Voces críticas dentro del PSOE

Lambán lamenta sus "desafortunadas" palabras sobre Sánchez y le garantiza su lealtad

Asegura que sus palabras, en las que elogió al el expresidente asturiano Javier Fernández e hizo de menos al actual jefe del Ejecutivo, han dado lugar a "interpretaciones que en modo alguno tenían que ver con lo que yo quería decir"

Pedro Sánchez y Javier Lambán durante un acto en Aragón

EFEPedro Sánchez y Javier Lambán durante un acto en Aragón

El secretario general del PSOE en Aragón y presidente autonómico, Javier Lambán, ha lamentado este jueves las "desafortunadas" e "inoportunas" palabras que tuvo este miércoles sobre el presidente del Gobierno y secretario general de su partido, Pedro Sánchez, a quien ha garantizado lealtad, que espera que sea "recíproca".

En unas jornadas sobre el Estatuto de Autonomía en las que participaba el expresidente asturiano Javier Fernández, Lambán dijo que si este hubiese sido secretario general del PSOE, "mejor le hubiera ido al país".

Lambán, aunque no nombró a Sánchez y este mismo jueves por la noche ya precisó estas palabras con un tuit, ha querido salir al paso convocando una declaración ante los medios en los pasillos de las Cortes de Aragón.

"Dije algunas palabras que fueron manifiestamente inoportunas, que fueron manifiestamente desafortunadas, porque daban lugar a interpretaciones que en modo alguno tenían que ver con lo que yo quería decir", ha asegurado.

Desafortunadas porque "lo último" que desea es involucrar a Fernández, retirado de la política hace ocho años, "en ningún tipo de polémica" como hizo él "de manera involuntaria".

Y también porque habló de momentos "muy complicados" para la historia del PSOE (el comité federal de octubre de 2016 en el que Sánchez dimitió y las posteriores primarias de mayo de 2017 que éste ganó).

Momentos que "afortunadamente" para Lambán el PSOE ha "dejado atrás" y que "bajo ningún concepto" se han de volver a repetir "ni siquiera a recordar, si acaso para aprender".

Hay discrepancias, pero también lealtad

Su obligación de decirles a los aragoneses siempre lo que piensa, y también a los secretarios generales de su partido, no suponen que su actitud respecto al Gobierno de España sea "desleal o poco colaborativa", ha enfatizado. "No existe disintonía ni quiebra", ha zanjado.

"Esa relación mía (con Sánchez) que se pretende presentar con brechas insalvables no es tal; es una relación de decir la verdad a los aragoneses, pero también colaborar intensamente y ser leal a mi partido", ha recalcado.

Porque, ha recordado, está en un partido "con libertad de expresión", que hay que ejercer "con inteligencia" para que sea "perfectamente compatible con la lealtad y con la colaboración".

Sus discrepancias con el Gobierno de España son "perfectamente conocidas", ha manifestado, pero ha insistido en el concepto de colaboración que está permitiendo que fructifiquen "muchos proyectos con los diferentes ministerios". "Incluso con Pedro Sánchez tengo entre manos alguna cosa importante", ha avanzado, sin revelar más.

En cualquier caso, ha advertido, también a sus militantes, a quienes ha querido tranquilizar, que antepone "a cualquier consideración" su condición de presidente de Aragón, siempre desde la lealtad al Gobierno, ha reiterado, que espera que sea recíproca, porque "este Gobierno de España está siendo bueno para Aragón".

Lambán ha dicho que no ha hablado con Sánchez, con quien no cree que tenga que hacerlo, y sí que lo ha hecho con el secretario de organización del PSOE, Santos Cerdán.