Sánchez avisa al PP: ‘prepárense a una larga legislatura’; y Abascal anuncia moción de censura

El presidente del Gobierno Pedro Sánchez está eufórico con el resultado de la cumbre europea de Bruselas y ayer llenó, rompiendo las normas para las distancias preventivas acordadas por los portavoces del Congreso, todos los escaños de la bancada socialista para ser masivamente aplaudido en la Cámara, porque a Sánchez ahora le gusta y mucho que le aplaudan.

sanchez grande

Como ocurrió ayer en el debate del Congreso donde el Presidente presentó los resultados del Consejo Europeo de Bruselas como un gran éxito de su Gobierno y de su capacidad personal de mediación en la UE.

Y ya subido en la tribuna arremetió contra las críticas de un Pablo Casado desvaído al que Sánchez acusó de haber actuado en contra de los intereses de España en Europa, le pidió que llegue a acuerdos con el Gobierno como ocurre en la UE, a lo que Casado respondió pidiendo a Sánchez que rompa con UP y que actúe con ‘más humildad y menos arrogancia’.

Y al final del debate Sánchez volvió a sacar pecho y le advirtió a Casado en tono desafiante: ‘prepárense para una larga y fructífera legislatura’.

Dando así Sánchez por hecho que pronto solucionará los Presupuestos de 2021 con Cs o con ERC (según Rufián será con Cs) y que con ello logrará la estabilidad del Gobierno.

Y ya puesto a pavonearse Sánchez reiteró a los presidentes vasco y catalán, Urkullu y Torra -lo que también ha hecho por escrito en sendas cartas- que deberán acudir a la cumbre autonómica del 31 de julio en San Millán de la Cogolla, insinuando que si no lo hacen su opinión no contará a la hora de los repartos de los fondos de la UE.

Sobre la crisis sanitaria Sánchez no dijo nada nuevo, ni aceptó la propuesta de Casado de una reforma legal para evitar más ‘estados de alarma’ a la vez que negaba una nueva oleada del virus.

En cuanto a las advertencias de Casado sobre las reformas que a España le va a exigir la UE Sánchez responde que su programa gusta en la UE, y no entró a valorar si las ayudas europeas son un ‘rescate’ como dicen desde la oposición.

Y todo ello mientras le presidenta de Madrid Isabel Ayuso se volvía a enredar con la epidemia, con más rebrotes en la CAM y la absurda cartilla de control de los que pasaron el virus que no sirve para nada. Así lo han reconocido el ministro Salvador Illa de Sanidad y el vicepresidente madrileño Aguado con lo que Ayuso que ha vuelto a quedar en ridículo.

Sánchez se pasa de euforia y Casado de tristeza y además en el debate de ayer el protagonismo de la Oposición se lo llevó el líder de Vox, Santiago Abascal, que anunció que su partido presentará en septiembre una moción de censura contra Sánchez ‘para evitar que Sánchez lleve España a la ruina y a la muerte’, dijo Abascal quien desde la tribuna pidió el apoyo del PP.

Lo que en los bancos de la izquierda y de los nacionalistas se interpretó como un moviento de Abascal contra Casado y no contra Sánchez al invitar al PP a sumarse a la iniciativa. Lo que el PP rechazó de inmediato con un tuit de Teodoro García Egea en el que decía que su partido no se sumará a ‘maniobras de distracción’.

También y con aires de cierta chulería Sánchez le dijo a Abascal que si tan grave era lo de su Gobierno por qué no presentaba ya la moción de censura y añadió: ‘¿qué pasa, señor Abascal, que se va usted de vacaciones?’

El presidente no se puede controlar, está henchido de triunfo en la UE y no se recata a la hora de atacar o despreciar a los demás. Lo que demuestra que el que necesita unas vacaciones es él. Y los españoles también.

Sobre el autor de esta publicación