Caso Tándem

El tribunal rechaza suspender el juicio a Villarejo por sus problemas de salud, pero aplaza su intervención hasta septiembre

La Audiencia Nacional quiere "preservar" así la marcha del juicio para "evitar una suspensión prolongada"

Villarejo declara en la Audiencia Nacional por el caso 'Tándem'

Imagen de archivo de Villarejo en la Audiencia Nacional

La Audiencia Nacional ha rechazado suspender las sesiones previstas la semana que viene del juicio al excomisario José Manuel Villarejo tras haber sufrido "un accidente vascular cerebral", si bien aplaza su intervención y la de su abogado a septiembre, "si su salud así lo permitiera".

La sección cuarta de la Sala de lo Penal ha tomado esta decisión para "preservar la marcha del juicio" y "en aras de evitar una suspensión prolongada" que exceda el límite de los 30 días fijados por la ley, "que podría provocar la nulidad de lo actuado".

Villarejo, de 71 años, solicitó la suspensión del juicio hasta septiembre tras sufrir un "accidente vascular cerebral con paresia" en un ojo, "cefalea grave y limitación funcional severa del movimiento del ojo" que le produjo visión doble, párpado del ojo derecho caído y "fotofobia que le impide estar en zonas iluminadas y aturdimiento generalizado", según el escrito que presentó.

El tribunal ha rechazado suspender las cuatro jornadas previstas la semana que viene, pero ha aplazado la intervención de Villarejo y su abogado, que presentará sus conclusiones definitivas en septiembre.

De este modo, la próxima semana elevarán a definitivas las conclusiones del resto de defensas y después se dará paso a los informes finales, comenzando la Fiscalía Anticorrupción.

Así, dice el tribunal, no se paraliza el juicio y se exime a Villarejo de acudir a las sesiones. Una decisión, apunta, que además de no perjudicar al excomisario, "se antoja más respetuosa con los derechos de los demás coacusados, en especial, a un juicio sin dilaciones indebidas".

En cualquier caso, la Sala acuerda que Villarejo sea reconocido por el médico forense con anterioridad a las sesiones del mes de septiembre.

En su auto, los magistrados aluden a los informes del médico forense, que consideró que en principio no existía "accidente cerebrovascular agudo" y no vio obstáculos a que Villarejo pudiese seguir las sesiones por videoconferencia.

Tras ese primer informe, la defensa del excomisario aportó un nuevo certificado médico que apreciaba alteración del equilibrio y marcha y de coordinación del lenguaje en Villarejo con secuelas como falta de concentración, atención y memoria, y advertía de su imposibilidad física de seguir visualmente de forma continuada una videoconferencia por la visión doble que presenta.

El médico forense realizó entonces un nuevo informe que aludía a una "incongruencia en el diagnóstico" dado por los diferentes médicos, que no diagnosticaron el accidente cerebrovascular cuando fue a urgencias, de modo que recomendó una exploración al excomisario o, en su caso, que sea reconocido por los Servicios de Neurología del Sistema Público de Salud.

En este primer juicio por 'Tándem', Villarejo se enfrenta a 83 años de cárcel por los trabajos que habría hecho en 'Iron, 'Land' y Pintor' por encargo de particulares, empresarios y un despacho de abogados.

Sobre el autor de esta publicación