ACOSO Y MACHISMO

El Sindicato Estudiantes pide a la UCM que rompa el contrato con el Colegio Elías Ahuja por "promover la cultura de la violación”

El sindicato ha convocado una manifestación el lunes para "defender unas universidades y vidas libres de violencia machista y fascista"

EFEConcentración convocada por el Sindicato de Estudiantes en protesta por los gritos machistas de residentes del Colegio Mayor Elías Ahuja

Un grupo de alumnas del Sindicato de Estudiantes se han concentrado para pedir que la Universidad Complutense de Madrid (UCM) rompa su contrato con el Colegio Mayor Elías Ahuja por los gritos machistas, y también para anunciar la convocatoria de una manifestación de protesta el próximo lunes.

Con un enorme cartel de "Fuera machistas y fascistas de la universidad”, las activistas que se han concentrado este viernes en la Ciudad Universitaria reclaman, además de romper “inmediatamente” el contrato con el Colegio Mayor, que se expulse a todos los jóvenes que participaron en el vídeo y se incorpore una asignatura de educación sexual en el sistema educativo.

Un vídeo grabado la noche del domingo y que se ha viralizado muestra cómo uno de los residentes de ese colegio se asoma a una de las ventanas y desde allí, a gritos, insulta a las estudiantes del cercano Colegio Mayor Santa Mónica.

Corala Torres, secretaria general del Sindicato de Estudiantes que acoge a más de 40.000 alumnos de toda España, ha criticado que la Universidad Complutense “tenga contratos con un Colegio Mayor que promueve la cultura de la violación”.

Es algo inaceptable. Es una manada de agresores sexuales. Si decimos que el machismo es algo grave, queremos un castigo ejemplar. La mayoría de las chicas jóvenes que hemos visto el video sí nos hemos sentido ofendidas”, ha dicho.

El comportamiento de estos estudiantes, que ha levantado la indignación ciudadana, al parecer es parte de una tradición entre ambos colegios, aunque en años anteriores no ha ido precedido de los insultos machistas de esta semana, según fuentes del colegio mayor.

Una de las medidas, según las activistas, que podría ayudar a evitar estos insultos machistas, es eliminar la segregación entre hombres y mujeres en las instituciones educativas.

La manifestación está convocada el lunes 10 de octubre a las 11 horas, a la salida del metro Ciudad Universitaria para "defender unas universidades y vidas libres de violencia machista y fascista".

Según indica el Sindicato de Estudiantes en una nota de prensa, "no es la primera vez que este Colegio Mayor es noticia. En otro vídeo grabado hace unos años se puede ver otro grupo haciendo cánticos fascistas, el saludo nazi y gritando sin tapujos Sieg Heil".

Este centro tiene "una larga trayectoria de violencia y acoso contra las mujeres y, lo más vergonzoso, es que esté adscrito a la Complutense. ¿Cómo es posible que una Universidad pública avale este tipo de comportamientos y, en la práctica, proteja a estos agresores en potencia?", concluye la nota.

"Las novatadas están sancionadas por ley"

El presidente del Consejo de Colegios Mayores Universitarios de España, Juan Muñoz, ha advertido de que las novatadas están "sancionadas y reguladas" por la Ley de Convivencia Universitaria.

"Son inaceptables. Las novatadas están absolutamente perseguidas, prohibidas por los regímenes internos y por las residencias", ha señalado a Europa Press Muñoz, después de que esta semana se haya hecho viral en redes sociales un vídeo en el que se ve a alumnos de un colegio mayor de Madrid pronunciando gritos machistas contra otras jóvenes.

En concreto, en el vídeo se ve a alumnos del Colegio Mayor masculino Elías Ahúja amedrentando a sus vecinas del CMU Santa Mónica --femenino-- profiriéndoles gritos como "ninfómanas", "putas" y "os vamos a follar".

Aunque no cree que la Ley de Convivencia Universitaria hable "específicamente de gritos machista", el presidente del Consejo de Colegios Mayores ha asegurado que sí que castiga "una serie de actitudes", por lo que la Fiscalía "ha abierto diligencias". "La Fiscalía habrá visto indicios de ilegalidad y una vez que los analice tendrá que tomar sus propias decisiones", ha precisado.

En este contexto, ha afirmado que ese tipo de actitudes "no ocurren en el día a día" de los colegios mayores: "En mi colegio mayor el 51% son mujeres y están indignadas como no puede ser de otra manera. Como es natural, no quieren que se insulte".

Los hechos ocurridos en el Colegio Mayor Elías Ahúja, según ha explicado Muñoz, "es un ritual que se produce" y, en su opinión, "ampararse en la tradición es totalmente inaceptable". "Son actitudes machistas y fuera de lugar en una sociedad plural", ha sentenciado.

Entre los motivos por los que ha pasado esto, el presidente de la entidad ha apuntado que "hay una parte de la juventud, que son mayores de edad y que han pasado por el sistema educativo español en el que se transmiten una serie de valores, que sigue teniendo este tipo de actitudes".

Entre las medidas que se deberían tomar ante este tipo de sucesos, Muñoz ha abogado por, primero, "sancionar a los que han hecho lo que no debe" algo que, no obstante, "no soluciona el problema". Por ello, ha defendido atajar el problema a través de "planteamientos educativos".

"Hay muchísimos colegios que esto lo llevan haciendo mucho tiempo. Es tremendo, por supuesto que sí, pero no es el día a día de los colegios mayores", ha manifestado el presidente de la organización en declaraciones a Europa Press.

En referencia a las declaraciones de las alumnas, que han asegurado no sentirse ofendidas por los gritos de los jóvenes, Muñoz ha optado por "ser muy respetuoso" con lo que las jóvenes opinan, aunque no comparte la opinión que sostienen. "Un insulto es un insulto independientemente de quién lo reciba y cómo se lo tome. Pero las palabras que dicen son muy graves", ha concluido.

Concretamente, jóvenes residentes del colegio mayor femenino del CMU Santa Mónica y de otros cercanos, increpadas por los alumnos del Colegio Mayor masculino Elías Ahúja, han asegurado no sentirse ofendidas. "Hay un perdón por parte de ellos y no hace falta llevarlo más allá", coinciden en señalar.

Algunas de las alumnas han trasladado a los medios de comunicación que la acción "se está sacando de contexto" y que hay una "buena relación" entre los colegiales. "Es un pique que siempre ha habido", ha valorado una de ellas.

Otra estudiante ha indicado que "hay que informarse de cómo empieza todo" y que no se debe "crucificar a nadie". "Hay un perdón por parte de ellos y no hace falta llevarlo más allá", ha subrayado.