Enésima crisis entre los socios del Gobierno de coalición

PSOE y Podemos se enfrentan por las 'leyes moradas' con la vista puesta en el próximo año electoral

La parte socialista del Gobierno no ve necesaria una reunión con su socio, aunque crecen las divisiones en todos los frentes: 'ley trans', 'ley de trata', reforma de las pensiones, 'ley de familias', 'ley de vivienda', 'ley mordaza' y los nombramientos del Constitucional

PSOE y Podemos se enfrentan por las 'leyes moradas' con la vista puesta en el próximo año electoral

EUROPA PRESSEl portavoz del PSOE en el Congreso de los Diputados, Patxi López , y el de Unidas Podemos, Pablo Echenique

La enésima crisis del Gobierno de coalición en lo que va de legislatura, tiene características diferentes a las del resto. Y en el trasfondo está que se avecina un intenso año electoral y, con los Presupuestos aprobados, cada socio de Gobierno busca marcar su perfil político.

Y otra diferencia con otras crisis anteriores, tal vez está en que ese papel de marcar perfil político al que siempre ha jugado Unidas Podemos desde que se inició la legislatura ahora también lo quiere jugar el PSOE.

La coalición morada ya ha advertido el cambio de posición de los socialistas y, de hecho, el portavoz parlamentario, Pablo Echenique, no ocultó la preocupación que existe en sus filas por los palos en las ruedas que el PSOE está poniendo últimamente a las leyes o propuestas que emanan de los ministerios que lleva Unidas Podemos, y apuntó que puede deberse a “cálculos electorales”.

“El PSOE se equivocaría si pensara que el hecho de que no salgan leyes lideradas por Unidas Podemos tiene algún tipo de ventaja, porque en realidad es una desventaja tanto para el conjunto de la ciudadanía como para el Gobierno de coalición”, afirmó Echenique.

Pero fuentes cercanas al Gobierno y al PSOE tienen la misma opinión sobre la estrategia de Unidas Podemos que cree que, en lo que resta de legislatura, va a intentar afianzar un perfil crítico y diferenciado, de cara a las elecciones que se avecinan.

No obstante, una persona cercana al presidente del Gobierno manifestó a Republica.com que considera un “gran error” esta estrategia de confrontación, en lugar de poner en valor lo hecho y lo que queda por hacer por el Gobierno de coalición, “aunque luego ellos quieran apuntarse sus medallas, como es lógico”, afirmó.

Pero además, las fuentes consultadas admiten abiertamente cierto hartazgo de que la formación morada cuestione iniciativas del Gobierno que vienen por la parte socialista -”incluso con posicionamientos propios de la oposición”, afirman- y que el PSOE tenga que estar´con las manos atadas ante sus propuestas, en clara referencia a la 'ley trans'.

Tal vez, la llamada 'ley trans' es lo que ha colmado la paciencia de los socialistas, al entender que Unidas Podemos la está utilizando como un desgaste interno y externo de su partido.

Pese a todo, de manera oficial el Gobierno y el PSOE quieren intentar seguir sosteniendo el Gobierno de coalición e intentar que las aguas vuelvan a su cauce.

Así lo expresó este martes la propia portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, quien indicó que no considera necesario una reunión de ambas formaciones para afrontar la crisis por la que atraviesan, y aseguró en un acto de buenismo que la única tensión en el Gobierno pasa por “atender las necesidades de los ciudadanos”.

Diferencias en todos los frentes

Pero más allá de la buena voluntad de Isabel Rodríguez, lo cierto es que las diferencias del Gobierno están en todos los frentes y la enumeración es larga.

El Ministerio de Igualdad no está de acuerdo con la 'ley de trata' aprobada por el Consejo de Ministros este martes; la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, no está de acuerdo con la reforma de las pensiones propuesta por el Ministerio de Inclusión Social; la 'ley de Familias' se ha retrasado una vez más para ser aprobada, subsisten las diferencias en la ley de Vivienda, no hay acuerdo en torno a la derogación de la 'ley mordaza' y las diferencias en la 'ley trans' son prácticamente insalvables. Por no mencionar las críticas de la formación morada a la elección de los dos miembros del Tribunal Constitucional.

Con estos mimbres y el poco tiempo legislativo que resta, o se buscan soluciones entre los socios o gran parte de estas propuestas legislativas tienen todas las papeletas para decaer y que sean incorporadas, cada cual a su forma, en los programas del PSOE y de Unidas Podemos para las próximas elecciones generales. Tal vez, sean lo que buscan ambos.

Sobre el autor de esta publicación

Manuel Sánchez | Corresponsal Político

Manuel Sánchez (Cáceres, 1967) es periodista y escritor. Trabajó 22 años en el diario EL MUNDO, primero en información judicial y desde el año 2000 se especializó en información política sobre el PSOE y el Gobierno. Tras un año en eldiario.es, de 2014 a 2021 estuvo en el área política de Publico.es. Es autor de los libros: "Las noticias están en los bares" y "Yolanda Díaz, la dama roja".