Entrevista en 'El Mundo'

Page advierte a Sánchez: "Si seguimos con las mismas compañías, va a haber un castigo para el PSOE"

El presidente de Castilla-La Mancha aboga por pactar con el PP la agenda de Estado y cree que no es acertado criticar a Feijóo, del que tiene "un buen concepto"

Isabel Rodríguez, Emiliano García-Page y Pedro Sánchez en una imagen de arhivo

EFEIsabel Rodríguez, Emiliano García-Page y Pedro Sánchez en una imagen de arhivo

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, carga en una entrevista en 'El Mundo' contra los socios del Gobierno y se muestra partidario, una vez más, de pactar para grandes asuntos con el PP y con su líder, Alberto Núñez Feijóo, del que dice que no cree que sea "insolvente", como han afirmado desde el Ejecutivo, ni que sea acertado decirlo.

"El problema de los socios que apoyan al Gobierno es que, además de que son muchos, bastantes de ellos llevan en su código político la voluntad de desestabilizar el Estado. De atacarlo e incluso de romperlo. Son malas compañías", empieza diciendo Page, a pesar de que cree que el Ejecutivo de Pedro Sánchez terminará la legislatura.

"Si no trabajamos en un modelo mayoritario, en el que pidamos autonomía y mayoría sólida para el PSOE, si seguimos con las mismas compañías, es evidente que va a haber un castigo. Cuando se fue, Pablo Iglesias reconoció que concentraba mucho rechazo social. Esa nube de rechazo no se ha diluido, se está desplazando", recalca.

Además, habla de las peleas recurrentes en el Gobierno de coalición, lo que "no genera certidumbre" y "es negativo". En ese sentido, cree que es "muy importante dejarle las reglas claras al socio minoritario".

"Podemos está en contra de la OTAN y no vota a favor de la ampliación en el Parlamento, pero se mantiene dentro del Gobierno anfitrión de la última cumbre de la OTAN", asegura, subrayando que "la verdad es que la única defensa que tiene el Gobierno es quitarle importancia. Decir que no pintan nada. No son serios. Están anclados en clichés de la órbita comunista con los que ni siquiera luego son coherentes en su vida".

Respecto a Vox y al nuevo papel del PP, Page afirma que el "populismo" de la formación de ultraderecha está en caída libre y de eso se aprovecha el expresidente de la Xunta, al que a su juicio no habría que atacar tanto, tal y como está optando el Gobierno en las últimas semanas.  "Yo, de Feijóo, al que conozco bastante, tengo un buen concepto en lo político y en lo personal, al margen de que discrepemos de enfoques de gestión pública", señala.

Sobre la críticas al líder de la oposición, indica que no las comparte ni se identifica con ese apelativo de "insolvente" que le han impuesto desde el Ejecutivo. "No creo que sea acertado. Cuando asumes un gobierno tienes que ser consciente de que, aunque no seas culpable de los problemas -y evidentemente Pedro Sánchez no es culpable del covid ni de Putin, como Zapatero no lo era de la crisis de 2008-, eres responsable de buscar las soluciones. Eso obliga a los gobiernos a sentarse ya llorados en el despacho. Los gobiernos no pueden buscar el papel de víctima, porque entonces convierten a los ciudadanos en los culpables, y eso no sale nunca bien", remarca.

Así, Page insiste en "acabar con el populismo" y "acabar con la eterna tendencia al frentismo" porque "la gente es poliédrica" y "está de acuerdo en unas cosas con el PP, en otras con el PSOE".

"Si el PP o el PSOE no tienen permeabilidad para adaptarse a eso, la gente se volverá al populismo. Se tiene que ser transversal", asevera.

Por ello, apuesta además por los grandes pactos entre PP y PSOE. "Hay una agenda de Estado, la que sobrepasa una legislatura e incluso una generación, que se tiene que pactar siempre entre los dos grandes partidos".

Y vuelve a poner a Feijóo de ejemplo para hablar del buen hacer en política: "Las próximas elecciones las va a ganar el que menos baje al barro, no el que más. Fíjese lo que ha hecho el PP: ha sustituido a un treintañero por un veterano, y la opinión pública lo ha recibido bien, cuando hace años parecía que había que ser joven para triunfar en política", dice.

Por otro lado, obre si se debe indultar al expresidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, Page prefiere no pronunciarse por respeto al sistema judicial, aunque dice que es "una persona razonable e íntegra" y que le "duele mucho" su condena.