NACIONAL

Indignación en el feminismo del PSOE al decidir que la 'ley trans' se tramite por vía de urgencia y sin pasar por el pleno

Denuncian que se está hurtando el debate. Hay una escisión total en el PSOE sobre este asunto y podría traer consecuencias futuras

Carmen Calvo, ex vicepresidenta primera del Gobierno y presidenta de la Comisión de Igualdad

EFECarmen Calvo, ex vicepresidenta primera del Gobierno y presidenta de la Comisión de Igualdad

La decisión de la Mesa del Congreso de este jueves para tramitar la llamada 'ley trans' por vía de urgencia y con competencia legislativa de la Comisión de Igualdad, lo que hace que no sea necesario que se lleve al pleno del Congreso, ha indignado a una gran parte del feminismo del PSOE, que se opone a esta ley y que, al menos, quería propiciar el debate y la posibilidad de introducir enmienda.

El tema no es menor, aunque desde la dirección del PSOE se ha intentado eludir todo el tiempo un tema que lleva larvado muchos meses, pero la mayoría de las mujeres feministas del partido constituyeron hace tiempo una asociación para poder expresar sus discrepancias con las políticas de Igualdad del Gobierno, y es donde están las máximas referentes en esta materia del partido.

De momento, siguen en el PSOE. Pero… de momento. Y es que la indignación por la tramitación de esta ley parece que ha sido la gota que puede colmar el vaso.

Desde la presidenta de la Asociación de Mujeres Socialistas, Amelia Valcárcel; desde Altamira Gonzalo, ex vicepresidenta de la Asociación de Mujeres Juristas Themis y quien presidió la Comisión de Igualdad del PSOE; desde la ex vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, o desde la propia Asociación de Mujeres Feministas Socialistas (FeMes) se exige a la Mesa del Congreso y a su partido que no hurten el debate en este tema con una tramitación urgente y sin pasar por el pleno del Congreso para su votación final.

Entre las diputadas del PSOE, según fuentes consultadas, había muchas discrepancias y no estaba claro que todas dieran su voto a favor de esta ley si se votase en pleno. Por ello, se interpreta que el PSOE ha querido dejar la aprobación en la Comisión para evitar votos en contra o que creciera la disidencia.

Calvo, preside la Comisión de Igualdad

Quien tendrá que lidiar con la tramitación de esta ley será la ex vicepresidenta de Gobierno, Carmen Calvo, que también se opone a su contenido, como presidenta de la Comisión de Igualdad. Algunas fuentes apuntaron que dicha ley podría derivarse a la Comisión de Justicia pero, finalmente, se queda en Igualdad.

Calvo siempre ha expresado su oposición a esta ley tal y como está diseñada e, incluso, hay quien apunta que el visto bueno que le dio el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, fue lo que provocó su salida del Gobierno,

Sin ir más lejos, en una reciente entrevista en República.com la ex vicepresidenta primera del Gobierno ya mostró su oposición: “Las personas transexuales deben alcanzar en derechos, pero no poner en riesgo las leyes de Igualdad entre sexo”.

Y esta frase de Calvo es mayoritariamente secundada entre las mujeres feministas del PSOE que no ocultan ni en privado ni en público, sobre todo a través de las redes sociales, sus discrepancias con las políticas de Igualdad del Ministerio de Irene Montero.

Lo que es evidente es que hay una escisión completa en el PSOE sobre este asunto y podría traer consecuencias futuras si finalmente la “ley trans” sigue su curso tal y como salió del Consejo de Ministros.

Sobre el autor de esta publicación

Manuel Sánchez | Corresponsal Político

Manuel Sánchez (Cáceres, 1967) es periodista y escritor. Trabajó 22 años en el diario EL MUNDO, primero en información judicial y desde el año 2000 se especializó en información política sobre el PSOE y el Gobierno. Tras un año en eldiario.es, de 2014 a 2021 estuvo en el área política de Publico.es. Es autor de los libros: "Las noticias están en los bares" y "Yolanda Díaz, la dama roja".