nefasta Ley del ‘sí es sí’ y la Ley Trans.

Un Sánchez que tiene pendiente la crisis del Gobierno para lanzar pronto a las elecciones autonómicas de Canarias y municipales de Madrid dos de sus ministras, Darias y Reyes Maroto respectivamente. Aunque en esta crisis se podrían incluir los ceses de los ministros Marlaska e I. Montero. Sobre todo si Sánchez decide que ya ha llegado la hora de romper con UP de cara a las elecciones regionales y locales del 28 de mayo.

Pedro Sánchez apuesta por Yolanda Díaz

Y especialmente si Pedro Sánchez decide romper definitivamente con Pablo Iglesias que es quien sigue mandando en UP para apostar Sánchez a fondo por Yolanda Díaz como la líder de la izquierda extrema y radical. Dejando así abandonados y a su suerte a la pareja Iglesias-Montero.

Los que en los últimos meses ha sufrido desde UP un gran desgaste político y electoral, y especialmente desde que Iglesias, que se huele la apuesta de Sánchez por Díaz, se lanzó a insultar a la vicepresidenta Yolanda a la que llegó a llamar ‘miserable, cobarde y estúpida’.

Lo que revela que Iglesias, como su esposa Montero, están desquiciados y van por ahí lanzando insultos y dando gritos (puede que pronto también en contra de Sánchez) lo que son síntomas del desvarío político y mental que sufre esta pintoresca pareja. La que de un tiempo a esta parte va de mal en peor y camino de llevar a UP hacia su auto destrucción total.