Ahorro energético

Madrid aclara que cumplirá el decreto de ahorro energético pese a sus "repercusiones negativas"

El Ejecutivo de Ayuso subraya que acatará las medidas 'improvisadas' del Gobierno mientras la norma esté en vigor “una vez sea recurrida” ante el TC

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso

COMUNIDAD DE MADRIDLa presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso

El consejero madrileño de Presidencia, Justicia e Interior, Enrique López, ha afirmado que la Comunidad va a cumplir el Real Decreto de ahorro energético del Gobierno central en el marco de sus competencias mientras la norma esté en vigor “una vez sea recurrida” por Madrid y pese a las "repercusiones negativas" que cree que tendrá.

Así se lo ha explicado en una carta al portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, Juan Lobato, quien este martes escribió a su vez a la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, solicitando una reunión “urgente” para analizar el contenido del “supuesto plan” del Gobierno madrileño para contribuir al objetivo de ahorrar el 7 % de la energía que ha solicitado la Unión Europea.

A través de una carta a la que ha tenido acceso Efe, López emplaza a Lobato a verle personalmente “en el ámbito parlamentario” en el inicio del periodo de sesiones con la celebración del Debate de Orientación Política o en el marco de las reuniones “que de manera ordinaria, periódica y habitual celebra la Presidenta”.

En su texto, el consejero de Presidencia madrileño insiste que las medidas que ha adoptado el Gobierno de España para la reducción energética las tomaron “con un elevado grado de improvisación” y como parte de un plan “no dialogados previamente, que derivó de una reunión improvisada con las CCAA, celebrada tras varias rectificaciones, todo deprisa y corriendo”.

En este sentido, López añade que el plan de Sánchez responde a “un conjunto de medidas poco meditadas, muchas de ellas con repercusiones negativas para los ciudadanos y para muchos empresarios, en un marco de excepcionalidad, inseguridad jurídica, mala calidad normativa, y lo que es peor, probable inconstitucionalidad, que nos disponemos a denunciar desde la Comunidad de Madrid”.

Pese al rechazo de dichas medidas por el Gobierno regional, y de recurrirlas ante el Tribunal Constitucional, López ha aclarado que “en la línea del cumplimiento normativo y defensa del Estado de Derecho” van a cumplir, “en el marco competencial de nuestras obligaciones y potestades, todo lo que le corresponda cumplir a la Comunidad, mientras la norma esté en vigor, a la espera de su convalidación o derogación por parte del Congreso de los Diputados, así como de su ratificación por parte de Tribunal Constitucional, una vez sea recurrida, como es nuestra intención”.

Los puntos que Madrid considera inconstitucionales

La Comunidad de Madrid se califica como "la única capital europea" que tendrá que apagar los escaparates a las 22:00 horas a partir de la entrada en vigor del Real Decreto Ley de ahorro energético este miércoles, que considera una "decisión arbitraria y autoritaria" que tiene "al menos diez puntos inconstitucionales".

Según el Ejecutivo que preside Díaz Ayuso, el decreto presenta "defectos desde el punto de vista constitucional" por lo que la Comunidad de Madrid, que ha sido muy crítica con el Gobierno central desde su probación, lo recurrirá ante el Tribunal Constitucional.

A continuación se exponen los aspectos que ha hecho llegar la Comunidad de Madrid a los medios de comunicación para oponerse a este Real decreto ley (RDL):

- "No se pueden establecer mínimos ni máximos en las temperaturas de aire acondicionado y calefacción", porque el argumento del decreto no es "garantizar el suministro de gas, ya que el mismo RDL afirma que España no tiene ese problema". Por ello, "el carácter básico alegado por el Estado para invadir competencias decae".

- El Ejecutivo regional considera que ese mismo carácter básico "es cuestionable" porque es un "acuerdo europeo que no es obligatorio".

- Hay un choque entre la normativa de Salud Pública por la pandemia de covid-19, que establece la necesidad de ventilación de los locales, con la nueva obligatoriedad del cierre de puertas para preservar la temperatura en los locales y centros de trabajo.

- El deber de instalar cartelería y pantallas para informar de las medidas de ahorro energético "no contribuye directamente a dicho ahorro", por lo que "invade competencias autonómicas sin justificación".

- La Comunidad critica que "la extensión de las prohibiciones a energías renovables o de autoconsumo excede la necesaria proporcionalidad del RDL. Si lo que se pretende es ahorro de gas, ¿por qué se prohíbe este tipo de iluminación basada en otras fuentes de energía?".

- El apagado de escaparates a las 22 horas "colisiona directamente" con la Ley de Libertad de Horarios Comerciales de la Comunidad de Madrid, que permite abrir las 24 horas del día.

- El apagado de edificios públicos "chocaría con la competencia del cuidado y utilización de los edificios propios de la Comunidad de Madrid" y también con el desarrollo turístico.

- El adelanto puntual de la próxima inspección de eficiencia energética en instalaciones podría exceder las bases estatales, ya que la periodicidad de estas inspecciones "no tiene carácter básico".

- Se produce "una discrepancia entre la duración prevista de las medidas entre la normativa europea", que es de un año, y la indicada en el RDL, que abarca hasta octubre de 2023.

- Por último, la "defectuosa configuración del régimen sancionador" de este decreto puede llevar aparejada "vicios de legalidad o constitucionalidad en las sanciones que puedan imponerse", tal y como sucedió en las derivadas de los estados de alarma durante el COVID".