Rajoy cierra el lunes la comisión Kitchen donde responderá "a todo lo que se le pregunte"

El expresidente asegura que responderá a todas las preguntas de los diputados, al contrario de lo que hizo Cospedal

rajoy fernandez diaz

"Voy a responder a lo que se me pregunte". Con esta declaración de intenciones acude este lunes al Congreso el expresidente del Gobierno Mariano Rajoy como último citado en la comisión parlamentaria sobre la presunta trama de espionaje al extesorero del PP Luis Bárcenas, que mantiene procesados a un ministro y un secretario de Estado de su primer gabinete.

Su declaración pondrá el broche final a una comisión que comenzó el pasado 17 de marzo y por la que han pasado casi cuarenta comparecientes, entre ellos Bárcenas, y también exdirigentes como la exsecretaria general del PP María Dolores de Cospedal, el exministro del Interior Jorge Fernández Díaz y su número dos Francisco Martínez, ambos procesados en la Audiencia Nacional.

Ahora será el turno de Rajoy, que fue presidente del Gobierno durante el tiempo en el que los investigadores ubican está supuesta operación parapolicial (entre 2013 y 2015) de espionaje al extesorero presuntamente urdida desde Interior para hacerse con información comprometedora para el PP.

Ya de por sí mediática, su comparecencia ha generado si cabe aún más expectación después de que Rajoy dejara claro en una entrevista en Onda Cero su intención de responder a las preguntas que le hagan los diputados, en una línea contraria a la que siguió el jueves pasado Cospedal.

La exsecretaria general del PP declinó contestar a las preguntas en la comisión al estar recurrido el auto en el que el juez acordó sacarla de la causa. "Si ella consideró que no debía responder, hizo muy bien. Yo voy a responder porque no tengo ningún problema en responder", apostilló Rajoy para quien Cospedal ejerció "un derecho constitucional".

Rajoy no conoce a Villarejo

Rajoy no solo adelantó que iba a contestar, sino que apuntó que no conoce al excomisario José Villarejo, una de las piezas claves de la supuesta operación Kitchen y quien en las dos ocasiones que ha acudido al Congreso ha señalado a Rajoy como conocedor de la trama e, incluso, como la persona con la que mantuvo contacto por teléfono.

Algo "absolutamente falso", en palabras del expresidente, quien apuntó que no sabe cuándo supo de la existencia de Villarejo, pero que, desde luego, cuando fue ministro del Interior no tenía "la más remota idea" de ese comisario. "Lo único cierto es que yo no he visto a ese señor en mi vida. Esa es la única verdad. Y naturalmente lo voy a decir. En mi vida", aseveró.

Villarejo, también procesado en el caso Kitchen, aludió a Rajoy en las dos ocasiones en las que ha comparecido.

En la primera, del 27 de mayo, afirmó que daba cuenta al expresidente de sus trabajos con un contacto por móvil a través de mensajes, y en la segunda, del 20 de octubre, fue más allá al decir que acudió a la sede del PP en 2014 para cerciorarse de que era él quien daba "las órdenes" y "estaba detrás" de la operación Kitchen.

Explicó que en marzo de ese año mantuvo una reunión con Cospedal y otros interlocutores con el objetivo de tener garantías de que era Rajoy quien le estaba "dando las órdenes" y que no era "una invención" de los enlaces porque sentía que el expresidente le preguntaba por SMS cuestiones que ya les había reportado.

"Bajó Rajoy y dijo 'venga a trabajar'", enfatizó Villarejo.

Aquellas explicaciones no dejaron del todo conformes a algunos diputados, que hicieron constar que había datos "inconexos", y tampoco al juez, que le citó a declarar tras su primera comparecencia en la comisión, y que acabó concluyendo que Villarejo podría haber afirmado tener contacto con Rajoy para ganar "notoriedad y repercusión".

Tras Rajoy, la comisión cerrará sus puertas y los grupos tendrán un plazo para presentar sus conclusiones e intentar acordar un dictamen antes de que termine el año.

Previsiblemente y ya en 2022, ese dictamen se elevará al pleno del Congreso para su ratificación.

Sobre el autor de esta publicación