Los resultados del 13-F alejan el adelanto electoral en Andalucía

La foto electoral de CyL no es diferente a la que dibujan los sondeos en Andalucía: el PP ganaría los comicios pero depende de Vox para gobernar, ya que Ciudadanos se derrumba y a la izquierda no le da para sumar

Juanma Moreno

EFEJuanma Moreno

Los ecos de los resultados electorales en Castilla y León resuenan fuerte en Andalucía, próximo escenario previsto para las urnas, pero parecen no variar los planes del Gobierno andaluz, que insiste en que su intención sigue siendo agotar la legislatura "hasta que pueda" salvo que exista un bloqueo.

Desde el Gobierno aseguran que el presidente de la Junta, Juanma Moreno, continúa con su plan de agotar la legislatura si no existe "un bloqueo" en el Parlamento y que es algo que no ha sufrido ni iba a sufrir variación tras las elecciones de ayer domingo.

Los resultados electorales en Castilla y León no cambian nada en el objetivo que se marcó Moreno de exprimir al máximo la legislatura, según han dicho a EFE fuentes del Ejecutivo andaluz.

Las dos alas del Gobierno, PP y Cs, que se mantiene unido sin fisuras, insisten en desvincular el resultado de la decisión de adelantar o no los comicios, que corresponde en exclusiva a Moreno.

La intención sigue siendo agotar al máximo posible el actual periodo de sesiones, el último de la legislatura, siempre teniendo en cuenta que Moreno debe disolver el Parlamento 54 días antes de que se celebren los comicios.

El presidente habló en su día de elecciones entre junio y octubre y ese sigue siendo el escenario más probable, ya que febrero, que era una destacada prueba de toque, ha comenzado con un importante respiro porque el Gobierno ha salvado el inicio de dos leyes clave, la de Economía Circular y la de los regadíos de Doñana.

También ha negado las elecciones anticipadas el vicepresidente de la Junta y líder de Cs, Juan Marín, quien cree que Pablo Casado y Alfonso Pérez Mañueco han entregado a la ultraderecha el Gobierno.

Ha afirmado que las elecciones de Castilla y León "no tienen absolutamente nada que ver con Andalucía" y ha admitido que los resultados para su formación "no han sido buenos".

El portavoz del Gobierno, Elías Bendodo, ha dicho que en los resultados de Castilla y León no hay "clave andaluza" y ha recordado que cuando "tocan" en la comunidad es a final de año.

El Ejecutivo andaluz no considera que la comunidad vaya a ser una segunda vuelta de las elecciones de Castilla y León y apuesta por que, cuando se celebren, se pueda repetir la fórmula de gobierno de coalición PP-Cs.

A nivel de partidos, el PP ha defendido que "la realidad sociológica y política es muy distinta" a la de Castilla y León, por lo que también evita extrapolar los datos y "hacer suposiciones".

Mientras tanto, Vox ha vuelto a pedir el adelanto electoral en Andalucía y ha defendido que Cs está "en caída libre" y es un partido que no ofrece "un Gobierno de estabilidad".

Macarena Olona, que se perfila como candidata de Vox a la Junta, se acordó anoche de esta comunidad tras los resultados electorales en Castilla y León: "Noche histórica. Con la satisfacción del deber cumplido. Buenas noches, Andalucía".

Aunque el análisis de los partidos de izquierda difiere en los matices, todos ellos coinciden en que el PP andaluz no tendrán ningún problema en pactar con Vox si, como dicen las encuestas, Ciudadanos cosecha un mal resultado.

El secretario general del PSOE-A, Juan Espadas, ha exigido a Moreno, que aclare a los andaluces si está dispuesto a sentar a la ultraderecha de Vox en el Gobierno de Andalucía, y ha aseverado que el PP-A "ya no es" el centro político en la comunidad.

"El PP de (Juanma) Moreno Bonilla ya no es el centro político en Andalucía, porque a base de gobernar toda la legislatura aceptando el chantaje de Vox para seguir en San Telmo, sólo ha engordado a la extrema derecha sin la que ahora no podría gobernar", ha resumido.

Los portavoces de Unidas Podemos (UP), Martina Velarde y Toni Valero, han pedido, por su parte, a Moreno, a que tome nota del resultado de las elecciones en Castilla y León, y le han advertido de que un adelanto electoral en Andalucía por motivos "partidistas puede penalizar".

Ambos creen que se ha evidenciado un "fracaso de la estrategia electoral del presidente del PP, Pablo Casado, "a la que arrastró a Moreno", y que buscaba una mayoría absoluta que no han conseguido los populares.

En términos parecidos, Andaluces Levantaos (AL) cree que los resultados de las elecciones en Castilla y León implicarán un retraso en la convocatoria de los comicios andaluces, lo que "demuestra" que los intereses del presidente, Juanma Moreno, son los del líder del PP, Pablo Casado, "no los de Andalucía".

Sobre el autor de esta publicación

Samuel Jiménez

Samuel Jiménez (Madrid, 1980) es redactor en Republica.com. Sus primeros contactos con el periodismo fueron en radio, aunque la mayor parte de su trayectoria profesional está ligada a la prensa digital, primero en Estrella Digital y desde hace cinco años en este diario. El cine es una de sus grandes pasiones y disfruta de esa cinefilia en cada uno de los artículos que escribe sobre el séptimo arte. Buena parte de su trabajo también lo dedica a temas sociales, tratando de que el periodismo haga reaccionar al lector frente a las injusticias.