Feijóo y Rajoy coinciden en señalar la debilidad del Gobierno y la necesidad de cambio

Feijóo asegura que no se puede gobernar el país con los socios independentistas que, tratan de "desestabilizar" al Gobierno

Feijóo y Rajoy en un acto en Pontevedra

EFEFeijóo y Rajoy en un acto en Pontevedra

El presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo, ha asegurado este sábado que el "único pegamento" del Gobierno es la crítica al PP y ha augurado que los ciudadanos tienen "hambre" de cambio político ante la "opacidad" del Ejecutivo de Pedro Sánchez que ha hecho de la "crisis su estado natural".

Así lo ha trasladado en la clausura del XIII Congreso del PP de Pontevedra que ha reelegido a Rafa Domínguez como presidente del PP local. Además de Feijóo, también le han arropado el expresidente del Gobierno Mariano Rajoy, el presidente provincial del PP de Pontevedra, Alfonso Rueda, y la diputada popular Ana Pastor, entre otros.

"El Gobierno está obsesionado con los problemas internos y no es capaz de ver las necesidades y urgencias de las familias", ha asegurado el todavía presidente en funciones de Galicia, que ha mostrado su preocupación por "el grado de opacidad" del Gobierno, en relación con el espionaje con Pegasus. "No explica cómo lo hace, quién manda hacerlo y con qué resultados", ha añadido.

Asimismo, ha criticado que el Ejecutivo de Sánchez anunciara en una rueda de prensa a las 9.30 horas que el teléfono del presidente y de la ministra de Defensa, Margarita Robles, habían sido espiados en mayo y junio de 2021 con el programa israelí "solemnizando el espionaje". "Me preocupa el grado de inseguridad y debilidad que traslada el Gobierno al conjunto de la comunidad internacional", ha enfatizado.

También ha arremetido contra los socios independentistas del Gobierno que, para Feijóo, están tratando de "desestabilizar" el Gobierno "dejándolo caer". Así, se ha preguntado qué país se puede construir apoyándose en los que no creen en él.

"Así no se puede gobernar un país", ha exclamado el presidente del PP, a la par que ha aseverado que Sánchez no es capaz de "hacer un liderazgo externo" si no "lidera" su propio Consejo de Ministros: "Hemos visto gobiernos mediocres, frívolos, pero nunca uno como este".

En esta clave, ha reiterado que Podemos y PSOE solo se ponen de acuerdo en criticar al partido "alternativa de Gobierno". En esta línea, ha hecho hincapié en la necesidad "enorme" de estabilidad política, al tiempo que ha asegurado que los ciudadanos ven al PP como un "partido unido y no como un partido de oposición".

"Nos ven como un partido de Gobierno", ha apostillado el dirigente gallego. Ha explicado que, a diferencia del PSOE, cuenta un proyecto que defiende que los intereses de cada territorio son "perfectamente compatibles" con la unidad nacional.

Con todo, Feijóo ha definido al PP como una fuerza política "imparable" si persiste en su "serenidad, reformismo y voluntad para cambiar las cosas". "El Gobierno lo sabe y por eso nos atacan con dureza. Yo no tengo ansiedad por cambiar el Gobierno, es él quien está comprometido con acabar consigo mismo", ha zanjado.

Una jaula de grillos

Rajoy ha reivindicado al PP como un partido de gobierno en toda España frente al PSOE, que se ha convertido en una formación "bisagrista", pero "siempre sosteniendo a partidos extremistas y radicales" y ha querido añadir que el Gobierno actual "ya no se sostiene; es una jaula de grillos que solo es capaz de generar división y de crear problemas".

"Nosotros no, nosotros somos gobierno o alternativa de gobierno; ni muleta ni bisagra de nadie", ha sentenciado.

Sobre el Ejecutivo y sus socios ha insistido en que dejan la economía "nuevamente hundida; es su sino", ha dicho, mientras que el del PP es "recuperarla".

Sobre el autor de esta publicación