Investigan un nuevo presunto caso de matrimonio forzado en Cataluña

La joven ha acudido a una comisaría para denunciar que sus padres, en contra de su voluntad, "pretenden casarla con un hombre en su país de origen"

Imagen de archivo de dos agentes de los Mossos

MossosImagen de archivo de dos agentes de los Mossos

La Dirección General de Atención a la Infancia y a la Adolescencia (DGAIA) del Govern ha quitado la tutela a los padres de dos hermanas bengalíes menores de edad ante el riesgo de que las obliguen a casarse con personas que no quieren. Anoche, una de estas jóvenes denunció ante los Mossos d'Esquadra que sus padres la querían obligar a casarse con un hombre de su país, por lo que se encuentra en estos momentos bajo protección en un piso de la Generalitat.

Fuentes del Departamento de Derechos Sociales han informado hoy a Efe de que no es solo una joven la que ha pedido protección sino dos y que son hermanas.

Las mismas fuentes han precisado que la administración catalana ha aplicado la situación de desamparo efectivo a las dos hermanas, como protección y tutela.

Así pues, los padres de estas dos jóvenes ya no tienen la tutela legal sino que esta depende de la DGAIA, ya que las dos son menores de edad.

La alarma saltó anoche con la denuncia de una de las dos jóvenes bengalíes ante la policía catalana, pocos días después de que otras dos hermanas de nacionalidad paquistaní residentes en Terrassa (Barcelona) fueran asesinadas a manos de varios de sus familiares por querer romper los matrimonios forzosos a los que habían sido obligadas con dos primos en ese país asiático.

La policía catalana dispone de un protocolo para la prevención de los matrimonios forzosos, un delito que está perseguido por el Código Penal, y los grupos de atención a la víctima de los Mossos asesoran a estas mujeres, en muchas ocasiones menores de edad.

Según han publicado este viernes varios medios, la chica que puso la denuncia lo hizo en la comisaría del barrio del Raval en Barcelona, donde explicó que hacía unos años que vive en la ciudad con su hermana de 15 años y tres hermanos más pequeños nacidos en España.

La joven narró a los agentes que su familia había acordado un matrimonio de conveniencia con un hombre de Bangladesh que no conocía y que la familia se iba a desplazar a ese país en junio próximo, a pesar de su negativa a casarse, y que había recibido amenazas.

27 casos de matrimonios forzados en España

Los distintos cuerpos policiales han detectado desde 2015 en España 27 matrimonios forzados, una realidad que ha vuelto a primer plano tras el brutal asesinato de Arooj y Aneesa.

Según datos del Ministerio del Interior, la comunidad en al que se han detectado más casos desde 2015 es Cataluña (14), seguida de País Vasco (5). En el mismo periodo las fuerzas de seguridad tuvieron conocimiento de matrimonios concertados también en Asturias, Baleares, Castilla-La Mancha, Madrid, Navarra y la Comunidad Valenciana, cada una con un caso, mientras que hubo dos que se detectaron en el extranjero.

Considerado una violencia machista, el matrimonio forzado es la unión de dos personas en la que, al menos una de ellas, generalmente la mujer, no otorga su pleno y libre consentimiento y se ve obligada a casarse por la presión emocional, psicológica o incluso física de la familia.

Sobre el autor de esta publicación