Alerta terrorista

Oleada de sobres explosivos: Pedro Sánchez, Margarita Robles, la Embajada de EEUU y la base de Torrejón, nuevos objetivos

Todos fueron enviados desde España y al menos cuatro tienen la misma letra

Oleada de sobres explosivos: Pedro Sánchez, Margarita Robles, la Embajada de EEUU y la base de Torrejón, nuevos objetivos

EFEImagen de la zona donde se encuentra la empresa de fabricación de armamento que ha recibido una sobre con explosivos

 Seis sobres de color marrón con material pirotécnico casero en su interior, al menos cuatro con la misma letra manuscrita, han sido enviados, según las primeras pesquisas, desde España a sus destinatarios: el presidente Pedro Sánchez, la ministra Margarita Robles, las embajadas de Ucrania y EEUU, la base aérea de Torrejón y una empresa de fabricación de armamento en Zaragoza.

La interceptación dirigida al presidente del Ejecutivo tuvo lugar el pasado 24 de noviembre, después de que los servicios del Departamento de Seguridad de Presidencia del Gobierno, en las tareas de cribado y filtrado de la correspondencia, detectasen un envío postal sospechoso. Se trataba de un sobre dirigido al presidente del Gobierno, que había sido remitido por correo postal ordinario, ha detallado el Ministerio del Interior en un comunicado.

El Departamento de Seguridad activó los protocolos pertinentes y, tras asegurar la zona, procedió a la deflagración controlada del sobre. A expensas de los resultados definitivos de los análisis que se están realizando, el sobre podría contener una sustancia similar a la que se utiliza en los artefactos pirotécnicos.

El mismo día y, de forma paralela, la Secretaría de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior ordenó a la Policía Nacional y a la Guardia Civil que extremasen las medidas de protección de las administraciones y edificios públicos, especialmente en lo referente a los controles sobre los envíos postales.

En el caso del artefacto dirigido a la base militar de Torrejón, fuentes de la investigación han señalado que ha sido en torno a las tres de la madrugada cuando la Unidad Militar de la base aérea ha dado el aviso a las fuerzas de seguridad de que habían recibido un sobre sospechoso. El sobre iba dirigido al director del Centro de Satélites, según han informado este jueves los Ministerios de Interior y de Defensa.

Inmediatamente se activaron los protocolos correspondientes, mientras la Policía Nacional se ha hecho cargo del análisis del sobre, que podría ser similar a los dos interceptados ayer.

En este caso el sobre no ha sido detonado, sino que los artificieros lo han neutralizado, lo que permitirá estudiarlo en profundidad para recabar las pistas necesarias que pudieran conducir al responsable o responsables de la fabricación y envío de estos sobre explosivos.

Las direcciones escritas en los sobres tienen la misma caligrafía, según las investigaciones.

De hecho, la Policía Nacional ya estaba evaluando si existe conexión entre la carta enviada a la embajada de Ucrania en Madrid, cuya deflagración hirió a un empleado, y la recibida ayer por la tarde por la empresa de fabricación de armamento zaragozana Instalaza.

En cuanto al sobre intervenido en el Ministerio de Defensa, el secretario de Estado de Seguridad, Rafael Pérez Ruiz, ha confirmado que iba dirigido a nombre de la ministra Margarita Robles.

Pérez ha apuntado que se trata de sobres de color marrón de similares características y que según datos preliminares de la investigación podrían haber sido enviados desde España, aunque ha remarcado que la investigación está en marcha.

En cualquier caso, ha rechazado por ahora la posibilidad de elevar el nivel de alerta antiterrorista. "No creo que los hechos tengan entidad para convocar la mesa de evaluación del nivel de alerta antiterrorista", ha sostenido.

El último paquete, en la Embajada de EEUU

Además, pasadas las 14.00 horas, ha trascendido que la Embajada de EEUU en Madrid había detectado un sexto paquete con material pirotécnico de "características similares" a los neutralizados en la última semana, según ha informado el Ministerio del Interior. En concreto, ha sido interceptado sobre las 12.30 horas en el filtro de seguridad de la legación y se ha activado el protocolo policial pertinente.

La Policía Nacional ha detonado el sobre sospechoso de contener material explosivo tras desalojar la embajada estadounidense y acordonar la zona.

Según fuentes policiales, los especialistas en desactivación de explosivos de la Policía Nacional, Tédax, han sido los encargados de neutralizar el sobre, cuya destinataria era la titular de la legación diplomática estadounidense.

Por su parte, la empresa de fabricación de armamento zaragozana Instalaza recibía antes de las 20.00 horas de este miércoles una carta de similares características a la que ha explotado en la mañana de este miércoles en la embajada de Ucrania en Madrid.  Según explican fuentes de la Policía Nacional, los TEDAX (Técnicos Especialistas en Desactivación de Artefactos Explosivos) han seguido el protocolo y una vez llegadas al lugar las UVIs móviles han procedido a detonar de forma controlada el artefacto, sin que haya que lamentar heridos.

Los especialistas, explican desde la Policía Nacional, están recogiendo vestigios del paquete bomba para poder analizarlos y determinar así qué contenía el sobre exactamente. Instalaza es una empresa de armamento que emplea a más de 150 personas en tres factorías situadas en Zaragoza y que exporta su producción a más de 35 países. La empresa fabrica en Zaragoza sistemas lanzacohetes, granadas de mano y dispositivos de visión nocturna. En el catálogo de productos de su web figuran los lanzagranadas tipo C90 y los Alcotán.

En marzo de este año España envió 1.370 lanzagranadas tipo C-90 y Alcotán, junto a un cargamento de ametralladoras ligeras y 700.000 cartuchos de distinto calibre, en uno de los primeros envíos de ayuda a la defensa de Ucrania tras la invasión rusa en febrero.

Este miércoles a mediodía resultó herido un empleado de la embajada ucrania en Madrid que recogió un sobre postal del correo ordinario que contenía un pequeño explosivo de fabricación casera.

Este suceso, ocurrido en el jardín de la embajada, está siendo investigado por la Audiencia Nacional como un delito de terrorismo y el Ministerio del Interior ha reforzado la seguridad de la legación diplomática.

El ministro español de Asuntos Exteriores en España, José Manuel Albares, ha contactado tanto con su homólogo ucranio, Dmitro Kuleba, al que ha trasladado su apoyo y solidaridad, como con el embajador en Madrid, Serhii Pohoreltsev, para interesarse por el empleado herido.

Robles: "No cambiará nuestro compromiso con Ucrania"

Antes esta oleada de cartas explosivas, la ministra de Defensa, Margarita Robles, ha avisado de que ninguna actividad violenta cambiará el compromiso "firme y claro" de España de apoyar a Ucrania en su defensa frente a la ofensiva militar rusa.

Robles ha viajado este jueves a la ciudad ucraniana de Odesa. En una comparecencia junto a su homólogo ucraniano, Oleksii Reznikov, Robles ha emplazado a la investigación policial que está en marcha para esclarecer la autoría de los envíos.

"Pero lo que tiene que quedar muy claro es que ninguno de estos envíos ni ninguna otra actuación violenta va a cambiar el compromiso claro y firme de España, de los países de OTAN y de Unión Europea de apoyar a Ucrania, porque Ucrania está defendiendo una justa causa", ha remarcado.

"Amenazas" a otras embajadas ucranianas 

El ministro de Exteriores de Ucrania, Dimitro Kuleba, ha alertado de que, más allá del ataque registrado el miércoles en la Embajada en Madrid, se han producido otros "hechos alarmantes" en otros edificios diplomáticos ucranianos en el extranjero.

"Ha habido otros hechos alarmantes, no relacionados con explosivos, sino con el envío de amenazas muy concretas a la Embajada de Ucrania", ha denunciado el ministro, quien no ha profundizado en más detalles, según recoge Ukrinform.

De hecho, cuestionado por qué tipo de amenazas y en qué localizaciones, Kuleba ha señalado que el Ministerio de Exteriores ucraniano emitirá próximamente un comunicado al respecto, si bien se ha aventurado a afirmar que existe una "campaña dirigida a gran escala" contra su país.

El representante ucraniano ha incidido también en la necesidad de aclarar quién está detrás de estas amenazas, incluida la carta explosiva enviada a la Embajada en Madrid.

Respecto a este incidente en la capital española, Kuleba ha afirmado que las autoridades ucranianas están en estrecha colaboración con las de España, tratando de averiguar quién está detrás del ataque. "Realmente tenemos una conjetura sobre quién está detrás de esto, pero debemos seguir a toda la red de agentes y personas involucradas en esta campaña", ha dicho Kuleba, quien ha denunciado que su país está sufrinedo una nueva forma de inducir terror a la población.