Rajoy sobre las acusaciones de Bárcenas: 'Ni conocía la contabilidad B ni he cobrado en negro'

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha negado conocer la existencia de una contabilidad B en el PP ni haber recibido sobres con dinero negro, afirmaciones hechas por el extesorero de su partido Luis Bárcenas al salir de prisión tras 19 meses encarcelado. "Le puedo asegurar que ni yo ni los dirigentes del partido que conozco tenían la más remota idea sobre esto. A lo mejor era la contabilidad de alguien; la del PP, nunca", ha dicho el presidente en una entrevista en Telecinco.

rajoy-500

Un día después de salir de Soto del Real, la primera vez que acudió a la Audiencia Nacional para cumplir una de las medidas cautelares que le ha impuesto el tribunal, Bárcenas aseguró que el presidente del Gobierno conocía desde el principio la existencia de la contabilidad B del partido porque él mismo fue receptor de sobresueldos. Rajoy ha sido tajante en su respuesta: "Me niego a estar todo el día debatiendo con el señor Bárcenas cuando tenga a bien hacer una declaración. Llegará el momento -ha añadido- en que los tribunales de justicia digan lo que tienen que decir".

Ha sido la primera reacción del líder del PP ya que Rajoy no ha hecho mención a este asunto este fin de semana en la Convención Nacional que ha celebrado su partido y que comenzó el viernes bajo la sombra de las acusaciones de Bárcenas señalándole a él directamente.

Rajoy ha esgrimido el argumento en el que vienen insistiendo últimamente todos los dirigentes populares para alegar que se han involucrado en la lucha contra la corrupción: “Todas las personas del PP involucrados en corrupción ya no están en este partido”. No obstante, ha reconocido que quizás no siempre se ha actuado con la rapidez que se debiera y ha comprendido el enfado de la gente. Espera que los cambios legislativos emprendidos eviten casos en el futuro y obliguen a la devolución del dinero robado. Por todo ello, cree que “vamos a estar bastante vacunados todos contra la corrupción para los próximos años”.

Para él, lo importante es que se castigue a los que hacen lo que no deben y, en ese contexto, ha dicho que, en la actualidad, los policías, la guardia civil, los fiscales, los jueces, la agencia tributaria y la intervención del Estado están actuando con más libertad y eficacia que nunca. "Quien la hace, la paga", ha reiterado y ha explicado que el Gobierno va a seguir dedicándose a cumplir con su obligación y continuar aprobando iniciativas legislativas contra la corrupción.

El jefe del Ejecutivo, por otra parte, se ha referido a la victoria de Syriza en las elecciones griegas. Le ha deseado "muchísima suerte" a la coalición griega, aunque ha dejado constancia de que tiene sus reparos al comentar que "denunciar es fácil, pero gobernar es difícil". Pese a todo, ha afirmado que está convencido de que Grecia se mantendrá en el euro y de que "mantendrá los compromisos" adquiridos. Ante la pregunta sobre si considera que en España se puede repetir lo mismo que en Grecia, en alusión a la pujanza de Podemos, Rajoy ha salido en defensa del bipartidismo y de los partidos tradicionales, de los que ha dicho que "han hecho grande a Europa". En cambio, ha considerado que "los partidos extremistas, los radicales, al final no solucionan los problemas de la gente".

Sobre el adelanto electoral en Andalucía, ha opinado que "no tiene sentido". Ha recordado que las elecciones son para cuatro años, y que no se pueden estar celebrando "constantemente" como, ha añadido, está ocurriendo en Cataluña. "Los cuatro años son necesarios", ha insistido Rajoy para quien sólo se deben adelantar los comicios cuando el Gobierno no puede aprobar los presupuestos, cosa que no ha ocurrido en la Comunidad andaluza.

A su juicio, Susana Díaz podía haber hecho coincidir la fecha de las autonómicas con la de las municipales, previstas para el 24 de mayo, porque "no es bueno" sumar otra convocatoria electoral cuando España, ha dicho, está "iniciando la recuperación", creciendo y creando empleo.

Preguntado por si cree que Díaz ha convocado los comicios como "catapulta" hacia el liderazgo del PSOE, Rajoy ha respondido que no lo sabe ni le va a preocupar porque su objetivo es consolidar la recuperación. Sin embargo, ha recalcado que su relación en el PSOE es con Pedro Sánchez, el secretario general, que es con quien habla, la última vez, para acordar medidas en la lucha antiterrorista. "Es con él con el que me hablo y me entiendo"- ha dicho y ha evitado entrar en "los líos internos" que pueda tener el principal partido de la oposición porque no le gustaría que nadie lo hiciera si ocurrieran en el suyo.

Por lo que respecta a las municipales de mayo, no ha querido decir una sola palabra sobre los posibles candidatos del PP. "En febrero se empezará a nombrar candidatos para las municipales y autonómicas", ha sido su única respuesta seguida de "compete al Comité Electoral Nacional y yo no lo presido, es un asunto de mi partido".

En cuanto a la crisis, ha vuelto a hacer un alarde de optimismo, aun repitiendo en varias ocasiones que “queda mucho por hacer”. Según sus palabras, tras años "muy malos" de crisis y destrucción de empleo "lo bueno empieza ahora" y el país va a salir "más fuerte". Rajoy está empeñado en defender el mantenimiento de su política económica y en convencer a los ciudadanos de que todo el sacrificio ha tenido sentido porque, en su opinión, está sentando "bases sólidas para el futuro". Ha recalcado su convencimiento de que "en poco tiempo" España recuperará "niveles de bienestar". Incluso, ha asegurado: “Uno de los días más felices de mi vida fue el que supe que se volvía a crear empleo en lugar de destruirlo en España”.

A la pregunta sobre los bajos salarios, el presidente se ha limitado a recordar que se acuerdan entre trabadores y empresas, pero ha aprovechado para ensalzar el acuerdo por la moderación salarial pactado entre sindicatos y patronales en 2012. "Fue decisivo para la recuperación económica", ha señalado.

Por último y ante la amenaza yihadista, el presidente ha explicado que no existe la seguridad plena en ningún país, pero que en España hay "menos probabilidades" de sufrir atentados según los datos que manejan los servicios de información e inteligencia. Ha asegurado que en esta legislatura han sido detenidas 62 personas pero que lo crucial no es dónde se encuentran los terroristas porque se mueven con facilidad y se apoyan en internet. Lo importante, ha subrayado, es la cooperación internacional y en Europa cree que hay "buen ambiente, buena cooperación y muchas ganas de hacer las cosas juntos". "En este tema estoy contento", ha concluido.

 

Sobre el autor de esta publicación