Ley Trans

El PSOE se planta con la 'ley trans': o cede a sus enmiendas Irene Montero o no saldrá adelante

Los socialistas dicen que han buscando un equilibrio en sus propuestas y, sobre todo, seguridad jurídica para no repetir los errores de la ley del 'sólo sí es sí'

El PSOE se planta con la 'ley trans': o cede a sus enmiendas Irene Montero o no saldrá adelante

EFELa ministra de Igualdad, Irene Montero; la ministra de Industria y Turismo, Reyes Maroto; la ministra de Política Territorial, Isabel Rodríguez, y la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en un acto institucional hace unos días

El PSOE ha decidido poner pie en pared en sus planteamientos para reformar la denominada 'ley trans' y está dispuesto a que si la ministra de Igualdad, Irene Montero, no apoya sus enmiendas, no respaldará la aprobación de este proyecto de ley.

Fuentes socialistas indicaron que el PSOE no amplió el plazo de enmiendas a la 'ley trans' por retrasar la ley, como se dijo en su día. En el PSOE y en el Gobierno muchas personas trabajaron en enmendar la ley que salió del Consejo de Ministros, con un debate muy intenso y con muchas dudas hasta dónde se podía llegar. De hecho, se plantearon propuestas desde el Grupo parlamentario, el partido y el propio Gobierno y se tardó en consensuar las enmiendas internamente, porque había posiciones distintas.

Finalmente, ganó una posición intermedia. No se cuestionaba la autodeterminación de género -lo que enfadó a una buena parte del feminismo del PSOE-, pero sí se actuaba en determinados aspectos de la ley, fundamentalmente en temas de menores, y en otras cuestiones para garantizar la seguridad jurídica de la norma ante los más que previsible recursos ante el Tribunal Constitucional por parte de PP y Vox.

Entre otras enmiendas, el PSOE proponía eliminar la posibilidad de que los mayores de 14 años y menores de 16 años para presentar su solicitud de cambio de sexo deban contar con autorización judicial. Hay además otra serie de enmiendas, la mayoría referidas a menores, con las que el PSOE pretende un texto más garantista.

Además, el PSOE quiere eliminar la analogía que el texto hace entre la violencia intragénero con la violencia de género, entendiendo que la violencia contra las mujeres no es equiparable.

Y, aunque estas son las más llamativas, en total el PSOE ha presentado 37 enmiendas que dan un vuelco al texto en el ámbito del empleo, de adopciones, reparación del daño, etc.

El PSOE, no obstante, se abre a negociar aspectos de sus enmiendas, pero en modo alguno va a renunciar a ellas y algunos planteamientos que considera esenciales en su posicionamiento político. Eso sí, las fuentes consultadas indican que ahora le toca ceder a la ministra de Igualdad y cambiar su planteamiento de no tocar una coma del texto que salió del propio Gobierno.

“No caben posiciones inmovilistas”

La vicesecretaria general del PSOE, María Jesús Montero, ya advirtió este lunes que no caben posiciones inmovilistas en referencia a la posición de Unidas Podemos de no aceptar las enmiendas del Grupo Socialistas, y afirmó que el objetivo de su partido es “perseguir el interés general y dar seguridad jurídica a esta ley”, dijo. Lo ocurrido con la ley del 'sólo sí es sí' también está pesando a la hora de que los socialistas se mantengan en esta posición.

El PSOE en este asunto tiene la sartén por el mango, ya que sin sus votos no se aprobaría la ley, que ya cuenta con el voto en contra de PP y Vox, además de otros grupos parlamentarios de la Cámara Baja. Eso sí, la ley y la posición de Unidas Podemos es apoyada por prácticamente todos los socios parlamentarios del Gobierno, es decir, PNV, ERC o Bildu.

Este argumento lo utilizó este lunes Irene Montero para reprochar a los socialistas que se unan con los partidos de la derecha precisamente para recortar derechos, pero no sería el caso porque nunca PP y Vox votarían dicha ley ni con las enmiendas del PSOE. Es decir, o hay ley con las enmiendas del PSOE o no habrá ley.

En todo caso, lo que es seguro es que la 'ley trans' no estará aprobada antes de final de año, en contra de lo que pretendía la ministra de Igualdad. Más allá de que los dos socios de Gobierno solucionen sus diferencias en torno a esta ley, no llegará al pleno del Congreso -que el pasado jueves recuperó su capacidad de aprobación final de la norma que le había quitado la Mesa del Congreso- como muy pronto hasta el próximo mes de febrero.

Sobre el autor de esta publicación

Manuel Sánchez | Corresponsal Político

Manuel Sánchez (Cáceres, 1967) es periodista y escritor. Trabajó 22 años en el diario EL MUNDO, primero en información judicial y desde el año 2000 se especializó en información política sobre el PSOE y el Gobierno. Tras un año en eldiario.es, de 2014 a 2021 estuvo en el área política de Publico.es. Es autor de los libros: "Las noticias están en los bares" y "Yolanda Díaz, la dama roja".