Los efectos de la Ley del 'solo sí es sí'

Cero autocritica de Igualdad ante la reducción de penas: la culpa, de la 'Justicia patriarcal'

PNV, ERC y Unidas Podemos coinciden en que el problema de la reducción de penas no es por la ley sino por la interpretación que hacen de ella los jueces

Cero autocritica de Igualdad ante la reducción de penas: la culpa, de la 'Justicia patriarcal'

EFELa ministra de Igualdad, Irene Montero

La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha asegurado este miércoles que la rebaja en las penas a algunos condenados por delitos sexuales, tras las aprobación de la ley del sólo sí es sí, se debe a que hay jueces que "no están cumpliendo con la ley" por "machismo" y ha abogado por reforzar la formación en igualdad en el sistema judicial.

En declaraciones a los periodistas antes de asistir a un acto sobre la Estrategia de erradicación de la violencia contra la infancia y la adolescencia, la ministra de Igualdad ha reaccionado de esta forma después de que se conociera que la nueva tipificación de los delitos sexuales que introdujo la Ley Orgánica de Garantía Integral de la Libertad Sexual ha supuesto que los tribunales revisen a la baja las sentencias de algunos condenados.

"El problema que tenemos es que hay jueces que están incumpliendo la ley", ha asegurado Montero, que ha detallado que Naciones Unidas, a través del Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer (CEDAW), ya alertó de esta situación y advirtió de que "los estereotipos y el machismo pueden comprometer la imparcialidad y la integridad de los sistemas de justicia y que haya jueces que apliquen erróneamente la ley o que la apliquen de forma defectuosa".

La ministra ha descartado revisar la ley tras la rebaja de algunas condenas y se ha mostrado convencida de que si ésta se cumple, "todas las mujeres van a estar protegidas".

Para ello, Montero apuesta por reforzar la formación a todos los operadores judiciales "para que esos estereotipos y ese machismo no lleven a comprometer la imparcialidad del sistema judicial y que no haya jueces que apliquen erróneamente la ley, como la propia Naciones Unidas nos alerta de que pasa cuando hay machismo en el sistema judicial".

Se ha mostrado preocupada porque "haya jueces que no cumplan con las leyes feministas", porque eso puede dejar en la impunidad a los agresores y desproteger a las mujeres y ha confiado en que ésto no ocurra y que se cumpla con lo decidido por el Ejecutivo y el Legislativo.

Montero ha secundado las palabras del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que confía en que se unifiquen los criterios para garantizar la protección de las mujeres tal y como establece la ley de garantía integral de libertad sexual "y que no queden impunes los agresores".

ERC, PNV y Podemos: "La culpa es de los jueces"

En la misma línea de Igualdad, PNV, ERC y Unidas Podemos han coincidido este miércoles en asegurar que el problema de la reducción de penas no es por la ley del solo sí es sí sino por la interpretación que hacen de ella los jueces y el PSOE ha abogado por dejar que tribunales y fiscalía puedan estudiar con detenimiento las sentencias.

Lo han manifestado durante la Comisión de seguimiento y evaluación de los Acuerdos del Pacto de Estado en materia de violencia de género, en la que ha comparecido la secretaria de Estado de Igualdad, Ángela Rodríguez, quien ha insistido en criticar la interpretación que los jueces hacen de la norma.

La nueva tipificación de los delitos sexuales que introdujo la ley orgánica de garantía integral de la libertad sexual, conocida como ley del "sólo sí es sí", ha supuesto que los tribunales revisen a la baja las sentencias de algunos condenados.

Rodríguez ha dicho que no le cabe duda de que el Poder Judicial está lleno de "feministas demócratas" y hombres que "quieren hacer las cosas bien" aunque ha añadido: "Creo que hay excepciones y es nuestra obligación señalarlas. Ojalá cada vez el machismo se una cuestión más residual".

"¿Alguien pensaba que por aprobar la reforma se iba a acabar la justicia patriarcal? No somos tan ingenuas, acaba de empezar la pelea", ha dicho la secretaria de Estado que ha incidido en la necesidad de que los jueces se formen.

Desde el grupo socialista, Fuensanta Lima ha destacado que la ley fue aprobada democráticamente y ha pedido dejar el tiempo suficiente para que tribunales y Fiscalía estudien "con detenimiento" las diferentes sentencias pero ha señalado que desde el Gobierno harán lo que tengan que hacer para que no se acorten las penas.

La diputada de ERC Pilar Vallugera ha opinado, por su parte, que todas las interpretaciones en sede judicial "suelen ser contra la víctima cuando se trata de violencia machista" y ha asegurado que si el Gobierno opta por mejorar la norma para asegurar que las penas no se rebajan, ERC no se opondrá.

Vallugera ha reiterado que la "incultura democrática de los jueces tiene el componente político" del "ataque y derribo" a los que trabajan para garantizar la libertad sexual de las mujeres.

Sofía Castañón, de Unidas Podemos, ha insistido también en esa idea y ha añadido que el problema es la "interpretación y sesgos machistas" que operan en la judicatura.

Por su parte, Joseba Agirretxea, del PNV, ha valorado la ley de solo sí es sí y ha señalado que si hay que revisarla, se revisará pero no "con un procedimiento de titulares" sino desde "el sosiego" y "la verdad". No ha alcanzado a escoger las palabras que califican las sentencias conocidas y las decisiones de algunos jueces pero ha añadido que "no es un problema de la ley sino de su interpretación".

En la comisión, tanto PP como Vox han tildado la ley de "fracaso" y de "indefendible".

Ha sido la diputada popular Rosa María Romero la que le ha pedido a Rodríguez que retirara "todas las descalificaciones contra los jueces" y ha recordado que el PP ya advirtió al Gobierno de que "algo tan serio como esto podía ocurrir y está ocurriendo ya" en referencia a la reducción de condenas.

Y Josep Pagés, de Junts, ha abundado en que el gran logro de la ley debe permanecer "intacto e inalterable" pero ha mostrado su preocupación por el goteo de sentencias que interpretan la norma de forma "improcedente".