AÑO HIDROLÓGICO

La AEMET alerta de la falta de lluvias: España está un 26% por debajo de lo normal en esta época

El valor medio nacional de lluvias acumuladas hasta el 2 de agosto es de 422 litros por metro cuadrado, frente al valor normal que correspondería de acuerdo con el periodo de referencia 1981-2010 que son 573 litros por metro cuadrado

El río Ebro pasa por Zaragoza a un nivel cada vez más bajo

EFEAlerta por la falta de lluvias: el río Ebro pasa por Zaragoza a un nivel cada vez más bajo

La alerta la ha lanzado la propia Agencia Estatal de Meteorología (AEMET). La falta de lluvias acumulada en el conjunto de España en los 10 meses transcurridos desde que comenzó el año hidrológico el pasado 1 de octubre de 2021, hasta el 2 de agosto, alcanza un 26 por ciento respecto a los valores normales, según AEMET.

En concreto, el valor medio nacional de lluvias acumuladas hasta el 2 de agosto es de 422 litros por metro cuadrado, frente al valor normal que correspondería de acuerdo con el periodo de referencia 1981-2010 que son 573 litros por metro cuadrado.

La AEMET informa de que entre el 27 de julio y el 2 de agosto las precipitaciones afectaron principalmente a la mitad norte de la Península, a zonas de Castilla-La Mancha y el noreste de Andalucía así como a las islas Canarias de mayor relieve.

En concreto, superaron los 10 litros de precipitación en puntos del sistema central, en los montes de Toledo y en la serranía de Cuenca, así como en regiones más extensas del Pirineo, del cuadrante nororiental de la Península y del sureste de Aragón.

Las cantidades más destacadas, de entre 60 y 80 litros por metro cuadrado se contabilizaron en el Pirineo de Huesca y en el interior de Castellón. Entre las precipitaciones acumuladas en observatorios principales, la AEMET destaca los 16 litros por metro cuadrado recogidos en Madrid-Cuatro Vientos; 9 litros por metro cuadrado en Guadalajara; 8 litros por metro cuadrado en San Sebastián; y 7 litros por metro cuadrado en los aeropuertos de Valladolid y de Reus (Tarragona).

Solo 10 litros por metro cuadrado acumulados

Más allá de este periodo contabilizado, el día 3 de agosto llovió en el tercio norte de la Península pero solo se acumularon más de 10 litros por metro cuadrado en áreas aisladas del Pirineo, de Picos de Europa y del oeste de la provincia de León.

En el conjunto del país, las cantidades de lluvia acumuladas a lo largo de este año hidrológico están por debajo de sus valores normales en gran parte de la Península y del archipiélago canario y sobre todo en el tercio oeste e interior peninsulares, casi toda Andalucía salvo en el este, la provincia de Guadalajara y las islas Canarias, con zonas donde no llegan a alcanzar el 75 por ciento del valor normal, es decir, donde el déficit supera el 25 por ciento.

Sin embargo, superan los valores normales de lluvias a estas alturas del año hidrológico, que concluirá el próximo 30 de septiembre, en una franja de la cornisa cantábrica que va desde la mitad este de Asturias hasta Navarra, en el interior de Aragón, en un área del oeste de Cuenca, en la provincia de Albacete, en una franja del noroeste de Badajoz, en el norte de Mallorca, en las Pitiusas.

En especial, las zonas con mayor superávit de precipitaciones están en el Levante que va desde Almería y Granada hasta el valle del Ebro, con áreas entre Almería, Murcia y Granada junto con puntos del litoral de Valencia y Alicante donde las precipitaciones doblan el valor medio del periodo 1981-2010.

La situación en la vecina Francia

La situación en nuestra vecina Francia es similar, tanto que el ministro francés para la Transición Ecológica, Christophe Béchu, ha confirmado este viernes que más de un centenar de municipios del país se han quedado sin agua potable en un día que la primera ministra del país, Élisabeth Borne, ha activado un gabinete de crisis ante lo que describió como la peor sequía en el país desde que comenzaron los registros históricos.

"Más de un centenar de municipios en Francia hoy ya no tienen agua potable. Los abastecimientos se realizan con camiones pero en las tuberías no queda nada", ha asegurado el ministro en rueda de prensa desde la localidad de Roumules, en el departamento de los Alpes de Alta Provenza, recogida por el canal francés CNews.

Previamente, Borne se había hecho eco de la situación al avisar de que la "excepcional sequía" que atraviesa el país "está privando de agua a muchas comunidades y es una tragedia para los granjeros, para el ecosistema y la biodiversidad".

La célula de crisis del Gobierno francés coordinará el suministro de agua a las áreas más afectadas y hará un seguimiento del impacto de la sequía en la producción de energía y la agricultura. Borne ha instado a las personas a que limite el consumo de agua y ha avisado que seguirá imponiendo restricciones donde sea necesario para priorizar las necesidades de salud, seguridad y suministro de agua potable.

"Esta sequía es la peor jamás registrada en nuestro país", ha añadido la oficina de Borne en un comunicado. "La falta de lluvias se ha visto agravada por la acumulación de sucesivas olas de calor que facilitan la evaporación y refuerzan las necesidades hídricas", ha añadido.

Sobre el autor de esta publicación