Los PGE de 2023

Tres versiones en menos de 24 horas: el PSOE se enreda ante la acusación de UP de ocultar el incremento en Defensa

Hasta tres ministras socialistas replican a Echenique: del "No había nada que anunciar a Podemos" de Calviño al "Sus negociadores lo sabían, otra cosa es que lo supieran sus líderes" de Montero

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y el portavoz de UP en el Congreso Pablo Echenique

EUROPA PRESSLa ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y el portavoz de UP en el Congreso Pablo Echenique

Ni 24 horas ha durado la foto de Pedro Sánchez y Yolanda Díaz anunciando que los equipos negociadores del PSOE y Unidas Podemos habían cerrado el pacto de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2023. El incremento del 25,8% del gasto en Defensa recogido en las cuentas públicas ha desatado una nueva crisis interna en el Consejo de Ministros, después de que el partido morado denunciase que su socio le había 'colado' tal subida. Para enredar más las cosas, el PSOE se ha liado a la hora de defenderse dando, al menos hasta ahora, tres versiones totalmente contradictorias sobre este asunto.

Fue el portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, quien el martes, tan solo unas horas después de celebrarse el Consejo de Ministros en el que se aprobaron las cuentas públicas del año que viene, acusó en sus redes sociales al PSOE de "deslealtad" al asegurar que habían "ocultado el aumento unilateral en el gasto en Defensa" en los PGE. Pese a semejante 'engaño', eso sí, Echenique dejaba claro que no por ello se iba a "romper" el Gobierno de coalición.

En concreto, Echenique se refería a la subida del 25,8 por ciento del gasto en Defensa para 2023, que pasará de 9.791 millones de euros a 12.317 millones, según el cuadro que facilitó el Ministerio de Hacienda tras el Consejo de Ministros, una cifra que permite avanzar hacia el compromiso alcanzado con la OTAN de destinar a esa partida el 2 % del PIB en 2029.

Tras esta acusación, la parte socialista del Gobierno y la propia Ferraz se han defendido este miércoles ofreciendo ni más ni menos que hasta tres versiones hasta el momento, que además, en parte, se contradicen.

La primera en hablar ha sido la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, quien ha señalado que quizás el problema radica en que no todos los miembros de Unidas Podemos estaban al tanto de esta exigencia innegociable del PSOE. "¿De verdad cree que con la actualidad que tuvo esa cuestión los que se sientan a negociar no van a preguntar por ello?", ha dicho este miércoles Montero, en referencia a Nacho Álvarez, el número dos de Ione Belarra en Podemos, que fue el encargado de sentarse a negociar con Ferraz el lunes por la noche.

La ministra de Hacienda ha puntualizado que no puede confirmar si Echenique personalmente lo conocía, porque no puede saber cómo se gestiona "internamente" cada organización política, pero sí puede indicar que "evidentemente los que se sientan a negociar preguntan por las materias que puedan ser de mayor actualidad, y esta lo fue".

Horas después, otra ministra Pilar Alegría, portavoz de la Ejecutiva del PSOE, ha insistido, en una entrevista en Cuatro, en que el partido morado conocía este incremento, recalcando que era un asunto que se había tratado en la mesa de negociación entre los equipos negociadores de ambos partidos.

Para enredarlo más todo, la tercera de la parte socialista del Gobierno en hablar sobre este asunto ha sido la vicepresidenta primera y ministra de Economía, Nadia Calviño, quien ha señalado que no era necesario "anunciar" a Unidas Podemos el aumento del gasto en Defensa por que la decisión de que esta partida creciera ya estaba tomada. "Lo que intento transmitir es que no se trata de un tema que hay que anunciar, ya la explicó el presidente, se ha explicado en público, es un compromiso y una decisión que estaba tomada y clara y es la correcta en este momento", aseguró Calviño en declaraciones a La Sexta.

La respuesta de Podemos

Podemos, por su parte, ha reiterado este miércoles que desconocía dicho incremento. Desde el partido de Ione Belarra defienden que lo que se acordó con el PSOE, como explicitó la propia vicepresidenta segunda Yolanda Díaz y diversos líderes de la confluencia, fue que el gasto en Defensa no computara dentro del techo de gasto, lo que dejaba la puerta abierta a que hubiera una inversión por la vía de los planes especiales asociados a las Fuerzas Armadas. Sin embargo, la formación morada señala que Ferraz en ningún momento le concretó esa subida porcentual.

En la misma línea, la titular de Igualdad, Irene Montero, ha admitido este miércoles que el PSOE ha conseguido "imponer" un aumento grande en el gasto militar dentro de los PGE, cuya cifra concreta asegura que desconocían al final de la negociación, y al que siempre se han opuesto.

Como ya hiciera el martes Echenique, la ministra de Igualdad ha subrayado que pese a esta discrepancia el Gobierno "no se va a romper" por mucho que "quisiera la derecha" y que goza de estabilidad. Por todo ello, ha señalado que esta situación les anima a querer gobernar "con más fuerza" para conseguir que el dinero público "no vaya a más tanques o armamento". Y en este punto, ha garantizado que su compromiso es volver a reeditar la coalición en el próximo ciclo electoral para volver a gobernar "juntos" pero con "más fuerza".

Defensa, una partida que no deja de crecer con la coalición

Pese a esta nueva fisura entre los socios, lo cierto es que el Gobierno del PSOE y Unidas Podemos ha incrementado un 42,5 por ciento el presupuesto del Ministerio de Defensa desde que llegó a la Moncloa, pasando de los 8.642 millones que heredó del Ejecutivo de Mariano Rajoy a los 12.317 que incluye el proyecto de PGE aprobado este martes.

En 2020 el presupuesto de Defensa se situó en un total de 8.642 millones de euros. Esta dotación ya fue aumentada en las primeras cuentas públicas del Gobierno de coalición, las de 2021, hasta los 9.072 millones. También creció en los Presupuestos de 2022 a 9.791 millones y aumenta en el proyecto para 2023 hasta 12.317 millones.

El compromiso de Sánchez es llegar a una inversión militar del 2% del PIB en el año 2029, cinco años más tarde del compromiso inicial adquirido por todos los países de la OTAN en la Cumbre de Gales de 2014.

Sobre el autor de esta publicación

Luis Villajos

Luis Villajos (Madrid, 1982) es subdirector de Republica.com. Lleva más de una década, casi desde su fundación, trabajando en este diario. Su paso por diferentes puestos hasta el actual le confieren una amplia visión del funcionamiento de la redacción. Está especializado en información política, aunque también le interesan la actualidad internacional y los temas de denuncia social.