NACIONAL

Feijóo prepara su equipo económico para el otoño pero no tiene previsto un discurso político y democrático

El líder de la oposición se mantiene ‘de perfil’ para no correr riesgos confiado en las encuestas y en que la crisis económica juega a su favor

Alberto Núñez Feijóo, en un Congreso del PP

EUROPA PRESSAlberto Núñez Feijóo, en un Congreso del PP

De Pedro Sánchez y del ‘sanchismo’, como régimen de alianzas y poder está todo dicho. Como sabemos que incumplió todo lo que prometió con tal de llegar al poder y que para agotar la legislatura depende de sus alianzas con el grupo Frankenstein, y especialmente de UP, ERC y Bildu.

Lo que también saben los españoles a la vez que saben que la gestión del gobierno ante la crisis económica ha sido mala, porque como ahora dice la vicepresidenta Yolanda Díaz hay que volver a subir los salarios para poder compensar la inflación, cuando lo que hubo que hacer meses atrás era el combatir la inflación con medidas eficaces.

Pero lo grave de este deterioro del liderazgo de Sánchez, que nos anuncian las encuestas electorales como irreversible, es que la única alternativa que nos queda como irremediable es la del PP de Alberto Núñez Feijóo. El que aún no ha hecho el gran discurso político que todavía estamos esperando para conocer su proyecto para España en los ámbitos políticos y sociales, institucionales, democrático, de la Justicia, la Educación, la Libertad de Expresión, la Defensa, las Autonomías, y las relaciones internacionales.

Feijóó, bien conocido en Galicia, en el resto de España es un desconocido y no da la impresión de que quiera hacerse conocer porque considera que así,  desde un segundo plano y sin pronunciamientos claros ni contundentes, las cosas le van muy bien en todas las encuestas y por lo tanto no quiere hacer ni decir nada más no vaya a ser que se equivoque.

En las últimas semanas sí sabemos que Feijóo ha estado trabajando para reforzar el equipo económico de la dirección nacional del PP de cara al otoño entrante que se acerca, y a sabiendas que la economía será la clave del debate político del otoño.

Pero el líder de la oposición y del PP tiene que hacer y decir algo más y moverse, viajar y estar presente en los acontecimientos y lugares en los que se produce para bien y para mal la actualidad de este país. Y también en la UE donde su presencia ha sido muy escasa, y desde luego ante los medios de comunicación donde, como poco, debería ofrecer una rueda de prensa semanal para compensar su ausencia en el Congreso de los Diputados.

Y nos dicen en el PP que el líder nacional de este partido que es Feijóo a la vuelta del verano y a partir de septiembre va a reaccionar y por lo tanto vamos a ver a ‘un nuevo líder de la oposición’. Lo que no está claro de que vaya a ser así porque todo esto tiene que ver también con el ‘carácter’ de cada uno y no parece que el de Feijóo sea el carácter de un hombre de acción.

El que no para es Pedro Sánchez que está preparando para el otoño la gran defensa de su fortaleza monclovita y el contraataque con una avalancha de políticas sociales y asistenciales para paliar el impacto de la inflación y para defender su entorno electoral que va de mal en peor.

En todo caso ya solo quedan tres semanas para saber cómo arrancará el nuevo curso político Pedro Sánchez y si veremos a un nuevo y más activo Alberto Núñez Feijóo.