En Moncloa

Sánchez juega una partida con la ajedrecista iraní que desafió al régimen al competir sin velo

Sara Khadem, de 25 años, fijó su residencia en España ante las amenazas a su vida por mostrar su apoyo a las protestas por la muerte de Mahsa Amini

Sánchez juega una partida con la ajedrecista iraní que desafió al régimen al competir sin velo

MONCLOAEl presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, disputa una partida de ajedrez con la iraní Sara Khadem.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha recibido este miércoles en el Palacio de la Moncloa a la ajedrecista iraní Sara Khadem, que compitió sin velo en el último mundial de este deporte que se celebró en Kazajistán, y ha disputado con ella una partida.

Khadem, de 25 años, participó sin velo en ese campeonato mundial de diciembre en protesta por la muerte en Irán bajo custodia policial de la joven kurda Mahsa Amini, a la que habían detenido por llevar mal puesto el velo.

A consecuencia de esa protesta, la ajedrecista, que tiene la categoría de Gran Maestra, consciente del peligro que corría cuando concluyera el torneo, decidió no volver ante posibles represalias y residir en España junto a su marido y su bebé.

La Federación de ajedrez de la República Islámica de Irán mostró entonces su sorpresa y calificó de "inesperada" la decisión de Sara Khadem de competir sin velo, un gesto que se ha interpretado como un apoyo tácito a las protestas. Su presidente, Hasan Tamini, afirmó que "no esperábamos" que ésta ajedrecista se quitase el velo "porque había participado en torneos anteriores cumpliendo las leyes" del país, informó la agencia local iraní de noticias Fars. Tamini indicó asimismo que Khadem no asistió a través de la federación a ese campeonato, sino "de modo independiente" y sin velo.

No era la primera vez que una ajedrecista decide competir sin el velo obligatorio. Ya en 2020 la Federación iraní expulsó a la veterana Mitra Hejazipour por asistir al campeonato de ajedrez rápido en Moscú sin el hiyab.

Sánchez ha querido expresarle este miércoles personalmente su apoyo en una reunión que han mantenido en Moncloa.

"Cuánto he aprendido hoy de una mujer que me inspira, la Gran Maestra Femenina de ajedrez Sara Khadem. Todo mi apoyo a las mujeres deportistas. Vuestro ejemplo contribuye a un mundo mejor", ha escrito el presidente del Gobierno en las redes sociales.

Además de conversar sobre la situación de la deportista iraní, Sánchez y Khadem, según se observa en las imágenes del encuentro, han disputado una partida entre comentarios sobre diversos movimientos de las piezas en el tablero.

Irán vive protestas antigubernamentales y en contra de las normas religiosas islámicas desde mediados de septiembre, tras la muerte bajo custodia policial de una joven kurda llamada Mahsa Amini, a la que habían detenido por llevar mal puesto el velo.

La legislación de Irán obliga a llevar el velo a todas las mujeres, incluidas las deportistas en las competiciones internacionales. Desde que comenzaron las protestas, varias deportistas iraníes como muestra de apoyo se han presentado sin el velo islámico en competiciones en otros países, como fue el caso de Elnaz Rekabí, escaladora que escaló sin velo el pasado mes de octubre.

De hecho, varios medios informaron a principios de mes que la casa del hermano de Elnaz Rekabi fue derribada por funcionarios del régimen como posible represalia a su desafío. La cadena CNN publicó algunas imágenes de la destrucción, "con las medallas entre los escombros".