Agrio debate de Rivera e Iglesias que acusa a C's de no servir para nada más que sostener al PP

"Rajoy es Presidente gracias a usted. Usted votó que no a un gobierno de cambio". Este es el reproche dirigido a Pablo Iglesias con el que ha abierto su intervención el líder de Ciudadanos en la segunda jornada del debate sobre la moción de censura de Unidos Podemos contra Mariano Rajoy. Es más, Albert Rivera ha considerado que “si Podemos no existiera, Mariano Rajoy no sería hoy presidente".

rivera-984

Ciudadanos, que es uno de los apoyos explícitos con los que cuenta Mariano Rajoy en la Cámara -votará no a la moción de censura junto al PP, Coalición Canaria, UPN y Foro Asturias- ha pronunciado un discurso muy duro contra el líder de Podemos, de quien ha dicho que “es el líder menos valorado por los españoles" y que “tiene que estar en la oposición porque no ha ganado las elecciones”. Rivera, cuya relación con Iglesias es especialmente mala, le ha sugerido al aspirante a la presidencia del Gobierno que solucione "sus problemas internos y de liderazgo" y que no se los haga pagar al país.

Pero además de los ataques de carácter personal, la crítica de Rivera contra Iglesias se ha basado en lo que el presidente de Ciudadanos denuncia como la total ausencia de programa y de modelo de país. "Usted no tiene un modelo de nación porque no sabemos cuántas naciones tiene usted en la cabeza", le ha dicho Rivera a Iglesias y ha añadido: "Nosotros tenemos soluciones y ustedes proponen derogar lo que ha hecho el PP o el PSOE para volver al pasado, es decir, a ideas obsoletas". Esas ideas obsoletas, según el líder del partido naranja, se basan, por ejemplo, en la ausencia de propuestas contra el paro. Pero no solo. "Usted no nos ha propuesto ni una sola medida para crear riqueza", le ha reprochado al líder de Podemos y ha continuado: "En Educación está en el modelo viejuno, de la vieja dicotomía entre religión sí o no, pública contra concertada...".

Sobre las 11 medidas Anticorrupción que propuso Podemos, Rivera ha sostenido que siete ya están aprobadas o en tramitación en el Congreso. "Venga usted más por aquí", le ha pedido a Iglesias. Toda esta serie de ataques contra el líder del grupo que ha propuesto la moción de censura se ha producido en ausencia del presidente del Gobierno y líder del PP, Mariano Rajoy, quien 40 minutos después de haberse iniciado el debate aún no había llegado al Congreso.

En materia fiscal, Rivera ha reprochado a Iglesias que quiera llevar a cabo la mayor subida de impuestos a la clase media de la democracia. “Y mire que lo tiene usted difícil con el precedente de Cristóbal Montoro”, ha comentado con cierto sarcasmo y le ha acusado directamente de querer “meter la mano en el bolsillo de los españoles y subirles el IRPF". "Usted vende que las clases medias de Epaña son ricas y eso es mentira. La clase media está harta de asumir subida de impuestos", ha asegurado Rivera que es partidario de rebajar la presión fiscal.

En su réplica, Pablo Iglesias ha tratado de ridiculizar al líder de Ciudadanos echándole en cara entre risas que se dedique a citar a autores como Albert Camus sin haberlos leído. Él, por su parte, ha citado al que ha definido como “uno de los mejores oradores de la Cámara”, Eduardo Madina, para afirmar: "El señor Rivera sabe muy bien lo que dice, pero no sabe de lo que habla".

Iglesias ha rebatido la afirmación de que su grupo parlamentario prefiere la agitación callejera al trabajo parlamentario y, paralelamente, su grupo ha reaccionado en Twitter.

El intercambio de golpes ha ido subiendo de intensidad sin dedicar ni una sola palabra al PP ni a Mariano Rajoy. “Ustedes están en política para que gobierno lo viejo. Y ustedes no pueden hablar de regeneración porque son el bastón de un gobierno corrupto como el del PP", le ha dicho el líder de Podemos al de Ciudadanos. "Ustedes mintieron e invistieron a Mariano Rajoy", ha asegurado arrancando el aplauso de su bancada. Iglesias, que ha insistido en el mismo argumento -"Usted dijo en campaña 'yo jamás votaré a Mariano Rajoy' y usted mintió, reconózcalo"- ha recordado que el PP no cumple el pacto de investidura que suscribió con Rajoy y se ha preguntado si el partido naranja no tiene la decencia política de reaccionar para no verse humillado.

"Señor Rivera, la política es algo más profundo que vender productos bancarios", le ha echado también en cara y ha añadido: "Ustedes son de cualquier cosa que le suene bien al poder, por eso a ustedes les quieren tanto en el Ibex 35. Ustedes  no han venido a cambiar nada en este país, están aquí para que nada cambie". "Ustedes se dedican a sostener a lo peor de la política de España, ustedes no gobiernan y no sirven para nada más en política que para sostener a estos señores", ha criticado para añadir que Podemos hará "cosas mal" pero gobierna en algunos ayuntamientos. "Solo saben hacer ruedas de prensa para citar a Camus",  ha insistido antes de concluir de esta manera: "Usted va a pasar a la historia como escudero del PP".

Durante la intervención de Iglesias, en la que el líder de Podemos ha utilizado un tono faltón y de perdonavidas que no había emlpleado hasta ahora en el debate, la presidenta del Congreso, Ana Pastor, ha tenido que pedir silencio en varias ocasiones. En un momento dado, se ha dirigido a su compañera de partido, Celia Villalobos: "Señora Villalobos, se le escucha a usted hasta aquí". Iglesias ha pretendido hacerse el gracioso con otro comentario -"Cómo habrá tenido que ser lo que ha dicho para que le llame la atención"- y Pastor también le ha llamado la atención para instarle a que se limitara a cumplir su papel de orador.

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=7jb7V7wJ4GY&w=560&h=315]

Se desconoce qué es lo que ha dicho la diputada del PP. En cambio, sí se ha podido escuchar a un compañero suyo de bancada llamar “subnormal” a Iglesias cuando este ha asegurado que “el PP es el partido más corrupto de la historia de la democracia”. Celia Villalobos ha explicado luego en los pasillos que ella se ha limitado a sugerir a Iglesias que se informe sobre lo que significa ser "moderado y humilde". "Unidad y humildad" fueron los dos conceptos que manejó el líder de Podemos para comprometerse con sus bases al revalidar su liderazgo en Vistalegre II.

Cuando ha concluido el debate entre los líderes de Ciudadanos y Podemos, Rajoy aún no había ocupado su escaño. Nadie ha intervenido en defensa del Gobierno porque, después de todo, Rivera ha desempeñado ese papel con tanta o más eficacia que cualquier ministro.

La votación de la moción de censura, a partir de las 13.30

El Congreso de los Diputados rechazará hoy, con toda probabilidad y por una amplia mayoría, la moción de censura a la que acude Iglesias como candidato. Después de Rivera subirán a la tribuna tres representantes del grupo de Unidos Podemos y sus confluencias: Alberto Garzón, de IU; Xavier Doménech, de En Podem Comú; y Antón Gómez-Reino, de En Marea. PSOE, con su portavoz José Luis Ábalos, y el PP, con Rafael Hernando, cerrarán el turno de portavoces.

Como ocurrió en la sesión de ayer que se prolongó durante más de once horas, tanto el candidato, Pablo Iglesias, como cualquier miembro del Gobierno tendrán la oportunidad de tomar la palabra cuando lo deseen.

Concluido el debate, que todo indica que se prolongará hasta el mediodía, se procederá a la votación, pública y por llamamiento, como ocurre con las sesiones de investidura. Un miembro de la Mesa pronunciará el nombre de cada diputado a partir de un apellido elegido al azar para que, desde su escaño, los diputados vayan diciendo en voz alta "sí", "no" o "abstención" a la moción de censura.

Para que salga adelante, la moción de censura debe recibir el apoyo de al menos la mitad más uno del Congreso, es decir, 176 votos para ser aprobada. En el artículo 114.2 de la Constitución se establece que si el Congreso aprueba una moción de censura, el Gobierno deberá presentar su dimisión al Rey y el candidato votado en la moción se entenderá investido de la confianza de la Cámara y, a continuación, el monarca le nombrará presidente del Gobierno.

En caso de que la propuesta sea rechazada, como es previsible, los 35 diputados que han suscrito esta moción de censura no podrán firmar otra durante el mismo periodo de sesiones.

Sobre el autor de esta publicación