Comunidad Valenciana

Puig anuncia una bajada de impuestos para más del 97% de los contribuyentes valencianos

El presidente regional amplía de 25.000 a 30.000 euros la cuantía para beneficiarse de las deducciones, que serán de 100 euros para las hipotecas de determinadas rentas

Ximo Puig, a su llegada al último debate de política general de esta legislatura en Las Cortes Valencianas

EFEXimo Puig, a su llegada al último debate de política general de esta legislatura en Las Cortes Valencianas

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha anunciado este martes tres medidas fiscales "de calado" que beneficiarán de forma directa a 1.344.000 valencianos, todos los que cobran menos de 60.000 euros, y que representan el 97,4 % de los contribuyentes valencianos.

Durante su intervención en el debate sobre el estado de la Comunidad Valenciana, Puig ha adelantado que se va a aumentar en un 10 % la cuantía exenta de tributación a los ciudadanos, el máximo que permite la norma, lo que beneficiará a todos, aunque quienes superen los 60.000 euros de ingresos mantendrán su esfuerzo fiscal.

La segunda medida es una nueva tarifa autonómica del IRPF en este ejercicio, con nuevos tramos adaptados a la situación actual, o que permitirá mejorar la progresividad del impuesto; y la tercera es la ampliación de las deducciones y bonificaciones fiscales, de manera que todas las deducciones aumentan un 10 %.

"También podrán acogerse más personas a todas las deducciones", ha manifestado Puig, ya que, a partir de ahora, pasarán de 25.000 a 30.000 euros las rentas que pueden beneficiarse de la deducción, y además esta reforma tendrá efectos retroactivos al 1 de enero de este año, por lo que se aplicará en la renta de 2022.

La reforma fiscal valenciana supondrá un ahorro medio de 111 euros por contribuyente y un ahorro global de 149 millones a las familias, ha asegurado el presidente de la Generalitat.

Deducción para hipotecas

Por otro lado, Puig ha comunicado que el gobierno autonómico aprobará una deducción fiscal de 100 euros para las hipotecas de determinadas rentas suscritas desde el 1 de enero de 2014 como parte de la "respuesta pública a la inflación".

La ayuda beneficiará a las rentas individuales de hasta 30.000 euros y para la tributación conjunta de 47.000 euros.

Por otro lado, Puig ha subrayado que el Consell aprobará una deducción fiscal para los tratamientos de fertilidad de las mujeres valencianas que no puedan ser atendidas en la sanidad pública por motivos de edad o de baja probabilidad de embarazo. "Es un imperativo ético porque el dinero no debe ser un impedimento para poder ser madre", ha reivindicado.

Otros de las medidas económicas son que el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) comenzará a movilizar durante este mes 180 millones de euros en prestaciones a empresas o que la empresa filial de la multinacional Hitachi Global Logic trasladará a su personal de Ucrania afectado por la guerra a un nuevo centro de desarrollo de software que abrirá en la ciudad de Valencia.

También ha anunciado la reedición de las ayudas al Imserso y el Bono Turístico; el refuerzo del Avalem Comerç, un nuevo Avalem Capacidades para contratación de personas con discapacidad funcional y el incremento de las ayudas a la contratación de jóvenes en un 50%, así como la duplicación del apoyo a la contratación indefinida de colectivos vulnerables.

Además, el presidente valenciano ha anunciado la gratuidad del transporte público para los jóvenes menores de 30 años. Y ha señalado la ampliación de la L10 de Metrovalencia de Natzaret al Grau, la L11 de Ciutat de Les Arts al Grau y la L12 del centro a La Fe; los estudios informativos de los TRAM Denia-Gandia, Orihuela-Torrevieja y Torrevieja-l'Altet, así como la conexión de Castellón y toda la Plana. Justo en Castellón se acabará también la Ronda Oeste y el camino Caminás.