Reforma del Código Penal

Sánchez, abierto a reformar el delito de malversación sin que afecte a la corrupción

El presidente se muestra dispuesto a retocar "técnicamente" la ley del 'solo sí es sí'

Sánchez, abierto a reformar el delito de malversación sin que afecte a la corrupción

EFEEl presidente del Gobierno, Pedro Sánchez se dirige a los medios de comunicación tras asistir al acto institucional del Día de la Constitución

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no ha descartado este martes que se pueda reformar el delito de malversación, pero ha dejado claro que en cualquier caso no habrá ningún retroceso en la lucha contra la corrupción.

Sánchez se ha referido a la posibilidad de modificar ese delito en el marco del debate parlamentario sobre la eliminación del delito de sedición en una conversación informal con los periodistas durante la recepción del Congreso con motivo del Día de la Constitución.

Ante la posibilidad de que ERC aproveche la tramitación de la eliminación de la sedición para pedir también que se modifique la malversación, ha insistido en el argumento del Gobierno y del PSOE de que es necesario esperar a que se presenten las enmiendas y el grupo parlamentario socialista las estudie.

Ha recordado que será el próximo viernes cuando finalice el plazo de presentación de las propuestas de modificación y que será entonces cuando se sabrá si ERC presenta alguna en ese sentido o no.

A la espera de ese momento, lo que ha recalcado el presidente del Gobierno es que no habrá en la tramitación parlamentaria ningún retroceso en las medidas de lucha contra la corrupción política ni en las penas asociadas a ella.

Al plantearle si podría haber alguna modificación de la malversación que beneficiara al expresidente andaluz José Antonio Griñán, ha reiterado sus argumentos y ha dicho que creía haber sido suficientemente claro garantizando que no se retrocedería en la lucha anticorrupción.

Sánchez sí ha avanzado que el grupo socialista presentará también enmiendas el viernes ante la reforma del Código Penal por el delito de sedición, pero no ha ofrecido ningún detalle de las mismas y ha emplazado a ese día para conocer su contenido.

Además, ha defendido el derecho comparado, algo en lo que han insistido otras fuentes del Gobierno que han citado en concreto los códigos penales de Francia, Alemania, Italia o Portugal. En cualquier caso, estas fuentes han garantizado que los cambios que pueda haber no serían "un coladero"

Para diferenciar lo que es corrupción y lo que no lo es contrastan la situación del extesorero del PP Luis Bárcenas con la de un alcalde que recibe fondos europeos para digitalizar el ayuntamiento y que los destina a pagar nóminas porque no tiene otros recursos para ello. Este último caso no sería corrupción, señalan las fuentes, que subrayan que si saliera adelante alguna modificación de la malversación, no afectaría a la situación de Griñán.

Otras fuentes del Ejecutivo consideran que sería muy complejo reformar el delito de malversación sin que afecte a casos de corrupción, pero resaltan que lo primero que habría que hacer es hablar con expertos.

El presidente del Gobierno ha vuelto a defender las decisiones que ha ido adoptando a lo largo de la legislatura para rebajar la tensión en Cataluña como los indultos concedidos a los líderes independentistas del procés.

Cree que esa política ha contribuido a estabilizar lo que considera una de las mayores crisis de la democracia, y con la eliminación de la sedición opina que se va a abrir definitivamente una nueva etapa en Cataluña en la que va a primar la política. Por ello está convencido de que la normalización y estabilización de Cataluña será un activo de su Gobierno.

La ley del 'solo sí es sí'

Por otro lado, el presidente del Gobierno se ha mostrado abierto a retocar "técnicamente" la Ley de Garantía de la Libertad Sexual, más conocida como la 'ley del solo sí es sí', aunque primero ha pedido esperar al pronunciamiento del Tribunal Supremo para unificar doctrina en su aplicación.

Sánchez ha defendido una ley que es buena desde el punto de vista político, pero ha incidido en que "si hay que hacer algún retoque técnico" se mirará.

De hecho, la ministra de Justicia, Pilar Llop, ha reiterado en otra charla distendida con algunos medios de comunicación que debería valorarse un ajuste ya que no se puede esperar a que el Supremo falle todos los casos que tiene pendiente.

Fuentes del Ministerio han incidido posteriormente a que estos retoques no suponen "cargar" contra la ley, que es necesaria y muy importante, "pero el ajuste también lo es".

Han indicado que el retoque se podría hacer a través de una enmienda a algunos de los proyectos de ley de Justicia que actualmente se tramitan en el Congreso. En este sentido la Ley de Eficiencia Digital del Servicio Público de Justicia se encuentra en plazo de enmiendas y su plazo de registro vence el 14 de diciembre.

Por otra parte, Justicia comparte el criterio de la Fiscalía General del Estado que insta a oponerse a la rebaja de penas siempre que la condena que se impusiera en su día figure en el rango de penas establecido para ese delito en el Código Penal actual, reformado con la entrada en vigor de la Ley de Garantía Integral de la Libertad Sexual.

Eso sí, en el Ministerio son muy críticos ante la primera reacción de Podemos atacando a los jueces y que coincidió precisamente cuando la ministra estaba enferma de Covid al tiempo que reconocen un fallo de comunicación