Olona apela a la unidad de Vox y apunta a que la división llega "desde dentro"

Añade que cuando pidió la reunión con Santiago Abascal se activó su "linchamiento", la "máquina de triturar carne"

La expolítica de Vox, Macarena Olona

EFELa expolítica de Vox, Macarena Olona

La exdiputada Macarena Olona ha asegurado este jueves  en una entrevista para ABC que Vox es su "familia" y ha llamado a la unidad del partido frente a quienes quieren sembrar su división "aunque estén dentro".

Olona, que aún no ha hecho público si volverá o no a la política y a afiliarse a Vox tras renunciar después de las elecciones andaluzas de junio en las que optó como candidata a la Junta, ha publicado un nuevo mensaje en las redes sociales en el señala a que la crisis de Vox puede estar provocada desde dentro de la formación. "Yo pido a toda la familia de Vox, que es mi familia, que no dejéis que ganen quienes quieren sembrar división. Aunque estén dentro", advierte.

Subraya que el proyecto de Vox es España y que "España sólo volverá a encontrarse a si misma desde la unidad" y anima a aguantar "todo lo que sea necesario", porque "vale la pena".

En la entrevista, de la que también ella se hace eco en su mensaje, Olona añade que cuando pidió la reunión con el presidente del partido, Santiago Abascal, se activó su "linchamiento", la "máquina de triturar carne", denuncia.

Señala que algunos vieron su enfermedad como una oportunidad extraordinaria de sacarle de la primera línea de escena y advierte de que "algunos se están equivocando mucho rompiendo la unidad que caracterizaba a Vox frente a otras formaciones políticas". "Sé de dónde viene la puñalada", afirma y dice no entender que "se antepongan los egos personales a la finalidad del proyecto".

"Imagínate si yo hubiera tenido cáncer, si los peores diagnósticos se hubieran cumplido. ¿Cuál sería el relato sobre mí en este momento? Pues resulta que no es cáncer, que es un problema relacionado con tiroides. ¿A qué se debe este linchamiento?", se pregunta.

Insiste en que un partido no puede ser excluyente para ser alternativa, aunque reconoce que el puesto más complicado de un partido es el de secretario general, cargo que en Vox tiene Javier Ortega Smith.

Asegura que no está echando ningún pulso y que no concibe que el resultado de la reunión que ha pedido a Abascal "no sea caminar juntos" al entender que no hay razones para "no seguir de la mano". "Santi, que es quien me importa, tiene muy claro que yo no le echo ningún pulso, porque si además quise echarle un pulso, mi forma de actuar sería muy distinta. Estoy pensando únicamente en España", asegura.

Señala que si finalmente decide volver sería del tal forma que Andalucía no se sintiera traicionada y asegura que su rumbo es "fijo" y que ya tiene "una decisión absolutamente tomada", que no pasa por liderar un nuevo proyecto con personas que se fueron de Vox.

"Yo represento a Vox", asegura y añade que sus excompañeros del Congreso la ven "como un valor dentro de Vox que esperan se pueda incorporar de nuevo a lo que ellos siguen viendo como una familia".