Pablo Iglesias asegura que si Yolanda Díaz "existe" es gracias a Podemos

El ex líder de la formación morada alerta de que el afán de destruir Podemos sigue "intacto", cuestiona la voluntad de Sánchez de reeditar un gobierno de coalición y cree que el PSOE tratará de nuevo de gobernar en solitario

Presentación del libro 'Verdades a la cara' del exsecretario general de Podemos, Pablo Iglesias

EFEPresentación del libro 'Verdades a la cara' del exsecretario general de Podemos, Pablo Iglesias

Presentación del libro 'Verdades a la cara' del exsecretario general de Podemos, Pablo Iglesias

El exlíder de Podemos Pablo Iglesias ha asegurado que si el espacio morado cuenta "con una figura espectacular" como Yolanda Díaz, con posibilidades electorales aunque aún no ha dado el paso de postularse, es gracias a que la cúpula presionó por "gobernar, gobernar y gobernar. Y por eso existe Yolanda Díaz".

Con estas palabras, Iglesias ha querido dejar claro que si la vicepresidenta segunda está ahora en una posición de liderazgo es gracias a personas como Pablo Echenique, Ione Belarra o Irene Montero, que en un momento determinado eligieron el camino de entrar en el Gobierno y lo hicieron "contra el criterio de la progresía política y parte del espacio" que representan. Lo ha dicho en alusión a que Díaz sí que quería entrar en el Gobierno pero no a costa de repetir las elecciones en 2019.

El primer secretario general de Podemos, que dejó todas sus responsabilidades en el Ejecutivo y en el partido en mayo de 2021, se ha referido a Díaz en estos términos durante la presentación del libro del periodista Aitor Riveiro, Pablo Iglesias Verdades a la cara.

Un acto que se ha celebrado en El Matadero y al que ha acudido la cúpula de Podemos, entre ellos la secretaria general y ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, y su "número 2" y responsable de Igualdad, Irene Montero, aparte del coordinador general de IU y titular de Consumo, Alberto Garzón.

No estaba prevista la asistencia de Díaz, a quien Iglesias designó como su sucesora en una decisión que hace unos días cuestionó el exlíder de Podemos. También ha acudido el diputado de EH Bildu Jon Iñarritu.

Iglesias ha contado que ya en el verano de 2014 se planteó por primera vez dejar la política porque no era "ni muchísimo menos" su vocación y que ya sabía desde el verano de 2020 que no iba a ser el candidato a las próximas generales, aunque no se lo podía decir a Pedro Sánchez porque entonces hubiera hecho unos cálculos diferentes, según ha explicado. Y ha asegurado sin titubear que "ni en su peor pesadilla" volvería a la política institucional.

Iglesias, que firmará ejemplares en la Feria del Libro, ha subrayado que ser de Podemos "no sale gratis" y que él lo ha sufrido en carne propia y en la de su familia al recordar el acoso que padeció durante mucho tiempo.

En Podemos, "asumir responsabilidades políticas es asumir que una serie de poderes van a actuar contra ti", ha recalcado al señalar que "la voluntad de destruir Podemos sigue intacta".

El afán de destruir Podemos sigue "intacto"

Iglesias también ha advertido de que la "voluntad de destruir" Podemos por parte de ciertos poderes "sigue intacta" con vistas a dejar "herida de muerte" a la izquierda transformadora y que prueba de ello son los intentos de crear "cizaña" con la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz.

A su vez, ha proclamado que sin la militancia de Podemos será "imposible" ningún proceso transformador en el espacio progresista, de la que se siente orgulloso y que tiene claro que la clave es la batalla ideológica. "Esa militancia tendrá que hablar, dejarse ver y elegir a sus candidatos", ha proclamando.

También ha avisado de que el PSOE intentará de nuevo gobernar en solitario, pese a que recientemente el presidente, Pedro Sánchez, haya proclamado que la gobernabilidad pasa por la coalición con el espacio progresista liderado por Díaz.

También ha destacado que está convencido de que la titular de Trabajo es la candidata que "puede llevar mucho más lejos" que él a su espacio político, pero ha sostenido que se intenta construir un relato mediático de que Yolanda Díaz hace todo "bien" y Podemos "muy mal" siempre.

Un comportamiento que, para Iglesias, revela las dificultades de ser de la formación morada. Y es que esos intentos de sembrar discordia dentro del espacio tienen que ver, a su juicio, con mostrar un "camino de rosas" de los que "esperan una izquierda como la que había antes" o que no cambie las cosas.

Sobre el autor de esta publicación