Ley Trans

La 'ley trans' avanza en el Congreso sin acuerdo entre PSOE y Unidas Podemos

Los socios de Gobierno votarán divididos en dos semanas en comisión las enmiendas socialistas que limitan la autodeterminación del género a los menores de 16 años, la violencia intragénero o el proceso de reversibilidad del cambio registral del sexo

La 'ley trans' avanza en el Congreso sin acuerdo entre PSOE y Unidas Podemos

EFEUna persona ondea la bandera trans

La ponencia de la Comisión de Igualdad encargada de analizar el proyecto de 'ley trans' se ha cerrado este miércoles sin acuerdo en el punto que enfrenta a PSOE y Unidas Podemos: la enmienda socialista que plantea que un juez tenga que autorizar el cambio de sexo registral de los menores de 16 años. Esta enmienda, junto a otras como la relativa la reversibilidad del cambio de sexo autorizada por un juez o la que pide modificar el artículo 65 para eliminar de su título la violencia intragénero (la que tiene lugar dentro de la pareja LGTBI), siguen vivas y se votarán en la Comisión, que previsiblemente se celebrará el 12 de diciembre.

La secretaria de Igualdad de los socialistas, Andrea Fernández, ha explicado que las enmiendas socialistas sobre elevar la edad, de 14 a 16 años, para el cambio registral de menores trans, así como la que pone límites a la reversibilidad, no han conseguido el consenso necesario para ser incluidas en el texto en esta fase de la tramitación.

Es por eso que el principal partido en el Gobierno mantendrá estas propuestas para que sean votadas por los grupos en la Comisión de Igualdad, el penúltimo escalón de la ley antes de llegar al Pleno para su aprobación definitiva.

La diputada de Unidas Podemos Sofía Castañón ha calificado de "avance parlamentario innegable" el cierre de la ponencia y se ha mostrado convencida de que la 'ley trans' pueda estar aprobada en Congreso "antes de que acabe 2022".

Sobre la enmienda del PSOE relativa a los menores de 16 años, Castañón ha avisado que su partido quiere que el trámite parlamentario "sirva para mejorar la ley y en ningún caso para retroceder sobre el texto que salió del Consejo de Ministros".

El proyecto de ley llegó al Congreso tras arduas negociaciones en el seno de la coalición de Gobierno. Éste abre la puerta al cambio de sexo en el registro sin necesidad de informes médicos o tratamientos hormonales desde los 12 años y exige la intervención del juez cuando el menor tenga menos de 14 años.

De los 14 a los 16 basta con la asistencia de padres y tutores y a partir de los 16 no se fijan requisitos, pero el grupo parlamentario socialista registró una enmienda en la que propone que la autorización del juez sea necesaria hasta los 16 años.

El PSOE ha reiterado que no tiene intención de retirar esta enmienda, aunque Castañón ha resaltado este miércoles que hay "tiempo y voluntad suficiente" para buscar acuerdos "siempre que impliquen no retroceder".

Si UP no apoya esta enmienda, la única oportunidad de los socialistas para que ésta salga adelante es el respaldo del PP, desde donde han resaltado que no ha recibido "ninguna llamada" del PSOE. "El PP está en contra de la 'ley trans'", ha subrayado la diputada popular Carmen Navarro a la salida de la ponencia, donde ha informado de que "nadie ha pedido un acercamiento al PP sobre ninguna de las enmiendas".

De este modo, se inicia desde ahora y hasta la semana del 12 de diciembre, en la que previsiblemente se convocará la Comisión de Igualdad, una "nueva fase negociadora" en la que, según ha indicado la diputada socialista, el PSOE buscará apoyo "en todo el arco parlamentario".