La Audiencia Nacional rechaza prohibir los actos de apoyo a presos de ETA convocados para Nochevieja

El juez señala que son conductas amparadas por la libertad de expresión

Una manifestación a favor de los presos de ETA recorre San Sebastián

EUROPA PRESSUna manifestación a favor de los presos de ETA recorre San Sebastián

El juez de la Audiencia Nacional José Luis Calama ha rechazado prohibir varios actos convocados esta Nochevieja por la red de apoyo de presos de ETA, Sare, como el previsto en Arrasate-Mondragón, que las víctimas consideran un homenaje a etarras como Henri Parot pese a la negativa de esta organización.

Una vez más y siguiendo el criterio de la Fiscalía, el magistrado ha desestimado la petición de varios colectivos de víctimas que veían en actos como este u otro previsto en Pamplona un posible enaltecimiento del terrorismo y humillación a quienes sufrieron de cerca los atentados de la banda terrorista.

Sin embargo, ni el juez ni el ministerio público han observado motivos suficientes para prohibirlos al no haber, en palabras del magistrado, "constancia alguna que permita afirmar (...) que se haya producido o que se vaya a producir delito alguno".

"Nos encontramos así ante una convocatoria para la expresión de opiniones que inquietan o chocan a diversos sectores de la sociedad, que, de acuerdo con la precitada jurisprudencia, no tienen cabida ex ante en el ámbito penal", indica el juez en sendos autos.

El magistrado subraya, como hizo cuando rechazó prohibir otro acto programado en septiembre en Mondragón a favor de Parot, que el derecho penal "carece de competencias preventivas" y que lo que le corresponde es "la persecución de los hechos delictivos una vez que se han cometido".

Y es aquí cuando apunta directamente al legislador: recuerda que el Parlamento Europeo ya pidió en 2018 a los Estados miembros que prohibiesen "los homenajes a las personas declaradas culpables de llevar a cabo actividades terroristas mediante sentencia firme" y, por tanto, "es evidente" que le corresponde a él dictar una norma que dé cumplimiento a esta disposición.

Ahora deberá ser la autoridad gubernativa, añade el juez, quien deba decidir si las convocatoria denunciadas se ajustan a la normativa para su celebración.

Aun así, y como suele hacerse en estos casos, el magistrado insta a las Fuerzas de Seguridad para que se muestren vigilantes para evitar que se pudiera incurrir en actuaciones castigadas en el Código Penal.

Los autos del juez se refieren a los actos convocados el viernes por Etxerat y Sare en Pamplona y Arrasate-Mondragón. Este último es el que ha generado más controversia dado que las víctimas denuncian que se va a enaltecer a presos de ETA como Parot, José Manuel Pagoaga Gallastegui, "Peixoto"; y Eugenio Barrutiabengoa, "Arbe", cuyos nombres aparecían en el cartel anunciador en un principio, mientras que Sare, que eliminó dichas alusiones, insiste en que no es un homenaje sino una protesta por la política penitenciaria.

Según el magistrado, los elementos con los que cuenta la Justicia, entre ellos un informe elaborado por la Ertzaintza, manifiestan que "se trata de la expresión de un deseo de acercamiento de presos" sin entrar, dice, "en la justificación o ensalzamiento de las acciones" por las que están en prisión y que, por lo tanto, la conducta está amparada por la libertad de expresión.

La decisión del juez evidencia las dificultades a las que se enfrentan las víctimas a la hora de denunciar este tipo de actos dado que, según ha puesto de manifiesto la Fiscalía en sus informes siguiendo jurisprudencia del Tribunal Supremo, para que se incurra en un delito de enaltecimiento es necesario que se produzca un riesgo a secundar eventuales acciones terroristas.

Las asociaciones Dignidad y Justicia y Plataforma de Apoyo a las Víctimas del Terrorismo de ETA pidieron a la Audiencia Nacional que prohibiera la manifestación convocada por Sare para el viernes. Por su parte, el PP, Vox y Ciudadanos mostraron también su rechazo.

Sobre el autor de esta publicación