Hacienda anuncia un gravamen a las grandes fortunas temporal y aplicable desde 2023

Montero ha defendido la necesidad de "pedir un mayor esfuerzo" a quienes tienen beneficios extraordinarios, como las empresas energéticas, y a las "mayores rentas"

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero

EFELa ministra de Hacienda, María Jesús Montero

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha avanzado este jueves que "el Gobierno está trabajando" en un nuevo impuesto temporal para las grandes fortunas, en línea con la propuesta de Unidas Podemos y que entraría en vigor a partir del 1 de enero de 2023.

En declaraciones a los medios en los pasillos del Congreso, Montero ha defendido la necesidad de "pedir un mayor esfuerzo" a quienes tienen beneficios extraordinarios, como las empresas energéticas, y a las "mayores rentas".

Montero ha eludido dar detalles sobre el eventual futuro impuesto, porque "hay que dejar que los técnicos trabajen", pero ha apuntado que sería temporal y se utilizaría "un esquema similar" al de los nuevos gravámenes a las energéticas y la banca, que estarán vigentes durante dos años.

"Creemos que para los próximos dos años sería importante" apoyar a los colectivos vulnerables, ha añadido, por lo que esa sería la "premisa" del periodo de vigencia, aunque "todo va a depender de cómo se conduzca la guerra en Ucrania".

La ministra también ha mostrado su intención de que el impuesto esté en vigor "lo antes posible", a comienzos del próximo año, aunque "habrá que ver la tramitación", y tampoco ha desvelado si se incluirá en los Presupuestos de 2023.

"Estamos explorando diferentes alternativas", ha insistido poco después en una entrevista en La Sexta, ya que si se trata de una modificación de algún impuesto existente podría incluirse en otra ley, pero si es uno nuevo, requeriría una ley propia.

En cuanto al umbral de renta o riqueza que marcaría la declaración del gravamen, ha subrayado que estaría dirigido a "personas millonarias", lo que implica que no afectaría a más del 1 % de la población española.

Montero ha aclarado que Hacienda "lleva unas cuantas semanas trabajando de forma silenciosa" y que el tema ha salido a la luz a raíz de la decisión de "algunas comunidades autónomas" de suprimir el impuesto de patrimonio en sus territorios, en referencia a Andalucía y Murcia.

La ministra ha defendido la necesidad de "hacer una revisión de las aportaciones" de quienes tienen "más capacidad económica".

Este impuesto sería diferente del actual impuesto de patrimonio, que grava los patrimonios por encima de 700.000 euros -excluidos 300.000 euros de vivienda habitual-, cedido a las comunidades autónomas y que Madrid (y próximamente Andalucía y Murcia) bonifica en su totalidad.

La portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, ha coincidido en que "los que más tienen" deben "arrimar el hombro" para sufragar así las medidas que está adoptando el Ejecutivo en apoyo de las familias que peor lo están pasando tras varios meses de guerra y en un momento de alta inflación.

La ministra portavoz ha remarcado que "se están tomando medidas muy importantes y esto hay que sufragarlo", y por ello ha considerado que "los que más tienen" deben "contribuir", algo que ya se ha hecho con banca y energéticas y se pretende extender también a los "grandes patrimonios".

Podemos lamenta que sea temporal

El portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, ha celebrado este jueves que la ministra de Hacienda haya avanzado que estudian la creación de un nuevo impuesto a las grandes fortunas para 2023 y ha añadido que su grupo intentará que no sea de carácter temporal, sino permanente.

Echenique ha indicado a la prensa en el Congreso que le parece "una buena noticia para tener en el país un sistema fiscal redistributivo" que los socialistas se hayan abierto ahora a esa posibilidad, que, ha recordado, rechazaron hace tres meses cuando la propuso parlamentariamente Unidas Podemos.

El dirigente de Podemos ha relatado que las medidas que suele proponer su partido "primero parecen bolivarianas" o ilegales, luego reciben excusas sobre que Bruselas no lo deja hacer, después "empiezan a sonar bien", más tarde se admiten como temporales y finalmente se aceptan de forma permanente. En su grupo parlamentario serán "cabezones" para llegar ahora a esa última fase, ha añadido.

"Las ideas de sentido común al principio son criticadas desde determinados lugares de poder, pero se acaban abriendo paso en la opinión pública y eso lleva a cambiar de posición a los grupos parlamentarios", ha aventurado Echenique sobre el porqué del cambio de postura en Hacienda al gravamen a grandes fortunas.

El portavoz de Unidas Podemos ha dicho que no ha habido aún contactos con Hacienda acerca de esa medida, que les ha sorprendido este jueves para bien, pero está convencido de que pronto los "va a haber".

Al igual que Unidas Podemos, también Más País ha celebrado el anuncio de un nuevo impuesto a las grandes fortunas. En los pasillos del Congreso, su portavoz, Íñigo Errejón, ha dicho que espera que la iniciativa llegue pronto al Parlamento y que intentarán, también al igual que Unidas Podemos, que el impuesto tenga carácter permanente. En casos de crisis socioeconómica, la financiación tiene que salir "de los bolsillos de los que más tienen", ha justificado Errejón.

Además, el líder de Más País cree que el anuncio de Montero es una buena forma de "tomar medidas contundentes" contra la espiral de anuncios desde algunas comunidades autónomas -como Madrid, Andalucía y Murcia- para "ver cuál regala más dinero a los millonarios", lo que se asemeja a "unos juegos del hambre" o incluso a "reconocer el derecho al egoísmo".

También EH Bildu ha mostrado este jueves en el Congreso estar a favor de "políticas fiscales que redistribuyan la riqueza de manera justa, acabando con la acumulación que unos pocos hacen de ella", así como "políticas laborales que amplíen los derechos y la dignidad de la clase trabajadora".