INCENDIOS FORESTALES

Los incendios en la Comunidad Valenciana se complican y calcinan ya unas 11.000 hectáreas

El fuego ha obligado al desalojo de media docena de poblaciones, la última de ellas ha sido la localidad de Benimassot

EFEEfectivos de la Unidad Militar de Emergencias tratan de sofocar el fuego en Bejís

Los incendios iniciados en la Vall d'Ebo (Alicante) y en Bejís (Castellón) siguen este martes todavía "muy activos", lo que ha obligado a desalojar nuevas poblaciones, como la de Bejís, tras haber arrasado ya unas 11.000 hectáreas.

Un millar de personas y casi medio centenar de medios aéreos participan en la extinción de estos dos grandes fuegos, provocados por rayos, y cuyo control se está viendo complicado debido a las adversas condiciones meteorológicas y a la compleja orografía del terreno.

El incendio de la Vall d'Ebo, declarado la noche del pasado sábado por un rayo, ha calcinado ya cerca de 10.000 hectáreas, tiene un perímetro de 65 kilómetros y en su extinción participan 22 medios aéreos.

El fuego ha obligado el desalojo de media docena de poblaciones. La última de ellas ha sido la pequeña localidad de Benimassot, que ha comenzado a ser evacuada este martes ante la proximidad de las llamas del incendio forestal.

Este municipio se suma a otras localidades evacuadas, como son Tollos, Famorca, Facheca, La Vall de Alcalà y Beniaia, que suman unas 1.500 personas, a las que se ha dado cobertura junto con Cruz Roja mediante albergues instalados en Pego y en Muro de Alcoy.

El incendio de Bejís, declarado este lunes a consecuencia también de un rayo, ha arrasado ya entre 700 y 800 hectáreas, tiene un perímetro de 20 kilómetros y lo combaten 25 medios aéreos, por la "enorme dificultad" de su orografía, que impide de momento actuar a los medios terrestres.

El cambio en la dirección del viento y el humo han obligado este martes a evacuar de forma preventiva las localidades de Bejís y Torás, y los vecinos están siendo instalados en un albergue ubicado en el pabellón multifuncional de Viver.

El desalojo de Bejís ha implicado también el traslado del Puesto de Mando Avanzado (PMA), que se había instalado en esta localidad y que ahora se reubicará en Viver.

Los desalojos de este martes se suman a los ya realizados en las aldeas de Arteas de Abajo, Arteas de Arriba y los Cloticos por la cercanía del fuego.

Pendientes de la meteorología

Ambos incendios tienen una "alta actividad" y están aún en situación de "avance" pese al esfuerzo de las personas y medios que los están combatiendo, y la "pieza clave" para resolverlos va a ser la evolución de la situación meteorológica, ha asegurado el presidente de la Generalitat, Ximo Puig.

Ha incidido en que la meteorología es "muy adversa", pues soplan vientos cambiantes, que hacen que dentro de un mismo incendio se pueda hablar de situaciones "muy diversas" y dificultan planificar la extinción.

Además, las temperaturas continúan siendo muy altas, y la humedad es de en torno al 10 o el 15 por ciento, lo que complica atajar el fuego.

Puig ha insistido en que la prioridad en estos momentos es la seguridad de las personas -del vecindario de los municipios afectados y del personal de emergencias que interviene en la extinción-, porque lo peor que puede pasar es que haya una desgracia personal, más allá de la pérdida del patrimonio natural que se está produciendo.

El presidente ha asegurado que la Comunidad Valenciana cuenta con "recursos suficientes" para combatir estos incendios, y ha agradecido la ayuda tanto del Gobierno de España como de la Unidad Militar de Emergencias (UME) y de las comunidades autónomas vecinas, como Murcia, Aragón, Castilla-La Mancha y Cataluña.

Los otros incendios, declarados en Les Useres (Castellón) y Calles (Valencia), han sido ya dados por estabilizados. El primero ha quemado unas 800 hectáreas, mientras que del segundo no se han facilitado datos de superficie afectada.

El alcalde de les Useres, Jaime Martínez, ha lamentado la "respuesta tardía" de "quienes tenían que tomar las decisiones", una planificación que "podía haber evitado un gran desastre ecológico", ya que el incendio, aunque está estabilizado, todavía no está extinguido.

El presidente de la Generalitat, quien por la mañana ha participado en la reunión del Centro de Coordinación Operativa Integral (Cecopi), visitará esta tarde el Puesto de Mando Avanzado del incendio de Bejís para conocer la evolución del fuego.