Los consejeros de IU seguirán en el cargo hasta que sean cesados por Susana Díaz

Según fuentes próximas al partido, Díaz estaría barajando romper el pacto con IU y gobernar en solitario hasta las elecciones autonómicas de marzo

valderas-cortes-rodriguez

Los tres consejeros de IULV-CA en la Junta de Andalucía tienen previsto seguir en sus cargos hasta las celebración de las previsibles elecciones anticipadas salvo que la presidenta Susana Díaz decida romper el pacto de gobierno y destituirlos, informaron fuentes del Ejecutivo regional.

Este asunto fue debatido el viernes en una reunión entre los tres consejeros de IU -Diego Valderas (Vicepresidencia), Rafael Rodríguez (Turismo y Comercio) y Elena Cortés (Fomento y Vivienda)- y los principales dirigentes de la coalición en Andalucía, que según fuentes de Izquierda Unida son conscientes de que la presidenta Díaz prepara la destitución de los tres consejeros tras la probable convocatoria electoral.

Las mismas fuentes apuntan a que la presidenta Díaz estaría barajando romper el pacto con IU y gobernar en solitario hasta las elecciones autonómicas de marzo, convocatoria adelantada que se hará previsiblemente el lunes o martes próximos.

De esta forma, Susana Díaz acabaría con la pregonada inestabilidad y desconfianza entre los socios creada a raíz de la decisión de Izquierda Unida de convocar una consulta en junio entre los militantes para decidir sobre su continuidad en el gobierno de coalición.

El desencuentro entre Díaz e IULV-CA se reflejó ayer en la reunión en el Palacio de San Telmo entre la presidenta andaluza y el líder regional de Izquierda Unida, Antonio Maillo. Tras esa reunión, Maillo declaró a los periodistas que no salía satisfecho con los argumentos que le había dado Díaz, y subrayó que Izquierda Unida "no va a entrar en cualquier juego de ruptura pactada".

Por su parte, Díaz aseguró a los medios de comunicación que Maillo "sabe perfectamente que no hay estabilidad" en el Gobierno de coalición, y que "es el momento de los andaluces". "Le he trasladado que no hay estabilidad, no hay confianza y evidentemente antes de que ellos decidan por el conjunto de los andaluces, yo les daré la voz", recalcó la presidenta Díaz.

La salida de los consejeros de Izquierda Unida conllevaría el cese de un centenar de altos de cargos de la coalición en los tres departamentos controlados por IU.

Según publican este sábado varios medios de comunicación andaluces las competencias de estos departamentos se repartirían entre el resto de consejerías, como la de Vicepresidencia, que la ocuparía el actual titular de Presidencia, Manuel Jiménez Barrios, o la de Turismo, que iría a Educación, Cultura y Deporte, cuyo titular, Luciano Alonso, dirigió dicho departamento durante varios años.

Estos cambios podrían producirse si el próximo lunes o martes se pone en marcha el proceso para celebrar elecciones anticipadas en Andalucía, que según la ley y el calendario electoral serían con toda probabilidad el 22 de marzo.

El lunes, el Parlamento andaluz celebrará un pleno extraordinario, que posiblemente sea el último de la legislatura, donde esta prevista la renovación de cuatro miembros de la Cámara de Cuentas, y el nombramiento de nuevos miembros de la Diputación Permanente del Parlamento, entre otros asuntos.

Entre el lunes y el martes la presidenta Susana Díaz tendría que firmar el decreto de convocatoria electoral y de disolución de la Cámara, de forma que salga publicado en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) el martes, último día para cuadrar la fecha del 22 marzo, según la ley electoral andaluza.

Sobre el autor de esta publicación