Rajoy pide un Gobierno con amplio respaldo encabezado por el PP

El jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, ha confirmado hoy la disposición del PP a renunciar a la Presidencia del Congreso, que sería para el PSOE, en un acuerdo que no obstante está aún por cerrar, según ha explicado. Para el Senado, donde el PP tiene mayoría absoluta, su apuesta es mantener a Pío García Escudero como presidente. Pero, además, el líder popular ha aprovechado su intervención ante la Junta Directiva Nacional de su partido para analizar el panorama político y las perspectivas para la gobernabilidad tras el 20-D. Rajoy ha vuelto a defender un Gobierno "con amplia base parlamentaria", pero sobre su presidencia se ha limitado a señalar que debería estar "encabezado por el PP".

rajoy-directiva-500

El presidente del Gobierno en funciones ha defendido de nuevo este martes un gobierno de "amplios apoyos" entre PP, PSOE y Ciudadanos y ha criticado las "urgencias personales" del líder socialista por buscar un Gobierno de izquierdas. De hecho, ha preguntado a Pedro Sánchez qué "va a dar a los que están planteando la liquidación de la soberanía", dado que, según ha recalcado, "numéricamente" cabe ese acuerdo pero "es un disparate para hoy y para el futuro". Rajoy ha asegurado que la situación de España requiere un gobierno de "base parlamentaria muy amplia" para afrontar los "desafíos inmediatos" y consolidar la recuperación y ha tendido de nuevo la mano a PSOE y Ciudadanos porque "comparten" principios "básicos" y tienen "espacio para dialogar".

Para ello, el presidente del Gobierno en funciones ha admitido que hay varias "fórmulas": desde un "gobierno de todos", hasta "apoyo parlamentario" o un "plazo convenido". "Cualquiera sirve aunque cuanto más fuerte sea el vinculo que se establezca, más certidumbre y más seguridad se trasladará a los españoles", ha indicado, si bien ha recalcado que ese Gobierno debería estar "encabezado" por el PP. Sin embargo, ha admitido que caben otras alternativas distintas. "Cabe un pacto del PSOE con Podemos, con IU y con el apoyo vía voto a favor o vía abstención de partidos políticos que están en este momento participando en un gobierno que quiere liquidar la unidad nacional y la soberanía nacional. Numéricamente cabe pero es un disparate para hoy y para el futuro", ha proclamado.

En este punto, ha dicho que ha escuchado a Pedro Sánchez asegurar que hará una reforma de la Constitución para culminar el Estado de las Autonomías y construir un Estado con estructura federal. "La pregunta que cabe hacer es ¿qué les va a dar a los que están planteando la liquidación de la soberanía nacional? -ha enfatizado- Y la pregunta que cabe hacer, para que nadie se lleve a engaño, es ¿qué votos tiene usted para hacer una reforma constitucional con la composición del Congreso y el Senado?".

El jefe del Ejecutivo ha criticado las "urgencias personales" de Sánchez por ser presidente del Gobierno y ha pedido centrarse en el interés general de los españoles porque "lo contrario sería irresponsable". "Puedo entender las urgencias personales de algunos pero en una situación como ésta, un mínimo de seriedad, sensatez y sentido común cabe exigirnoslo a todos y yo voy a estar a la altura de las circunstancias", ha exclamado. Tras asegurar que la posibilidad de que haya unas nuevas elecciones no interesan "a nadie", Rajoy ha señalado que el Congreso Nacional del PP se convocará "cuando se despeje la situación a nivel nacional y cuando haya un gobierno". A su entender eso es "lo más razonable" y "lo menos arriesgado".

Por lo demás, Rajoy ha explicado el acuerdo al que ha llegado su partido con el PSOE y Ciudadanos para las Mesas del Congreso y el Senado. Ha detallado que las posiciones de los partidos son que el PP tendría tres representantes en la Mesa del Congreso, y el PSOE, Ciudadanos y Podemos dos cada uno. Aunque el PSOE tendría la Presidencia de la Cámara, el PP contará con el mayor número de representantes: dos vicepresidencias y una secretaría, ha precisado Rajoy, quien ha propuesto a Celia Villalobos, Rosa Romero y Alicia Sánchez Camacho como miembros de la Mesa del Congreso.

Rafael Hernando seguiría de portavoz del PP en el Congreso y José Antonio Bermúdez de Castro como secretario general del grupo parlamentario. "Creo que es un acuerdo que responde al planteamiento político que he manifestado respecto a la conformación del Gobierno", ha argumentado Rajoy. Para el Senado, donde el PP tiene mayoría absoluta, su apuesta es mantener a Pío García Escudero como presidente, con Pedro Sanz como vicepresidente y Luis Aznar y Adela Pedrosa en las secretarías. De portavoz, continúa José Manuel Barreiro, con Javier Arenas de secretario general del grupo.

El presidente del PP ha explicado que ha intentado acertar con sus propuestas, manteniendo a algunas personas por su experiencia, incorporando a otras y teniendo en cuenta las distintas sensibilidades territoriales.

Sobre el autor de esta publicación