ERC denuncia el "chantaje" del Gobierno con la reforma laboral y el PNV reclama una "mesa de diálogo parlamentario"

La secretaria general adjunta de ERC y portavoz del partido, Marta Vilalta, ha lamentado este lunes el "chantaje" del Gobierno central sobre la propuesta de nueva reforma laboral, que los republicanos consideran "decepcionante". Por su parte,  el portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, ha afirmado que ahora es necesaria una "mesa de diálogo parlamentario" para que el decreto ley de la reforma laboral tenga apoyos suficientes.

PNV ERC reforma laboral

PNV ERC reforma laboral

PNV ERC reforma laboralEl presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, señaló la semana pasada que ve "muy difícil" que ERC apoye la nueva reforma laboral, tras cenar en Madrid con la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz.

Unas palabras ante las que la portavoz de Catalunya En Comú, Aina Vidal, ha lamentado este lunes que el presidente de la Generalitat critique la nueva reforma laboral que preconiza el Gobierno de PSOE-UP y que lo haga más "como portavoz de ERC que como presidente de todos los catalanes".

Pero Vilalta ha sido contundente en su respuesta, al ser preguntada al respecto en rueda de prensa: "Si de una cosa podemos estar orgullosos es de tener un presidente de la Generalitat que hace de presidente de todo el mundo. Es el camino para hacer avanzar el país", ha aseverado.

La portavoz republicana se ha referido a la posición de ERC respecto a la reforma laboral, una "modificación ligera" y "decepcionante" que, a su juicio, "queda muy lejos de la derogación que habían prometido" de la anterior ley del Gobierno del PP.

"Nos encontramos un Gobierno del Estado que no quiere negociar, no quiere mover ni una coma y vetan cualquier posibilidad de mejora del texto. No es que estemos instalados en el no: quien no se mueve es el Gobierno", ha dicho.

Vilalta ha cargado de esta manera contra el "chantaje" del Gobierno, para el que "o estás conmigo o contra mí, sin poner por delante los derechos laborales de las personas".

"Si no se quieren mover, si no hay margen de mejora o negociación, estamos ante un chantaje del Gobierno. Intentaremos negociar para mejorar la reforma, pero que no nos pidan milagros", ha sentenciado.

El PNV pide una mesa de diálogo

Por su parte, el portavoz del Grupo Vasco en el Congreso, Aitor Esteban, ha afirmado en Pamplona que, tras el acuerdo alcanzado en la mesa de diálogo social con patronal y sindicatos, ahora es necesaria una "mesa de diálogo parlamentario" para que el decreto ley de la reforma laboral tenga apoyos suficientes.

Esteban ha señalado que la garantía de la prevalencia del Acuerdo Intersectorial vasco es algo "absolutamente necesario" para que su partido apoye la reforma laboral. Se trata de una condición que "tampoco rompe nada" del acuerdo ya alcanzado en la mesa de diálogo social, ha dicho Esteban, quien ha apuntado que ese acuerdo intersectorial ahora "está colgado de un hilo" y por ello se quiere blindar porque para el PNV es un marco de relaciones laborales "fundamental".

El portavoz del Grupo Vasco ha considerado que el Gobierno, para aprobar la reforma laboral, necesita dos mayorías, una en la mesa de diálogo social y otra en el Parlamento, que "es donde está la representación popular".

Que la reforma laboral se quiera aprobar por decreto ley, ha indicado, "lo puedo entender", pero los partidos políticos "algo tendremos que decir". En ese sentido, ha asegurado que "algunas pequeñas modificaciones" al acuerdo como la planteada por el PNV son "perfectamente asumibles". Con esos "pequeños retoques", ha subrayado, "no se cae el mundo, ni para los empresarios ni para los sindicatos" y tampoco se va a crear, ha opinado, ningún problema con los criterios expresados por Europa.

Esteban ha manifestado, sobre la reivindicación de la gestión del ingreso mínimo vital, que el PNV está "acostumbrado a cómo suele ser este juego" de la relación con el Gobierno, pero "indigna" que acuerdos ya cerrados "no se lleven a cabo". Ambos gobiernos ya están negociando este extremo, pero tener que "insistir" en este tema, ha resaltado, "no es bueno para nadie".

Sobre el autor de esta publicación