La ley para eliminar el delito de sedición sigue adelante con una amplia mayoría

No hubo sorpresas en la votación pese a la petición del PP de pedir el voto por llamamiento a cada diputado. Empieza la tramitación parlamentaria con la duda si se incluirá la modificación del delito de malversación

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, al término de la última jornada de debate y votación de los presupuestos en el pleno del Congreso

EFEEl presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, al término de la última jornada de debate y votación de los presupuestos en el pleno del Congreso

Diez minutos antes de la una de la madrugada y sin sorpresas, el Congreso de los Diputados aprobó por una amplia mayoría -187 votos a favor contra 152 en contra- la proposición de ley que deroga el delito de sedición.

Antes de la votación el debate fue bronco y elevado de tono, donde PP, Vox y Ciudadanos vertieron toda una batería de acusaciones contra el Gobierno, vinculando esta reforma a la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado que sólo unas horas antes habían salido adelante en el Congreso, curiosamente, con el mismo número de votos a favor, aunque no con los mismos grupos parlamentarios. En concreto, la tramitación de esta reforma del Código Penal ha sido apoyada por PSOE, Unidas Podemos, ERC, PNV, Bildu, PDeCat, Más País, Compromís y BNG.

Así, la portavoz del PP, Cuca Gamarra, afirmó que la derogación del delito de sedición es una «disposición adicional» a los Presupuestos. Y añadió: «Es un pago del Gobierno al independentismo catalán; una derogación al dictado de Junqueras. Una iniciativa vergonzante, tramposa y fraudulenta». Y en la misma línea y con frases de tono aún más elevado se expresaron los portavoces de Ciudadanos y Voz.

El portavoz del PSOE en este debate, Francisco Aranda, recordó que con la modificación del Código Penal este delito se homologa a la legislación europea y que sigue garantizada la integridad territorial de España. Y acusó a los partidos de derecha de “traspasar todos los límites” para ir contra Pedro Sánchez.

Esta aprobación sólo supone un primer paso para la tramitación parlamentaria y ahora se abrirá el plazo de enmiendas, con el objetivo puesto en saber si también habrá propuestas para modificar el delito de malversación. En principio, todos los grupos dudan si afrontar también esta modificación penal y ninguno, de momento, ha concretado si presentará enmiendas en este sentido.

También hay un compromiso de los dos grupos que presentaron la propuesta de una tramitación por la vía de urgencia, con el objetivo de que la reforma se incorpore al Código Penal antes de final de año.

La tardanza de la hora de la votación se debió en gran medida a que el PP pidió el voto por llamamiento a cada diputado, intentando forzar algún voto disidente en las filas socialistas ya que algunas voces territoriales se levantaron contra esta propuesta. No había la más mínima posibilidad de que eso pudiera pasar.

Sobre el autor de esta publicación

Manuel Sánchez | Corresponsal Político

Manuel Sánchez (Cáceres, 1967) es periodista y escritor. Trabajó 22 años en el diario EL MUNDO, primero en información judicial y desde el año 2000 se especializó en información política sobre el PSOE y el Gobierno. Tras un año en eldiario.es, de 2014 a 2021 estuvo en el área política de Publico.es. Es autor de los libros: "Las noticias están en los bares" y "Yolanda Díaz, la dama roja".