La 'amarga' victoria de Mañueco: dos escaños más que en 2019 y rehén de Vox 

El candidato del PP no ha logrado los objetivos que se marcó cuando adelantó las elecciones: se queda a diez escaños de la mayoría absoluta, no saca provecho del descalabro de Cs y no evita la inestabilidad

Alfonso Fernández Mañueco

EFEAlfonso Fernández Mañueco

Esta noche del 13-F no ha sido una gran noche para Alfonso Fernández Mañueco. Pese a ganar los comicios, no se han cumplido las expectativas que tenía cuando decidió adelantar las elecciones, tras romper con su hasta entonces socio Cs, el pasado 22 de diciembre. Lo que pretendía ser un cómodo paseo electoral, repitiendo el éxito arrollador conseguido por Isabel Díaz Ayuso el pasado 4 de marzo, se ha quedado en un fiasco: dos procuradores más que en 2019 y su gobernabilidad en manos de Vox.

"Vox tiene el derecho y el deber de formar gobierno". Así de rotundo se ha expresado este domingo el líder de la formación de ultraderecha, Santiago Abascal, quien ha asegurado que a Juan García-Gallardo, candidato de esta formación a la Presidencia de la Junta, se le está poniendo "cara de vicepresidente". Y es que Vox ha sido el verdadero triunfador de la noche al pasar de tener un solo procurador a trece. Y es que Génova no contaba con que los de Abascal lograran más de una decena de escaños, la cuota que ya en campaña el partido verde marcó como la mínima para exigir su entrada en el que sería su primer gobierno en una comunidad autónoma.

Lejos se quedó Mañueco de su objetivo de conseguir una mayoría absoluta, 41 procuradores, o al menos una mayoría necesaria para poder gobernar en solitario con la abstención del partido de ultraderecha. Los populares han obtenido finalmente 31 escaños, dos más que en los comicios anteriores pero con menos votos que entonces, siendo la primera fuerza en Salamanca, Ávila y Segovia y con empate a escaños en León, Zamora, Valladolid y Palencia.

El presidente castellanoleonés tampoco ha cumplido otro de los objetivos que invocó cuando decidió convocar las elecciones bajo la excusa de que el PSOE y Cs volvieran a presentarle otra moción de censura: evitar la inestabilidad. Con unos Presupuestos ya aprobados para 2022, ahora tendrá que conseguir el apoyo de Vox para sacar cualquier norma en unas Cortes aún más fragmentadas y en las que no podrá contar con Igea, presente con solo un escaño. Además, no fue capaz tampoco de aprovechar el desplome de Cs, de los doce a un solo procurador.

Lo ocurrido este domingo ya se veía venir en la recta final de campaña, donde los sondeos ya alejaban al PP de la mayoría absoluta e incluso algunos no daban siquiera el Gobierno sumando con Vox. Llamativo fue que Mañueco tuviera que recurrir en más de una ocasión a Díaz Ayuso ante el tirón y la expectación que despertaban sus mítines. Así, la líder madrileña, como si de una 'rock star' se tratara, vio duplicada su presencia al pasar de dos a cuatro actos, además de ser el mayor reclamo del mitin del cierre de la campaña.

Mañueco: "Hablaré con todos"

Pese al resultado, Génova se aferra a que ha ganado las elecciones y ha evitado que la izquierda gobierne una comunidad que los populares llevan gobernando 35 años. Haciendo oídos sordos a las demandas de Vox, Mañueco ha destacado que "Castilla y León ha decidido que gobierne el Partido Popular" y ha anunciado su intención de "iniciar un diálogo con todas las fuerzas políticas que tienen representación en el arco parlamentario".

"Éramos conscientes de que toda España nos estaba mirando y hemos estado a la altura de las circunstancias", ha señalado en el hotel Alameda Palace, donde el PP de Salamanca ha celebrado la noche electoral. "Hemos apostado por Castilla y León y hemos ganado las elecciones", ha señalado.

"Convoqué estas elecciones para que el futuro de Castilla y León no se decidiera en los despachos al margen de la voluntad de los castellanos y leoneses", ha apuntado antes de remarcar que las urnas han mandado el mensaje de que "gobierne el Partido Popular". "Nos han dado el respaldo mayoritario para gobernar. El mandato de las personas es claro, gobierno del Partido Popular, gobierno del Partido Popular con diálogo y acuerdo, y así voy a actuar", ha subrayado

Ante estos resultados, ha incidido en su intención de "iniciar un diálogo con todas las fuerzas políticas que tienen representación en el arco parlamentario", y ha adelantado que además de celebrar en los próximos días un comité ejecutivo autonómico del PP, tiene la intención de "dialogar con todos, para formar un gobierno de todos y para todos". Con este fin, ha continuado, pretende "alcanzar acuerdos para formar un gobierno eficaz, estable, sin la amenaza constante y permanente de mociones de censura", en referencia a la última legislatura y su acuerdo con Ciudadanos y a los motivos, que según sus palabras, le llevaron a adelantar los comicios autonómicos.

Fernández Mañueco ha resaltado que su intención es conformar "un gobierno que lidere el futuro de esta tierra" y ha detallado objetivos principales tales como la reactivación económica, la generación de empleo, el cuidado de las personas mayores o las oportunidades "especialmente" para los jóvenes. "Vamos a tener un gobierno fuerte en Castilla y León para hacer crecer esta tierra, para ofrecer estabilidad", ha apuntado antes de terminar su intervención en Salamanca con palabras de agradecimiento para "la familia del Partido Popular" en una "campaña histórica", de la que ha resaltado que ha sido "limpia, con balance, propuestas, contenido y mucha participación".

Casado: "El cambio de ciclo es imparable"

Por su parte, el líder del PP, Pablo Casado, ha asegurado este domingo, tras conocer los resultados, que "el cambio de ciclo en España es imparable". "¡El Partido Popular ha ganado las elecciones en Castilla y León! Enhorabuena a Alfonso Fernández Mañueco y muchas gracias por la confianza a los castellanos y leones", ha afirmado Casado en un mensaje en su cuenta oficial de Twitter.

Dicho esto, el presidente del PP ha recalcado que "el cambio de ciclo en España es imparable", un mensaje que los 'populares' han repetido a lo largo de toda la campaña electoral de las elecciones de Castilla y León.

Más explícito se ha mostrado el secretario general del PP, Teodoro García Egea, quien ha afirmado que en Castilla y León "debe" gobernar el PP, dando a entender que no contempla un Gobierno de coalición con Vox. Tras asegurar que el PP sale "más fuerte" pese a las "trampas" de Pedro Sánchez en la campaña, ha indicado que Mañueco va a abrir un proceso de diálogo con el objetivo de conformar un Gobierno "sin ataduras" para cumplir el programa y el proyecto del PP.

Egea ha resaltado que estas elecciones son las de "la misión cumplida" porque el PP pasa a ser la fuerza más votada en Castilla y León, "suma más votos que el PSOE y Podemos juntos" y "triplica a Vox". "El PP gana y el PSOE pierde. Lo contrario que hace tres años", ha enfatizado. Además, ha subrayado en la misma línea que Casado que el resultado de estos comicios confirma que "el cambio de ciclo es imparable". "Castilla y León ha dicho 'no' a Pedro Sanchez y a sus socios y compañeros de viaje", ha manifestado.

Sobre el autor de esta publicación