En la toma de posesión de Petro

Podemos eleva el tono contra el gesto de Felipe VI en Colombia: "Es el Rey de la extrema derecha"

Exige a Albares que aclare si esta decisión fue de la Casa Real o si tenía el aval del Gobierno

El Rey Juan Carlos, sentado tras el paso de los guardias portando la espada de Bolívar

TWITTEREl Rey Juan Carlos, sentado tras el paso de los guardias portando la espada de Bolívar

El presidente del grupo parlamentario de Unidas Podemos (UP) en el Congreso, Jaume Asens, ha insistido en exigir disculpas a Felipe VI por no levantarse ante la espada de Simón de Bolívar en la toma de posesión del presidente de Colombia, Gustavo Petro, y ha dicho que ese gesto "compromete diplomáticamente" a España, y le sitúa como "el rey de la derecha y la extrema derecha".

En una entrevista de RNE, ha asegurado que la actitud del jefe de Estado al paso de la espada supone una "falta de respeto y falta de cortesía que compromete diplomáticamente" a España.

"Estaría bien que pidiera disculpas, pero sobre todo estaría bien que pidiera disculpas en nombre de España por lo que sucedió en América Latina", y se ha preguntado cómo hubiese actuado si se hubiese tratado de un acto protocolario de una dictadura de Oriente Medio o si Petro hubiese sido un presidente de derechas.

En ese sentido, Unidas Podemos ha enviado una carta al ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, para que aclare si la decisión de Felipe VI fue de la Casa Real o si tenía el aval del Gobierno, un punto que considera "razonable" aclarar.

A su juicio, el hecho de que tanto Vox como el PP hayan salido en defensa del monarca "pone en evidencia que no es el Rey de todos, es el Rey básicamente de la derecha y de la extrema derecha".

Asens ha criticado que "no es la primera vez que pasa algo así" y que se perdió una oportunidad para enmendar lo que ha descrito como errores del pasado y para realizar un acto de hermandad con los países latinoamericanos para reforzar lazos, según él.

Considera que el hecho de no haberse levantado a la entrada de la espalda fue un gesto "feo e irreverente y más propio de un conquistador que de un jefe de Estado de un país democrático y respetuoso" con sus socios internacionales.

"Podría haberse levantado y no aplaudir, pero siguió sentado en el siglo XIX", ha añadido, y ha recordado que han pedido por carta al Ministerio de Asuntos Exteriores aclarar si este gesto tenía el aval del Gobierno --cree que no fue así pero que es necesario aclararlo ante la opinión pública--.

Preguntado por las declaraciones del presidente de Aragón, Javier Lambán, acusando a Podemos y otros partidos de respetar más la espada de Bolívar que los símbolos de España, Asens ha replicado que "parece una de las salidas de tono habituales en él".

Albares destaca la cordialidad del Rey y Petro

Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores ha destacado este jueves la "enorme cordialidad" que presenció entre el Rey Felipe VI y el nuevo presidente de Colombia, Gustavo Petro, y ha obviado la polémica respecto a la decisión del monarca de no levantarse al paso de la espada de Simón Bolívar.

En declaraciones a TVE, Albares ha evitado comentar el episodio acaecido durante el acto de toma de posesión de Petro y que ha provocado críticas de partidos como ERC, Bildu o Podemos.

A cambio, el ministro de Exteriores ha destacado la "enorme cordialidad" que asegura que hubo entre Felipe VI y Petro en los encuentros que tuvieron antes y después de la toma de posesión. "Del Rey hacia el presidente de Colombia y viceversa", ha subrayado.

En este sentido, Albares ha asegurado que las autoridades españolas y las colombianas están de acuerdo en que las "extraordinarias relaciones" entre ambos países van a continuar bajo el mandato de Gustavo Petro, trabajando en "una agenda común".

Y ha apuntado que España comparte algunas de las prioridades del nuevo presidente de Colombia, como su lucha contra el cambio climático, la defensa del medio ambiente y la diversidad, una agenda de paz o la lucha contra la desigualdad.

"Quiero trasladar la enorme sintonía, calidez de esos encuentros y cómo España y Colombia van a seguir trabajando codo con codo", ha hecho hincapié sin mencionar la polémica.