Mañueco echa mano de Ayuso en el cierre de la campaña ante el miedo a perder la Junta

Se dispara el nerviosismo en el PP ante el 'pinchazo' en las encuestas que apunta a un riesgo real de perder el Gobierno de Castilla y León

Mitin de cierre de la campaña en Valladolid

EFEMitin de cierre de la campaña en Valladolid

A menos de un día y medio para que se abran las urnas en Castilla y León, las alarmas y el nerviosismo han saltado en Génova ante las numerosas encuestas que alejan a Alfonso Fernández Mañueco de la mayoría absoluta e incluso de la Junta al no sumar ni siquiera con Vox. Para dar un empujón a la movilización este domingo, clave para que el PP retenga el Gobierno castellanoleonés tras el 13-F, Mañueco ha tirado, además de Pablo Casado, de los pesos pesados del partido como Alberto Núñez Feijóo y sobre todo de Isabel Díaz Ayuso, convertida en la 'rock star' de la campaña tras el éxito de sus mítines.

En un principio, Génova había dado a la presidencia madrileña una reducida presencia en la campaña, solo dos actos en el mismo día, en Burgos y Segovia el pasado viernes. Pero el 'pinchazo' en las encuestas y el baño de masas que protagonizó en estos dos mítines, forzaron a duplicar su participación con otros dos actos en Valladolid y Ávila este miércoles.

Fue en el mitin de Valladolid, donde Ayuso se desmarcó, una vez más, de Génova y recomendó a Mañueco no tener miedo a pactar con Vox. "Prefiero pactar con el partido de Ortega Lara", en referencia a Vox, antes que "con aquellos que pactan con los que lo secuestraron", clamó en contra de la directriz marcada por la dirección de Pablo Casado, cuya estrategia ha pasado por ahora por cerrar la entrada a sus gobiernos regionales de miembros del partido de Santiago Abascal.

Precisamente, el auge en las encuestas de Vox y el riesgo real de perder la Junta ha llevado a Mañueco a pedir a la líder madrileña que asistiera al cierre de campaña celebrado este viernes por la tarde en Valladolid. Un acto en el que también han respaldado al candidato popular Casado y Feijóo, mientras que los líderes de los gobiernos andaluz y murciano, Juan Manuel Moreno Bonilla y Fernando López Miras, lo han hecho de forma telemática a través de sendos vídeos. En el mitin además han asistido otros líderes como Javier Maroto, Pablo Montesinos, Dolors Montserrat, Ana Pastor, Antonio González Terol, Pablo Casado, Elvira Rodríguez, Andrea Levy o José Luis Martínez-Almeida -también muy aplaudido-.

Ayuso anima al PP a librar "todas las batallas"

Tirando de su lema, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha pedido el voto este domingo para la "la casa común" del centro derecha en España, como es, a su juicio, el PP, al que ha animado a "librar todas las batallas" allí donde gobierna en favor de "la libertad" y la "democracia". Tras ser recibida con una fuerte ovación y entre gritos de "presidenta" y de "guapa", la líder madrileña ha arrancado con un taurino "va por ustedes" que ha levantado una nueva ola de aplausos entre las más de 2.000 asistentes en la Feria de Valladolid.

"Somos el partido que con alegría y mucho trabajo une al centro derecha, la casa común de liberales y conservadores inspirados por valores del humanismo cristiano", ha recalcado la presidenta de Madrid, quien ha articulado su discurso en 15 puntos en los que ha defendido la vocación del PP "siempre al servicio de España" para corregir "las políticas de la izquierda y la ultraizquierda".

En este sentido, ha recalcado que el modelo del centro derecha y el PP "funciona" frente al "fracaso" de la izquierda "aquí y en cualquier lugar del mundo". "No queremos que nada nos frene, que se nos trate como a un rebaño con el único fin de vivir de nuestros impuestos", ha denunciado Ayuso, quien ha definido a su partido como "el de la gente normal, sin odios, ni revoluciones, ni sectarismo". "Negamos el odio venga de donde venga", ha advertido Ayuso.

Ayuso ha vuelto a defender a instituciones como la Iglesia católica, cuyos ataques ha achacado a un intento de "borrar a los católicos del mapa", y la monarquía parlamentaria ,"el Rey Juan Carlos no es el problema, la monarquía parlamentaria es un símbolo del Estado que nos une a todos" ha defendido, al tiempo que ha lamentado que "a una parte del electorado de izquierda" le parezca "bien" que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, haga "trampas" para "seguir el poder". "Seguramente echarán de menos la democracia cuando las trampas se vuelvan contra ellos", ha añadido. Tras recordar que "el fin no justifica los medios", ha defendido la voluntad del PP por atender los servicios públicos "cuidando el gasto y ayudando a crear empleo" con bajadas de impuestos y de burocracia.

Ayuso ha criticado además el ataque a las tradiciones como la tauromaquia, del que ha responsabilizado al "odio" de los animalistas. "Somos un país con una gran historia, una gran patrimonio y tradición, con antepasados que exportaban civilización y universidades", ha reivindicado la presidenta madrileña.

La dirigente regional ha apostado por gobiernos "que no tengan miedo, que no se callen, que sean influyentes con entusiasmo y alegría" y que no adopten un "silencio cómplice con el terror, el abuso o la tiranía". "No se puede ser cómplice de la dictadura de lo políticamente correcto y el lenguaje manipulador", ha sentenciado. A su partido ha pedido la presidenta de la Comunidad de Madrid que no se deje llevar "por el aplauso fácil de la mediocridad", sino que busque "ilusionar a las bases", que cuente "con los mejores" y que cumpla "siempre" lo que promete.

Por último, Ayuso ha reivindicado la Transición al recordar el famoso lema "de la ley a la ley", así como el Estado autonómico y ha pedido el voto para el PP "especialmente a los jóvenes". "Las urnas representan la victoria de la democracia frente al comunismo y totalitarismo, votad por la democracia y no por el comunismo", ha pedido.

Sobre el autor de esta publicación