El País Vasco podría pedir el estado de alarma para la comunidad si los datos epidemiológicos no mejoran

El delegado del Gobierno en Euskadi afirma sin embargo que el estado de alarma "no es una garantía total" para frenar la pandemia

Josu Erkoreka

El vicelehendakari primero y consejero de Seguridad del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, ha asegurado este miércoles que Euskadi podría pedir el estado de alarma para la comunidad en caso de que los datos epidemiológicos no mejoren en las próximas semanas. El País Vasco lleva 10 días en un lento retroceso de la incidencia acumulada y pese a ello, hasta ahora, el lehendakari, Iñigo Urkullu, lo había descartado. Sin embargo, Erkoreka ha asegurado este miércoles que "no se cierra ninguna posibilidad".

Sin embargo, el delegado del Gobierno en Euskadi, Denis Itxaso, ha afirmado este miércoles que el estado de alarma "no es una garantía total" para frenar el avance de la pandemia, como lo demuestra el hecho de que Euskadi haya sido "una de las zonas más perjudicadas de Europa" en cuanto a contagios, estando bajo el estado de alarma.

En una entrevista concedida a Euskadi Irratia, Itxaso ha recordado que el estado de alarma es "una herramienta inusual" y que el Gobierno ha considerado que, teniendo en cuenta la evolución actual del proceso de vacunación y que la media de la tasa de incidencia acumulada en España es "muy baja", el estado de alarma "no es la herramienta a utilizar en estos momentos", ya que ecisten "herramientas suficientes en las comunidades autónomas y en la legislación para responder a esta situación".

En su opinión, el estado de alarma "ya ha hecho lo que debía hacer, es una fase que ya ha terminado", y en estos momentos "debemos utilizar otras herramientas diferentes". En este sentido, ha destacado que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, "lo lleva repitiendo una y otra vez desde hace un mes y medio, y no se puede decir que es una decisión de última hora".

"En esta última ola hemos sido una de las zonas más perjudicadas de Europa, y eso ha sucedido bajo el estado de alarma, es decir, el estado de alarma no asegura que vayamos a hacer las cosas mejor en el día a día. Es cierto que te da una seguridad jurídica para establecer algunas restricciones, pero no es una garantía total, y no hay más que ver los números que hemos tenido en la última ola", ha afirmado.

En este sentido, el delegado del Gobierno en Euskadi ha considerado que "no estamos en situación de culpar al resto permanentemente, sino de que cada uno afronte su situación, sepa qué ha hecho bien y qué no tan bien, y realice una gestión lo más correcta posible con los mecanismos y herramientas de las que dispone".

Asimismo, ha destacado que también es el momento de tener en consideración "la velocidad del proceso de vacunación" que, según ha dicho, "afortunadamente en estos momentos es signifcativa" en Euskadi, para decidir las restricciones a establecer, y que, "viendo que la que quizás es la parte más vulnerable de la población ya está vacunada, debemos utilizar otras herramientas".

Sobre el autor de esta publicación