¿La última pregunta de Pablo Casado?

El todavía presidente del PP y sus fieles debatían si este miércoles debe ir la sesión de control al Gobierno. Teodoro García Egea ha renunciado a su pregunta. La presidenta del Congreso, salvo renuncia previa, dará la palabra a Casado y el PP puede decidir que la pregunta la haga otro diputado o no formularla.

Casado

Europa PressCasado da positivo en Covid-19 tras un contacto directo con un contagiado

Casado“PREGUNTA del Diputado D. PABLO CASADO BLANCO, del Grupo Parlamentario Popular en el Congreso, que formula al Excmo. Sr. Presidente del Gobierno: ¿Cuánto más está dispuesto a ceder a sus socios independentistas para seguir en La Moncloa? (Núm. expte 180/000802)”. Este es el enunciado que consta en el orden del día de la sesión plenaria del Congreso que debe empezar este miércoles a las 9.00 horas.

En principio, la presidenta del Congreso, Merixell Batet, tiene previsto leerlo porque, a última hora de la noche del martes, el PP no había retirado la pregunta. Si lo hace pueden ocurrir tres cosas: que el presidente del PP, Pablo Casado, formule la pregunta; que sea otro diputado quien la haga o que la portavoz del PP diga que se renuncia a formularla. Y nadie sabe qué va a pasar.

El ya dimitido Teodoro García Egea como secretario general ha renunciado ya a la pregunta a Yolanda Díaz, y la vicepresidenta segunda tendrá otro rival al que darle un dato. Sin embargo, según fuentes del PP consultadas por republica.com, el debate seguía entre Casado y el grupo de fieles que aún le quedan, quienes le aconsejaban no acudir al Congreso. Algunas fuentes apuntan que el propio Casado quiere ir, y aprovechar esos dos minutos y medios más que para confrontar con Pedro Sánchez… para despedirse.

El dirigente que una mañana vertió todo tipo de acusaciones contra Isabel Díaz Ayuso y al día siguiente las retiró todas, parece que ahora quiere echarle coraje. Pero aún no se sabe. ¿Será la última pregunta de Casado?

Lo cierto es que si Casado va se encontrará rodeado de una bancada que bien por escrito o verbalmente ya ha pedido que se vaya como presidente del PP. ¿Le aplaudirán su intervención a modo póstumo? ¿Habrá silencio tras su intervención?

El papelón de Casado tanto si decide ir como si renuncia a su última pregunta como líder del PP es más que difícil.

La única ventaja es que si va y pregunta a Pedro Sánchez, con toda seguridad el presidente del Gobierno no hará sangre con su situación política. Él pasó por lo mismo.

Sobre el autor de esta publicación