Mañueco defiende el acuerdo con la ultraderecha y pide que se juzgue el Gobierno de coalición en CyL "sin prejuicios"

Luis Tudanca reprocha a Mañueco que “el Gobierno de la comunidad lo ha decidido Abascal” e Igea le acusa de ser el primero que se "humilla" ante la "peste verde", como ha denominado a Vox

Alfonso Fernández Mañueco y Juan García-Gallardo

Alfonso Fernández Mañueco y Juan García-Gallardo

"Sin prejuicios". "Sin ataques preconcebidos". "Por sus hechos". El presidente de Castilla y León en funciones y aspirante a la investidura, Alfonso Fernández Mañueco (PP), ha defendido este lunes su acuerdo con Vox -el que contiente matices ante la violencia de género, la visión sobre Europa y el diálogo social- y ha pedido que se juzgue al futuro Gobierno de coalición con la ultraderecha "sin prejuicios" y "por sus hechos", convencido de que es "beneficioso" para la calidad democrática. Sin sorpresas, tras un discurso de una hora y cinco más de debate, Mañueco era elegido presidente del primer Gobierno de coalición entre PP y Vox con los apoyos de los 31 votos de los populares y los 13 de la formación de Santiago Abascal. El presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, felicitaba al recién investido presidente de la Junta de Castilla y León, pocos instantes después de que obtuviera el respaldo de las Cortes, al tiempo que le ponía como ejemplo de "estabilidad, responsabilidad y gestión".

Después de una sesión que comenzó a las 12.00 horas y que se ha prolongado más allá de las 21.30 horas, las votaciones concluyeron con 44 votos a favor del candidato popular por los 37 en contra, en concreto los del PSOE, Grupo Mixto --Podemos, Cs y Por Ávila--, y el formado por UPL y Soria Ya!. De este modo, ante el pacto rubricado entre PP y Vox el pasado 10 de marzo, Fernández Mañueco ha salido elegido en primera vuelta al alcanzar los votos necesarios para llegar a la mayoría absoluta.

La sesión, que se prolongó durante seis horas y media, y con una intervención inicial del candidato de una hora y otras cinco y media de debate con los grupos parlamentarios, marcado por las al acuerdo de gobernabilidad que supone la entrada de Vox por primera vez en un gobierno autonómico.

En su discurso ante el Pleno de las Cortes de Castilla y León, Mañueco ha insistido en que su Ejecutivo defenderá los principios expresados en la Constitución y el Estatuto de Autonomía. Como "referencias esenciales" de su acción de gobierno, en un discurso que ha durado 65 minutos, Mañueco ha defendido que el acuerdo entre el PP y Vox refleja "la voluntad" de los electores, busca la "estabilidad para toda la legislatura" y también "asumir" el programa del PP como "opción más votada como base", con diálogo para "hablar de proyectos y actuaciones y no de cuotas de poder o reparto de sillones".

Mañueco ha resumido que confía en disponer de un "gobierno fuerte, sólido y eficaz para los próximos cuatro años", en cuya gestación ha agradecido la "voluntad" de llegar a un acuerdo por parte de Vox, personalizado en su dirigente autonómico, Juan García-Gallardo, quien se convertirá la próxima semana en vicepresidente del Ejecutivo.

Violencia de género

Con un "y lo digo alto y claro para que todo el mundo lo entienda: vamos a mantener la ley de la lucha contra la violencia de género", ha defendido Mañueco la lucha de su Gobierno contra el maltrato machista, a la vez que ha detallado que la Comunidad contará con una nueva ley contra la violencia intrafamiliar, que ve "necesarias, compatibles y complementarias".

"Reitero mi compromiso irrenunciable con la lucha contra la violencia de género, la violencia ejercida contra las mujeres, ya que ésta no se produce solamente en el ámbito familiar", ha referido Mañueco en su intervención sobre un asunto que ha centrado buena parte de la negociación del acuerdo de Gobierno entre el PP y Vox en la Comunidad.

"No vamos a dar un paso atrás en los derechos reconocidos. Ni mucho menos", ha asegurado Mañueco, que ha recibido el aplauso de la bancada del PP cuando ha garantizado que se mantendrá la ley contra la violencia de género, mientras que los trece procuradores de Vox no han aplaudido ante estas palabras.

Memoria histórica

En materia de memoria histórica, Mañueco ha avanzado que antes del 30 de junio su Gobierno va a comenzar la tramitación de "una normativa en materia de concordia que integrará toda la regulación en la materia", es decir, que afectará al actual Decreto de Memoria Histórica, que no ha detallado si se derogará o cómo se verá afectado por esta integración.

Será esta una normativa que servirá "como elemento de reconciliación y evitará la utilización de la historia para dividir a los españoles", ha expresado Mañueco.

La derogación del Decreto de Memoria Histórica era una de las principales exigencias que Vox había puesto encima de la mesa para sellar su acuerdo con el PP en la Comunidad, que se ha saldado con este anuncio de integración del actual decreto en uno bajo la denominación de "concordia".

Inmigración legal y ordenada

Por otra parte, Fernández Mañueco ha apelado y defendido una inmigración "legal y ordenada", desde la integración cultural, económica y social, aunque ha garantizado que "a las personas que lo necesiten" se les va a "seguir atendiendo a través del sistema de servicios sociales".

"Castilla y León es tierra de acogida de quienes se marcharon y quieren regresar y de quienes llegan buscando una nueva oportunidad. Creemos enriquecedor y necesario incorporar dentro de nuestra sociedad a personas extranjeras", ha añadido.

Ello "siempre de una forma legal, ordenada, con clara vocación de incorporarse al mercado laboral y que busquen la plena integración a través del respeto a las leyes, valores y libertades europeos de la sociedad que las integra", ha añadido en su discurso de investidura.

En las aulas de esta Comunidad "no hay adoctrinamiento y no lo va a haber por parte de nadie", ha dicho Mañueco en referencia al punto de su acuerdo con Vox que habla de este compromiso.

Este asunto es uno de los incluidos en el acuerdo de legislatura, pero en el caso de Castilla y León no detalla la inclusión del denominado 'pin parental' que sí existe en territorios como Murcia para permitir a las familias eludir y vetar aquellos contenidos que no consideren apropiados para sus hijos.

Plan anticrisis

Por otra parte, Fernández Mañueco ha anunciado que el futuro Gobierno aprobará un paquete de ayudas por importe de 400 millones de euros para atajar el agravamiento de la crisis económica vinculada a la guerra en Ucrania.

Mañueco ha calificado de "injustificable" la invasión de Ucrania por parte de un "tirano criminal", que "plantea un escenario inesperado y altamente incierto", en referencia al presidente ruso, Vladimir Putin.

Dentro de ese paquete de medidas anunciado por Mañueco, además de las medidas fiscales sobre las que no ha aportado detalle, ha indicado que estarán dirigidas a mejorar la competitividad energética para aligerar la factura de familias y empresas.

Rebaja del IRPF auonómico

Además, ha avanzado que su gobierno iniciará "de inmediato" los trámites del proyecto de ley para rebajar el IRPF autonómico a "todos los contribuyentes en el primer tramo del impuesto" -hasta 12.450 euros, en el que se paga un 19 por ciento-.

"Mi gobierno sí dará el paso", ha manifestado Fernández Mañueco, quien ha explicado que esa bajada ya prevista del tramo autonómico del IRPF la llevará a cabo este mismo año y su tramitación se hará de manera "inmediata", algo que ha sido aplaudido en el hemiciclo.

Fernández Mañueco ha explicado que su Gobierno, como recoge el acuerdo de legislatura, tendrá, además del presidente, un vicepresidente y 10 consejerías y ha detallado que, como novedad, tendrá una Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio y otra de Movilidad y Transformación Digital, resultantes de dividir en dos la actual Consejería de Fomento y Medio Ambiente. Se mantendrán la mayoría de las Consejerías y la de Transparencia se integra en la Consejería de Presidencia.

El turno de Tudanca

Ya por la tarde ha abierto la sesión el líder regional del PSOE en Castilla y León, Luis Tudanca, quien ha acusado a Mañueco de abrirle las puertas a la extrema derecha. "Usted ha pasado a hacer lo que diga Vox. El verdadero presidente de la Junta será su vicepresidente, el señor García-Gallardo. Y ahora Vox mandará, lo hemos visto; ha entregado la presidencia de esta Cámara. Tudanca ha llegado a asegurar en su intervención ante la Cámara que "el Gobierno de Castilla y León lo ha decidido Santiago Abascal".

Durante su primera intervención en este pleno de investidura, Tudanca se ha referido a las palabras del jefe de los 'populares' europeos, Donald Tusk, quien consideró "una capitulación" el pacto alcanzado con Vox en la Comunidad. "Porque ustedes han capitulado. Porque toda apariencia de derecha moderada que les quedara ha sido disuelta en este acuerdo de poder", ha enfatizado Luis Tudanca, quien considera que con este acuerdo con Vox en Castilla y León, el Partido Popular "ha llegado a su destino después de su interminable viaje al centro" y se ha quedado "más a la derecha que nunca".

Por ello, el portavoz socialista considera que el líder nacional del PP, Núñez Feijóo, tendría que haber asistido a esta sesión plenaria "a dar la cara", y ante su ausencia le ha acusado de esconderse y dejar "a los castellanos y los leoneses con un gobierno con la extrema derecha". Y aunque hace tres años, cuando el PP y Cs llegaron a un acuerdo de Gobierno en la Comunidad, estaba claro que "después de lo que había hecho" Ciudadanos desaparecería, a día de hoy, la duda de Luis Tudanca es si en esta ocasión será el PP "quien sea absorbido".

En el turno de réplica, Mañueco ha contestado a Tudanca con dureza: "Ustedes no pueden dar lecciones a nadie". El líder del PP en Castilla y León ha recordado al líder regional del PSOE que "si se nuega el saludo al adversario político, ha suspendido en primero de democracia".

UPL niega a Mañueco el apoyo a su "línea continuista"

En su turno de palabra, el procurador de la Unión del Pueblo Leonés Luis Mariano Santos Reyero ha negado el apoyo de sus tres parlamentarios al candidato propuesto para la Presidencia de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, en el debate de investidura, así como a su "línea continuista" planteada para esta "corta legislatura" que, a su juicio, comienza.

Tras comenzar con un mensaje de apoyo tanto al pueblo de Ucrania como al del Sáhara Occidental y a todos los que son víctimas de conflicto, Santos Reyero ha cargado contra esa "línea continuista" del programa de Fernández Mañueco y de sus socios de Gobierno de Vox que va a "seguir agravando las diferencias territoriales de una comunidad sin identidad" como es, en su opinión, Castilla y León, a la que ha definido como "una mancomunidad de provincias".

"Entendemos que es indispensable reunir el mayor número de apoyos para una mayoría capaz gobernar", ha admitido el procurador de UPL, quien ha advertido de que la elección para Fernández Mañueco "no era fácil", entre pactar con los que serán sus socios -a los que ha considerado "hermanos" más que socios de los 'populares'-, o "gobernar en minoría", pero ha criticado la ausencia de "ejes programáticos" a la hora de negociar el acuerdo con quien acudió a los comicios, según ha sostenido, "sin programa electoral".

Soria ¡Ya! reclama un gran pacto

El portavoz de Soria ¡Ya! en las Cortes de Castilla y León, Ángel Ceña, ha lamentado por su parte que en el discurso inicial el candidato 'popular' y en el acuerdo alcanzado con Vox para formar Gobierno no aparece la lucha contra la despoblación como "el mayor desafío" para la comunidad.

Así lo ha expresado Ceña en su primer turno de intervención como parte del Grupo político que conforma la formación soriana junto a UPL, durante la sesión vespertina del debate. En ella, el portavoz de Soria ¡Ya! ha planteado que "en estas condiciones" su formación no puede apoyar esta investidura, pues considera que hay "demasiadas dudas, incertidumbres, inconcreciones y derechos adquiridos en peligro".

Podemos augura que Mañueco pasará "a los anales de la infamia"

Unidas Podemos, con Pablo Fernández al frente, ha augurado a Mañueco, que pasará "a los anales, pero de la infamia" tras decidir introducir a la "ultraderecha" en el Gobierno de Castilla y León en su único objetivo de "mantenerse en la poltrona", para lo que se ha "bajado los pantalones de la forma más indigna".

"Va usted de hito en hito", ha ironizado Fernández quien, tras recordar que Fernández Mañueco ha sido el primer presidente de la Junta que perdió las elecciones autonómicas --las de 2019 cuando accedió a la Presidencia tras el pacto con Ciudadanos--, quien lamentó que se fuera a convertir en el primer presidente autonómico que va a cogobernar con Vox, partido al que se ha referido como "la nueva encarnación del fascismo" con consecuencias concretas para las mujeres, para los inmigrantes o para el colectivo LGTBI. "Van a hacer de la antipolítica su bandera", ha pronosticado al respecto.

Pablo Fernández ha afeado a Fernández Mañueco que se haya mostrado "ufano y henchido de satisfacción" tras firmar el pacto "de la infamia" con Vox y ha advertido al PP de que va a dar cobijo "sin inmutarse" al machismo, al racismo y a la xenofobia, para zanjar que se convertirá en "cómplice del odio de la política de la más baja estopa".

"Son ustedes a la moderación lo que Putin al pacifismo", ha sentenciado el único procurador de Unidas Podemos que ha acusado a Fernández Mañueco de haber hecho "un pan con unas tortas" tras romper el Gobierno de Castilla y León dejando a la Comunidad sin presupuestos "en un momento crucial", a lo que ha añadido ahora las consecuencias de un programa de gobierno con Vox "inconcreto" y al que ha tildado de "vaga declaración de intenciones" en una "nadería" a los verdaderos problemas de la Comunidad.

"Mintió a todo el mundo pero las encuestas le han salido rana", ha bromeado Fernández que ha tachado de "drama" la falta de proyecto de PP y Vox para Castilla y León y para sus gentes, si bien se ha comprometido a trabajar para situar a las personas lo primero, para controlar "las trapacerías" de la Junta y para hacer frente al recorte a las libertades.

"Ni un paso atrás frente a la intolerancia y el odio", ha sentenciado Fernández que ha propuesto cinco ejes de actuación en positivo para mejorar la vida de la gente blindando los servicios públicos, aplicar una política fiscalidad verdaderamente progresiva o una transformación del modelo productivo aprovechando la llegada de los fondos europeos y basado en el I+D+i, al que pide destinar el 3,5 por ciento del PIB en pro de una reindustrialización verde y digital.

Por Ávila rechaza apoyar a un presidente que "no cumple"

En su turno de intervención el procurador de Por Ávila, Pedro José Pascual Muñoz, aseguró que no apoyaría la candidatura de Alfonso Fernández Mañueco porque es un presidente que "no cumple lo que promete y se olvida de las personas".

Así lo señaló, en declaraciones recogidas por Europa Press, durante su intervención en el pleno de investidura. En este foro, Pascual Muñoz ha recordado que era el segundo debate investidura "en menos de tres años" y que el discurso del candidato a la Presidencia de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, ha sido "más de lo mismo".

"Veremos si esta etapa es tan fuerte, estable y duradera como ha prometido estos días", ha ironizado para lamentar que el candidato a la Junta se "olvida de las personas". "Ávila está a la cola en empleo e industrialización", le ha recordado a Mañueco para incidir en que sigue habiendo carencias en infraestructuras y sanidad y que todas las promesas en estos dos años y medio se han quedado "en agua de borrajas".

Porque, ha reconocido, lo que más le ha indignado es que en todo este tiempo "no se haya hecho nada" por paliar la "deuda histórica" que la Comunidad tiene con su provincia y también que se haya amparado en un adelanto electoral "que nadie entiende" con "pactos inexistentes" con tal de sacar "rédito político" para mantener su "sillón" que es lo "único que interesa", a su juicio, a Mañueco. "Nos ha traicionado", ha sentenciado.

De ahí que, según ha confesado, haya afeado a Mañueco por pagar con el "olvido" la confianza que él depositó "en su palabra". "Castilla y León y Ávila merece un presidente que cumpla lo que promete y no les abandone a las primeras de cambio", ha argumentado.

Igea y la "peste verde" de Vox

Por su parte, el procurador de Ciudadanos en las Cortes de Castilla y León, Francisco Igea, afeaba  que el candidato a la investidura se haya alzando con el "curioso honor" de ser el primero que se "humilla" ante la "peste verde", como ha denominado a Vox.

En su intervención en el debate de investidura Igea ha insistido en la idea de que Fernández Mañueco "no es de fiar" después de haber ocupado durante los dos años que duró la pasada legislatura la Vicepresidencia de la Junta como consecuencia del anterior pacto entre el PP y Ciudadanos.

Igea se ha dedicado ha relatar lo que significa un socio como Vox en la Junta, un partido que "milita abiertamente en la destrucción del modelo de Unión Europea".

Menudo regalo le ha hecho el Señor Mañueco a las empresas y a los productores de esta Comunidad!", exclamaba Igea, quien ha recordado también que a partir de la semana que viene en el Gobierno de Castilla y León estarán presentes lo "negacionistas de la ciencia" al ser "personajes que no recomendaban vacunarse" contra el COVID-19 y rechazan el "cambio climático".

"Son un auténtico peligro para el futuro, no de nuestra Comunidad si no de nuestro planeta; y usted ha decidido blanquearles y darles entrada a su Gobierno", ha insistido el procurador de Ciudadanos, quien ha afeado también la "fobia" de Vox contra los "inmigrantes".

En declaraciones anteriores a la prensa para valorar el discurso de investidura de Mañueco, Igea ironizaba con que aquí "no se lleva la moda de París, se lleva la moda de la sumisión", en referencia al cordón que están llevando a cabo los partidos franceses a la candidata de la ultraderecha Marine Le Pen.

García-Gallardo y el "empeño" de Vox

En el turno del portavoz del Grupo Parlamentario Vox, Juan García-Gallardo, reconocía el "empeño" de su partido por acabar con una "anomalía" del ordenamiento jurídico español que "no tiene réplica en los países del entorno", en referencia expresa a la Ley de violencia de género y al Decreto de memoria histórica.

Así y tras defender que todos los españoles tienen que ser iguales ante la ley "sin discriminación por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social", García-Gallardo ha explicado que en estos momentos hay legislación que viola este artículo de la Constitución y se ha mostrado "particularmente orgulloso" de poder formar parte de un Gobierno autonómico que va a dar un paso "para proteger por igual a las víctimas de cualquier tipo de violencia intrafamiliar, independientemente del sexo de la víctima".

"¿Qué sentido tiene que un huérfano de madre tenga acceso a unas mayores ayudas sociales que un huérfano de padre? Ninguno, ¿verdad? Pues de eso trata precisamente esta ley de violencia intrafamiliar, de que cualquier tipo de víctima en el ámbito familiar tenga la misma protección", ha explicado el político de Vox.

Y respecto a la memoria histórica, ha defendido que la aprobación de un decreto de concordia será "un primer paso" para garantizar la libertad de todos para estudiar e interpretar "cada uno a su manera" la historia de España. "Nunca más vamos a permitir que la historia sea utilizada como un elemento de división", ha advertido García-Gallardo que ha acusado en concreto a los partidos de la izquierda de haber utilizado la historia para dividir y para enfrentar a los españoles.

"Odian la reconciliación nacional y el abrazo que se dieron nuestros abuelos", ha zanjado el portavoz del Grupo Parlamentario Vox que ha defendido una vez más que la historia debe ser analizada por los historiadores para añadir que cada español debe tener la oportunidad de aproximarse al pasado "con la mirada limpia" y "sin necesidad de observarlo desde la óptica oficial establecida por el gobierno de turno".

Sobre el autor de esta publicación