PSOE

Leguina se despacha tras su expulsión del PSOE: “Ya puedo votar a quien me dé la gana”

El expresidente de la Comunidad de Madrid desafía a Ferraz y se reafirma: "Volvería a hacerme la foto con Díaz Ayuso"

Leguina se despacha tras su expulsión del PSOE: “Ya puedo votar a quien me dé la gana”

EFEEl expresidente de la Comunidad de Madrid Joaquín Leguina

El expresidente de la Comunidad de Madrid Joaquín Leguina ha asegurado este miércoles que tras su expulsión del PSOE ya puede votar a quien le dé “la gana” y se ratifica en que volvería a hacerse la foto con Isabel Díaz Ayuso que desencadenó su expediente.

“Ahora puedo votar a quien me dé la gana, pero no sé a quién votar. Si usted tiene alguna idea…”, asegura Leguina en una entrevista con EFE en su casa, un día después de recibir un burofax con la notificación de su expulsión como militante del PSOE.

“Uno de los derechos es la libertad de expresión. Lo he usado toda mi vida y lo voy a seguir usando hasta que me muera”, asegura el expresidente de la Comunidad de Madrid, que espera volver al PSOE no cuando acabe la etapa de Pedro Sánchez sino antes y por eso se defenderá legalmente.

Leguina asegura que no se acostumbrará “fácilmente” a votar a otro partido distinto al suyo y asegura que no se irá al PP porque, dice, no está en edad de pegar saltos al vacío. “Al PP lo respeto: es un partido constitucionalista, respetable, de centroderecha, pero yo soy de centro izquierda, soy socialdemócrata”, asegura.

Admite, no obstante, que fue “más rojo” cuando era más joven y que sus referentes del PSOE son los mayores, los de su generación. Por eso no le resulta fácil responder quiénes son ahora a las personas que admira dentro del PSOE. “Pues me cuesta dar con alguno. Pero no sé, me parecen bien ciertos alcaldes… Page, que vive en Toledo; me parece bien Lambán…. Me parece bien el extremeño. Me parece bien mucha gente dentro del partido, sobre todo los que son de mi generación”, asegura Leguina de los presidentes de Castilla-La Mancha, Aragón y Extremadura.

De entre los jóvenes dice que le gusta Juan Lobato, aunque no responde si le va a votar. “Es una pregunta impertinente”, se defiende.

La expulsión de Leguina se debe al supuesto apoyo que ofreció a la presidenta madrileña, la popular Isabel Díaz Ayuso, al fotografiarse con ella en la campaña electoral de abril de 2021 en la Fundación Alma Tecnológica, de la que forma parte. “Lo volvería a hacer, sí, porque invitamos a todos, también al candidato del PSOE, pero no vinieron”, asegura Leguina, que admite que “es posible” que esa foto le molestara al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, aunque a su juicio sobre todo lo que le sentó mal es el “desastre electoral” en la Comunidad de Madrid.

Isabel Díaz Ayuso y Joaquín Leguina, en una foto de archivo

EFE _ Isabel Díaz Ayuso y Joaquín Leguina, en una foto de archivo

Ayuso -dice- tiene cosas que le gustan y otras que no, “como todo el mundo”. “Pero vamos, no es para decir que es una fascista y cosas así. No es verdad. Es una persona normal y corriente, como usted y como yo”, asegura Leguina de la presidenta madrileña, con quien dice que no se meterá, como tampoco ha hecho -dice- con el resto de sus sucesores, todos ellos del PP. “Cumple con su deber, que es presidir la Comunidad de Madrid”, dice de Ayuso.

Sobre las elecciones autonómicas y municipales, advierte que espera que salga adelante algún proyecto socialista interesante. “Con que no se cometan locuras, me conformo”, apunta.

Sí que le gusta Juan Lobato, que será el candidato del PSOE, aunque cree que “lo tiene un poco difícil”. “Lo tiene difícil, entre otras cosas, porque por delante del PSOE no sólo está el PP”, dice en referencia a Más Madrid, cuya candidata, Mónica García, “va ser un hueso duro de roer”. “Es una servidora pública”, ensalza en referencia a que es anestesista.

Leguina dice que quiere estar en el PSOE pese a su distancia con Pedro Sánchez, porque defiende sus derechos a seguir formando parte de un partido que sobrevivirá al “sanchismo”. 

Ferraz defiende la decisión

Por su parte, la portavoz del PSOE y ministra de Educación y Formación Profesional, Pilar Alegría, ha justificado este miércoles la suspensión de militancia a Leguina por su apoyo a Díaz Ayuso y ha vaticinado que estará "más tranquilo" fuera del PSOE.

"Cuando optas de forma voluntaria a formar parte de un partido político sabes que hay unos derechos y unos deberes y cuando haces campaña por una persona del PP, en este caso en abril mayo del 2021 por la señora Ayuso sabes que eso lleva un proceso de expulsión", ha trasladado en una entrevista en TVE.

Alegría ha admitido que "nunca es un proceso gratificante" expulsar a una persona de un partido político, a la par que ha apuntado que Leguina "ha tenido todo este año para presentar las alegaciones que ha considerado oportunas".

En cualquier caso, la titular de Educación ha apuntado que, atendiendo a las declaraciones de los últimos meses del que fuera presidente de la región madrileña entre 1983 y 1995, tiene "la impresión de que va a estar más tranquilo fuera del PSOE".

Madrid ve "lamentable" la expulsión de Leguina

Y en medio de esta polémica también ha dado su opinión el Gobierno de Ayuso. El vicepresidente y consejero de Educación y Universidades, Enrique Ossorio, ha tachado de "lamentable" que el PSOE haya suspendido de militancia a Leguina por entender que en las elecciones de 2021 pidió el voto para Díaz Ayuso y ha censurado que el presidente del Gobierno no entienda "la crítica interna".

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, Ossorio ha reprochado a Sánchez que "celebre el Día de la Constitución", que debería ser una jornada "de concordia entre todos", para expulsar de su partido a un persona que fue "clave" como Leguina, "el único presidente de la Comunidad de Madrid que ha tenido el PSOE en su historia".

"Estamos acostumbrados a ver este tipo de maniobras por parte de l presidente del Gobierno que no entiende la crítica interna que puede haber. Lo mismo la semana pasada cuando un presidente autonómico, como el presidente de Aragón, Javier Lambán, fue llamado al orden de un manera humillante, en mi opinión, por unas declaraciones que realizó", ha sostenido.

También ha calificado de "muy lamentable" que una persona como Leguina, "que es un demócrata y una persona que tuvo importantísimas responsabilidades en la Transición y después en el PSOE", no se encuentre cómodo en el partido de Sánchez y sea "coaccionado por sus opiniones". "Me parece realmente grave que una persona de ese nivel, con esa trayectoria, no se encuentre cómodo en el PSOE y sea coaccionado por sus declaraciones", ha insistido.