Crisis energética

El Gobierno asegura que "en ocho meses" podría estar "operativo" un gasoducto por Cataluña hasta Francia

La vicepresidenta confía en que la “emergencia energética” que vive la UE permita activar esta solución que durante décadas ha estado encima de la mesa

El canciller alemán, Olaf Scholz, delante de la turbina del gasoducto Nord Stream

EFEEl canciller alemán, Olaf Scholz, delante de la turbina del gasoducto Nord Stream

La vicepresidenta tercera y ministra de Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha asegurado que "en ocho meses" España podría tener desarrollado un gasoducto por Cataluña que llegara hasta la frontera en los Pirineos y pudiera conectar con Francia para suministrar este tipo de energía al resto de la Unión Europea.

En una entrevista en TVE, la vicepresidenta ha celebrado las palabras del canciller alemán, Olaf Scholz, que reclamó este jueves un gasoducto que permitiera que Portugal y España abastecieran al resto de Europa.

Para Ribera, estas palabras son una muestra de que la interconexión gasista de España no es un asunto bilateral con Francia, sino algo que involucra a otros países comunitarios. De hecho, ha invitado a Alemania a formar parte de las reuniones de alto nivel que se mantienen en estos momentos con el país vecino.

La ministra de Transición Ecológica ha reconocido que la construcción del Midcat requerirá una "inversión muy importante" y ha defendido la necesidad de que se trate de una infraestructura que se plantee para una vida de entre 30 y 50 años en la que, posteriormente, el gas deje paso al hidrógeno renovable en sus tuberías.

Ribera ha asegurado que los trabajos en la parte española del gasoducto podrían estar terminados en ocho o nueve meses, pero los plazos finales también dependen de lo que haga Francia en su parte de la frontera.

"Tiene poco sentido que nosotros corramos mucho si, del lado francés, se convierte en un callejón de salida", ha remarcado. También ha añadido que al tratarse de un proyecto que mejorará la seguridad de suministro de toda Europa, el Gobierno considera que debería financiarse como proyecto europeo.

La ministra ha destacado las posibilidades de tomar medidas energéticas a nivel europeo y ha recalcado la predisposición de España a colaborar con sus socios en el marco de la crisis energética.

Ribera ha asegurado que la instalación de un compresor adicional en las interconexiones en Francia podría elevar entre un 20% y un 30% la capacidad de exportar gas de España.

La ministra ha explicado que esta medida, junto con una mejor logística de los barcos metaneros, pueden ser soluciones a corto plazo para contribuir al abastecimiento de gas de Europa ante "el chantaje de Putin". Para ello, la ministra confía en aprovechar mejor el puerto de Gijón para el envío de metaneros a partir de diciembre.

"Todo el empeño para ayudar a Europa"

En la misma línea, la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha asegurado este viernes que el Gobierno pondrá todo su empeño para mejorar la regasificación y que los socios europeos más expuestos a un hipotético corte de gas ruso "puedan tener la solidaridad de aquellos países mejor preparados" para este escenario, como puedan ser España y Portugal.

Maroto ha insistido, en una entrevista en Antena 3, en que el Ejecutivo lleva "mucho tiempo tratando de coordinar políticas energéticas europeas", hasta el punto de ser "pioneros en pedir la reforma del sistema", pero ha aclarado que "las soluciones tienen que venir de la Unión, de las políticas de integración".

En este punto, se ha remitido a la postura de Portugal, cuyo primer ministro, António Costa, aseguro este jueves en redes sociales que Alemania podía contar al "100 %" con su país para construir el gasoducto, "hoy para el gas natural, mañana para el hidrógeno verde".

"Nosotros pondremos todo nuestro empeño para que se pueda mejorar la regasificación y, desde luego, que los países más afectados por un futuro corte de gas ruso puedan tener la solidaridad de los que estamos mejor preparados, como puedan ser España y Portugal", ha añadido Maroto.

La ministra ha recalcado que hay que "mejorar las interconexiones", y ha explicado que ya están preparando la del puerto gijonés de El Musel "para dar más gas, sobre todo, a Francia".

"España está muy bien preparada. Esperamos que si la propuesta del canciller alemán prospera podamos tener mejor gasificación y más interconexiones en Europa para no depender del gas ruso y poder tener autonomía energética", ha concluido