LAS DISCREPANCIAS ENTRE LOS SOCIOS DE GOBIERNO

PSOE y Unidas Podemos no ven riesgo de ruptura del Gobierno de coalición

Ni Sánchez tiene intención de prescindir de los ministros de Unidas Podemos ni el partido morado de irse en bloque del Ejecutivo

Sesión de control al Congreso al gobierno tras la destitución a la directora del Centro Nacional de Inteligencia

EFESesión de control al Congreso al gobierno tras la destitución a la directora del Centro Nacional de Inteligencia

Hay un gran malestar y enfado en las filas de Unidas Podemos. Yolanda Díaz ha pedido la reunión urgente de la Comisión de Seguimiento del pacto del Gobierno de coalición. La ministra de Defensa está más que incómoda con los socios de Gobierno. Y hay declaraciones altisonantes tanto desde las filas del PSOE como de la formación morada. Y, pese a todo, fuentes de ambos partidos aseguran que no hay ningún riesgo de ruptura del primer Ejecutivo de coalición de la historia de España.

Por la parte socialista se descarta por completo que Pedro Sánchez tome unilateralmente la decisión de echar de su Ejecutivo a los miembros de Unidas Podemos. Y la propia Yolanda Díaz aseguró este mismo martes que seguirá apoyando la coalición, “porque no hay otra alternativa a este Gobierno”. Y añadió: “No hago otra cosa más que coser esta coalición”.

Lo cierto es que aunque hay grandes discrepancias, en el seno de las dos formaciones está cada vez más instalada la idea de seguir juntos y aprender a convivir en la diferencia, ganando algunas batallas y perdieron otras.

Otra cosa es que en las filas socialistas preocupe “tanto ruido” y tanta inestabilidad, y recuerdan la frase dicha por Pedro Sánchez en un debate parlamentario de que lo que más desmoviliza a la izquierda es, precisamente, estar todo el tiempo subrayando sus diferencias.

Además, en el PSOE saben que esto da “munición” al PP en la oposición y que Alberto Núñez Feijóo se ceba con las constantes discrepancias que hay en el Gobierno.

Pero tampoco el escenario es fácil para Unidas Podemos que sabe que su exigente militancia no entiende del todo estar en un Gobierno que toma algunas decisiones contrarias a sus postulados más básicos.

No obstante, la formación morada juega con un complicado equilibrio de lanzar duras críticas al Gobierno desde su posicionamiento como formación política y luego mantener otro carácter más institucional en el ámbito de La Moncloa.

Pero otro factor que une a las dos formaciones para seguir juntas en el Gobierno de coalición es que no están las cosas para ir a unas elecciones generales, según todos los sondeos, y una ruptura no dejaría de debilitar tanto a unos como a otros, aunque se cargaran de razones y argumentarios para explicarlo después a la ciudadanía.

No obstante, la hipotética ruptura del Gobierno de coalición no significa que automáticamente se convocaran elecciones generales. Sánchez sí podría tener la tentación de hacerlo, pero sería por una decisión política, ya que no tendría riesgo alguno de sufrir una moción de censura que pudiera sumar los votos de la izquierda y los partidos que le han apoyado en esta legislatura con los de PP y Vox.

Pero todo parece indicar que ese escenario queda lejos. La reunión de la Comisión de Seguimiento del pacto de la coalición de Gobierno no promete ser fácil, pero Yolanda Díaz tiene sobradamente demostrada su capacidad de llegar a acuerdos o puntos en común en situaciones complicadas, y desde la parte socialista del Gobierno también hay interés en que salga bien el encuentro. El objetivo, como dijo la ministra Portavoz, Isabel Rodríguez, es que tras la reunión no sólo se mantenga el Gobierno de coalición, sino que “salga reforzado”.

Sobre el autor de esta publicación