Los obispos españoles ven "falta de rigor" en el informe de abusos entregado al Papa

El Vaticano estudia un informe con 251 casos de abusos en la Iglesia española

EFECEE

La Conferencia Episcopal anima a denunciar a las víctimas de abusos sexuales por parte de miembros de la Iglesia y da la bienvenida a las iniciativas que buscan acabar con esa lacra, en referencia al informe enviado por El País al Vaticano sobre 251 posibles casos de pederastia, aunque señala que sería deseable "mayor rigor".

"Sería deseable que las acusaciones que recoge el citado informe tuvieran mayor rigor, ya que su contenido, de carácter muy dispar hace difícil extraer conclusiones que puedan servir a una posible investigación. De manera especial cuando faltan nombres de los acusados, años en que ocurrieron los abusos o se refiere a personas fallecidas", señala en un comunicado.

Los obispos españoles se han pronunciado así después de que el Vaticano haya confirmado que ha remitido a la Congregación para la Doctrina de la Fe, que dirige el español Luis Ladaria, un informe sobre la situación de los abusos sexuales de la Iglesia en España para que se proceda según la "normativa canónica vigente", según ha revelado el portavoz de la Santa Sede, Matteo Bruni.

Se trata de la investigación que el diario 'El País' entregó durante el viaje del Papa a Chipre y Grecia y que recoge 251 casos de abusos en el seno de la Iglesia española, tal y como ha informado el diario español este domingo.

Según confirmaron a Europa Press fuentes eclesiales y tal y como señalaba 'El País', la investigación se encuentra también en el tribunal eclesiástico de la Archidiócesis de Barcelona, que lidera el cardenal Juan José Omella, presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), aunque este tribunal en concreto sólo es competente de lo que suceda en su demarcación.

Del mismo modo, 'El País' señalaba que también han sido informadas las órdenes religiosas a las que afectan casos de la investigación, que no están bajo autoridad de los obispos, y que la mayoría ha abierto una investigación. El 77 por ciento de los casos del informe afecta a órdenes religiosas.

La Conferencia Episcopal Española dice que en dicho informe echa en falta datos como "nombres de los acusados" o "años en que ocurrieron los abusos".

Aunque en él no aparecen los datos personales de las víctimas para garantizar su anonimato, 'El País' se ha puesto a disposición del Vaticano para facilitar el contacto de los afectados y que puedan prestar declaración si así lo desean, tal y como señalaba el diario español este domingo.

En cualquier caso, la CEE considera que "todas las iniciativas de instituciones y medios que ayuden a acabar con la lacra de los abusos sexuales cometidos contra menores o personas vulnerables en la Iglesia o en la sociedad" son, "en principio, una buena colaboración".

Finalmente, insiste en "la importancia de denunciar los abusos" y anima "a todas las víctimas a presentar sus denuncias en las instituciones jurídicas, canónicas o sociales que mejor se adecuen a su voluntad".

Sobre el autor de esta publicación