La CUP presentará una enmienda a la totalidad a los Presupuestos del Gobierno catalán pero seguirá negociando

Las bases del partido llevan hasta el límite la negociación de las cuentas catalanas y hacen tambalear la mayoría independentista

Las bases de la CUP

CUP

Las bases de la CUPLas Assemblees Obertes Parlamentàries (AOP) de la CUP han decidido que la formación presente una enmienda a la totalidad al proyecto de Presupuestos de la Generalitat de 2022 de Pere Aragonès, pero han apostado por agotar hasta el final la negociación de las cuentas con el Govern, haciendo así tambalear la mayoría independentista.

Lo ha anunciado la portavoz de la CUP en el Parlament, Eulàlia Reguant, este martes en una rueda de prensa en la Cámara catalana, después de que las Asambleas debatieran durante el fin de semana sobre el estado de la negociación con el Govern, y votaran al respecto durante el lunes.

Reguant no ha descartado que la candidatura anticapitalista pueda retirar la enmienda a la totalidad antes del lunes a las 10.30 horas si hay "cambios sustanciales" en la negociación con el Govern, pero ha explicado que lo decidirán en el marco de la Coordinadora Oberta Parlamentària (COP), que se reunirá esta tarde.

Los resultados

En las Asambleas de este fin de semana han participado un total de 509 personas y han votado 462: concretamente, un 63% se ha pronunciado a favor de presentar una enmienda a la totalidad y un 33% abstenerse en el debate a la totalidad.

En una segunda pregunta, un 68% de la militancia ha decidido que, pese a presentar enmienda a la totalidad, la CUP seguiría negociando, mientras que un 28% ha apostado por acabar las conversaciones.

Preguntada por una valoración de la participación, la 'cupaire' ha afirmado que siempre les gusta que participe aún mas gente en todo, y ha achacado la "falta de participación" a una desafección política con el Govern.

"Triple enmienda"

Reguant ha destacado que la enmienda a la totalidad que presentarán en las próximas horas simboliza una "triple enmienda: a la normalización de la relación del Govern con el Estado y el PSOE; a las políticas sociales de un modelo 'sociovergente', y a unos presupuestos que son continuistas".

Ha explicado que trabajarán para "generar las condiciones para desencallar esta situación", y que serán los espacios de la candidatura, en referencia a la COP, los que decidirán cuáles son las herramientas para desencallar la negociación en función de los debates de este fin de semana en las Asambleas.

Ha criticado que el Govern no está generando las condiciones para la autodeterminación, que está siguiendo los programas de Foment del Treball y de Aena, en decisiones como la negociación para la ampliación del Aeropuerto y los Juegos Olímpicos de Invierno, y que han presentado unas cuentas que "pese a algunas mejoras, son insuficientes en vivienda, sanidad y el giro económico" que creen que Cataluña necesita.

Preguntada sobre qué margen tiene el Govern para negociar, la portavoz 'cupaire' ha respondido que eso se le debe preguntar al Ejecutivo catalán y ha pedido que no pongan a "la responsabilidad de su desavenencias en la CUP", tras lo que ha añadido que negociar a la baja el acuerdo de investidura no es una buena solución.

 Para el Govern, "aún hay tiempo"

La respuesta de la Generalitat ha llegado de inmediato y ha sido la portavoz del Govern, Patrícia Plaja, quien ha pedido a la CUP rectificar y no presentar una enmienda a la totalidad a los Presupuestos de la Generalitat de 2022, ya que cree que "aún hay tiempo" para lograr un acuerdo para sacar adelante las cuentas.

Plaja ha afirmado que el Govern lamenta la decisión de la formación anticapitalista porque cree que las cuentas son expansivas, "llevan el sello de la CUP" y las negociaciones que han mantenido con el partido se han trasladado a la propuesta de Presupuestos. Considera que no se entendería que la CUP bloqueara la tramitación de las cuentas y ha alertado de que se pondría "en peligro la mayoría del 52%", lo que ha calificado de un error y que no tendría sentido.

Preguntada por si el Govern se plantea abrir la negociación con los comuns o el PSC si la CUP mantiene la enmienda a la totalidad, ha evitado pronunciarse, ya que insiste en que todavía hay tiempo para poderlos aprobar con los 'cupaires': "No estamos en tiempo de descuento", ya que cree que aún queda una semana de margen para seguir negociando con la CUP --el plazo para presentar la enmienda a la totalidad finaliza el lunes a las 10.30 horas--.

Ha argumentado que la CUP todavía no ha presentado formalmente la enmienda y que el Govern no quiere "anticipar escenarios", sino que quiere ir paso a paso, por lo que también ha evitado avanzar si el Ejecutivo de Pere Aragonès prefiere que las cuentas se prorroguen antes de que se negocien con los comuns o el PSC.

"Cataluña tendrá Presupuestos y todavía estamos a tiempo para que sean con la CUP", ha reiterado, pese a que no ha concretado si este convencimiento de que se aprobarán los Presupuestos quiere decir que buscarán un socio alternativo si la CUP mantiene la enmienda a la totalidad a las cuentas.

Tras el anuncio de la CUP y mientras se estaba produciendo la rueda de prensa se ha celebrado una reunión en el Palau de la Generalitat entre Aragonès, el vicepresidente, Jordi Puigneró, el conseller de Economía, Jaume Giró, los presidentes de los grupos parlamentarios de ERC y Junts, Josep Maria Jové y Albert Batet, y la presidenta del Parlament, Laura Borràs, entre otros dirigentes de los socios del Ejecutivo para valorar la decisión de la formación anticapitalista y analizar los pasos a seguir, pero Plaja no ha querido avanzar el contenido del encuentro.

Sobre el autor de esta publicación