Felipe VI deja la puerta abierta a un futuro regreso del Rey emérito tras un largo reencuentro en Zarzuela

Juan Carlos I compartió un almuerzo familiar en el que han estado también la Reina Letizia, la Infanta Sofía, la Reina Sofía, la Infanta Elena y sus dos hijos y su hermana, la Infanta Margarita y su marido

Rey emérito

EFERey emérito

Rey emérito

El Rey emérito abandonó poco después de las 21.00 horas el Palacio de la Zarzuela, tras una visita de once horas en la que se ha reencontrado con su hijo, el Rey Felipe VI, así como con la Reina Sofía tras casi dos años sin verse después de que en agosto de 2020 se trasladara a Emiratos Árabes Unidos. El Rey emérito se dirigió al aeropuerto de Barajas donde tomó el avión privado con el que ha viajado desde Abu Dabi, primero a Vigo y luego a Madrid, para regresar al país del Golfo.

Según ha informado la Casa Real en un comunicado, Felipe VI y el Rey emérito han discutido sobre "cuestiones familiares" y distintos acontecimientos durante el encuentro que han mantenido durante la jornada en el Palacio de la Zarzuela. El monarca y su padre "han mantenido un tiempo amplio de conversación sobre cuestiones familiares así como sobre distintos acontecimientos y sus consecuencias en la sociedad española" desde que Don Juan Carlos se trasladó a Abu Dabi en agosto de 2020.

Asimismo, según ha precisado Zarzuela, Don Juan Carlos ha compartido un almuerzo familiar en el que han estado también la Reina Letizia, la Infanta Sofía, Doña Sofía así como la Infanta Elena y sus dos hijos y la hermana del emérito, la Infanta Margarita y su marido, Carlos Zurita.

Según ha precisado Zarzuela, "Doña Sofía no ha podido compartir el almuerzo al haber dado positivo por COVID a su regreso de Miami, aunque ha permanecido con el resto de la familia en el salón del almuerzo provista de la preceptiva mascarilla y las medidas de ventilación correspondientes".

En el comunicado, Zarzuela hace hincapié en que Juan Carlos I ya manifestó su voluntad de establecer su lugar de residencia de forma permanente y estable en Abu Dabi por razones personales, aunque deja abierta la puerta a un futuro regreso y enmarca esta posibilidad en su decisión de organizar su vida personal y su lugar de residencia en ámbitos de carácter privado, tanto en sus visitas como si en el futuro volviera a residir en España, para "continuar disfrutando de la mayor privacidad posible".

Dicho esto, el comunicado ha recalcado que "todo ello, junto con los demás extremos que figuran en dicha carta, constituye el marco de referencia de las actividades" de Don Juan Carlos, dando a entender que así debería ser en futuras visitas. De hecho, el emérito tiene intención de regresar entre el 10 y el 18 de junio al Campeonato del Mundo de Vela que se disputará en Sanxenxo.

Ante la negativa del Gobierno y la Casa del Rey a que duerma en la Zarzuela, don Juan Carlos, de 84 años, regresó a Abu Dabi, donde ha decidido mantener su residencia de manera estable y permanente con la idea de viajar con frecuencia a España.

Don Juan Carlos no ha hecho declaraciones a los numerosos periodistas que aguardaban su salida en el acceso principal del palacio, desde donde se ha trasladado al aeropuerto de Barajas para viajar a las 22.00 horas rumbo Abu Dabi en el avión privado en el que llegó a España el pasado jueves.

Felipe VI no veía a su padre desde que se marchó a Abu Dabi el 3 de agosto de 2020, lo que provocó un mayor distanciamiento entre ambos después de que el actual monarca renunciara a su herencia y le retirara la asignación del Estado cinco meses antes debido a las informaciones sobre el dinero que ocultó en el extranjero de espaldas a Hacienda.

Don Felipe estuvo en el emirato el pasado 15 de mayo por la muerte del mandatario del país árabe, pero no vio al emérito y se citaron en Madrid.

Además de con su hijo, Juan Carlos I se ha reencontrado con doña Sofía, quien no ha ido a visitarle en el tiempo que ha estado en Abu Dabi.

Recibido con banderas

Juan Carlos I ha llegado este lunes al Palacio de la Zarzuela, después de haber pasado cuatro días en Sanxenxo (Pontevedra) en su primer viaje a España en casi dos años.

El Rey emérito ha llegado al control que da acceso al Palacio de la Zarzuela pasadas las 10.00 horas de la mañana. En el lugar se encontraba una cincuentena de personas con banderas de España que aclamaron al exmonarca, quien saludaba con la mano desde el coche en el que viajaba como copiloto.

Juan Carlos llegó a Peinador sobre las 08.15 horas a bordo del coche de su amigo el presidente del Club Náutico de Sanxenxo, Pedro Campos, tras pasar unos días precisamente en casa del empresario en la localidad pontevedresa. A la entrada del aeropuerto saludó a la prensa que allí lo esperaba, sin parar a dar declaraciones.

El Rey emérito salió en la mañana de este lunes de la casa de su amigo Pedro Campos poco antes de las 07.40 horas de la mañana y, ante los medios de comunicación, ha reiterado que espera "muchos abrazos" de este encuentro con su hijo.

Además, en la línea de las declaraciones dadas durante su fin de semana de estancia en Sanxenxo, para participar en las regatas del Trofeo Viajes Interrías, este lunes ha vuelto a darle "muchas gracias" a la prensa por su trabajo. Y es que, a lo largo de los cinco días y cuatro noches que ha permanecido en el municipio pontevedrés, la mayoría de las veces se ha limitado a reconocer que se encuentra "muy bien".

No fue hasta este domingo cuando respondió por primera sobre la visita a su hijo después de dos años sin verse. "Pregunta, pregunta tú. Yo estoy aquí, en Sanxenxo", le dijo a un periodista sobre la visita a Zarzuela.

También el domingo, ya por la tarde durante la entrega de premios en el Club Náutico, Don Juan Carlos respondió que tenía "muchas ganas" de este reencuentro, del que esperaba "muchos abrazos" y "ver a la familia".

El coche donde llegaba el Rey emérito a Zarzuela

Sin embargo, posteriormente, a las puertas de la vivienda de Pedro Campos, al ser preguntado sobre si ofrecerá explicaciones a su hijo por todas las polémicas que le rodean --incluso con investigaciones abiertas por parte de Fiscalía, aunque en España ya están todas archivadas--, el exmonarca se limitó a devolver la cuestión: "¿Explicaciones de qué?".

Llegada a España

El emérito aterrizó el pasado jueves por la tarde en Peinador en la que fue su primera vez pisando suelo español desde el 3 de agosto de 2020, cuando decidió fijar su residencia en Abu Dabi "ante la repercusión generada por ciertos acontecimientos pasados" de su "vida privada", según él mismo reconocía en la carta que envió a Felipe VI.

Así, Juan Carlos I pasó el fin de semana en compañía de Pedro Campos y asistió e, incluso, compitió en el Trofeo Viajes Interrías 2022 a bordo del 'Bribón', que este domingo se convirtió en campeón de la regata.

A su llegada a Galicia, el Rey emérito ha sido arropado por multitud de ciudadanos que esperaban su regreso, aunque también hubo personas que mostraron su rechazo. Además, generó gran expectación mediática al tratarse de su primer viaje a España tras casi dos años de su partida.

Vuelta tras casi dos años en Abu Dabi

En este sentido, don Juan Carlos anunció hace casi dos años, el 3 de agosto de 2020, su decisión de trasladar su residencia fuera de España, tras lo cual recaló en Abu Dabi. Aquel día, el Palacio de la Zarzuela hizo público que el emérito había trasladado por carta a su hijo que tomaba esta decisión "con profundo sentimiento, pero con gran serenidad" para así "contribuir a facilitar el ejercicio" de las funciones de Felipe VI como jefe de Estado.

Desde entonces, surgieron en numerosas ocasiones rumores sobre la posible vuelta del emérito con especial foco en Sanxenxo, aunque no fue hasta la pasada Semana Santa cuando dichos rumores se hicieron más fuertes, sobre todo después de que el 2 de marzo de este año la Fiscalía anunciaba el archivo de las investigaciones abiertas por parte del propio Ministerio Fiscal. Precisamente en marzo, Don Juan Carlos enviaba otra carta al actual monarca en la que consideraba "oportuno" su eventual regreso a España.

La noticia como tal saltaba la semana pasada. El domingo, 15 de mayo, Felipe VI mantuvo una conversación telefónica con su padre con motivo del desplazamiento del monarca a Abu Dabi para trasladar las condolencias por la muerte del presidente de Emiratos Árabes Unidos. Según informó entonces Zarzuela, ambos quedaron en verse en Madrid cuando Don Juan Carlos volviese a España, en el que será su primer encuentro desde la marcha del antiguo jefe de Estado al país del Golfo.

Finalmente, el pasado jueves se produjo el retorno del que fue monarca durante casi cuatro décadas. Y este lunes se reunirá con su hijo en una hora en Madrid.

Sobre el autor de esta publicación